Pilotos 2012-2013: Parte IV – Elementary

ELEMENTARY

Los jueves en CBS
Puntuación: 6/10

Hace unos meses, algunos veíamos The Amazing Spider-man con una de las sensaciones de déjà-vu más alarmantes de los últimos años. El lapso de tiempo entre el temprano reboot del superhéroe de Marvel y la primera de las películas de Sam Raimi es de apenas una década. Tiempo suficiente para que haya surgido una nueva generación sin capacidad de memoria a la que por lo visto hay que dárselo todo mascado. Algo parecido ocurre con Elementary (sustituyendo “nueva generación” por “el espectador medio norteamericano” según las networks), que no se ha esperado a que finalice la británica Sherlock para entrar en escena, y ha decidido convivir con ella, arriesgándose a las inevitables comparaciones. Las diferencias con la serie de Mark Gatiss y Steven Moffat son a priori destacables. O cuanto menos, llamativas. Cambio de género para el ayudante de Holmes y nueva ciudad en la que ambientar los misterios. Pero en el fondo, que John Watson sea Joan Watson y que la acción transcurra en Nueva York en vez de Londres no cambia de ningún modo la historia o los personajes que tan bien conocemos. Y, ¿cuántas versiones de lo mismo necesitamos a la vez?

Lo que lastra en mayor medida el conjunto no es solo la comparación con Sherlock (de la que la serie de CBS sale muy escaldada) o también con la reciente revisión cinematográfica del mito literario por parte de Guy Ritchie, sino la total ausencia de pasión con la que se ha acometido el proyecto. Una pena, teniendo en cuenta que precisamente la pasión (o la locura, tanto monta, monta tanto) es una de las principales características de Sherlock Holmes. A juzgar por su piloto, puede que Elementary no sea más que una ‘serie de crímenes por resolver’ al uso, un clásico procedimental. En este sentido, haber convertido a Sherlock Holmes en un sucedáneo de los personajes contemporáneos basados en él (House, Castle) es el verdadero crimen. Eso sí, la factura de la serie es exquisita. Los anocheceres en Nueva York han lucido pocas veces tan bonitos en la televisión. Una pena que esto se vea perjudicado por un guión aturullado y falto de ritmo que no logra captar el interés del espectador, y mucho menos causar intriga por el desenlace del caso en cuestión. Con todo, y a pesar de este primer paso en falso, pienso otorgar a Elementary el beneficio de la duda y darle algo de tiempo, sobre todo porque el verdadero misterio que entraña la serie para mí es ver cómo el material original se adapta al formato serial con temporadas de más de 20 capítulos.

Quizás la culpa de que Elementary resulte tan fría y plana sea de los responsables de contratar a Jonny Lee Miller y Lucy Liu como sus protagonistas. Alguien debió pensar que con tomarse la (polémica) licencia de cambiar de género a Watson, la química estaría resuelta, y los actores serían lo de menos. Esto me recuerda enormemente a la primera temporada de Episodes, serie de Showtime sobre la adaptación de una serie británica a la televisión estadounidense, cuya co-protagonista lesbiana pasa a ser heterosexual en pro del juego de las expectativas románticas con la audiencia. Al convertir a Watson en una mujer se sacrifica el tan explícito y divertido juego subtextual de las películas de Ritchie, o la fuente inagotable de slash fiction que es Sherlock, para llevar la historia a terreno Bones. Espero equivocarme y que la pregunta “¿se liarán o no?” que tanto gusta a la audiencia no tenga tanta importancia como vaticino. En cualquier caso, mi principal problema con Joan Watson no es que sea una mujer (ha sido un ratón en el cine, a ver por qué no va a poder tener otro sexo), sino que tenga la cara de Lucy Liu. Si Jonny Lee Miller es un Holmes de saldo, lo de Watson es de apaga (la tele) y vámonos. Probablemente la January Jones de X-Men: Primera Generación sea más expresiva que Liu. Y por culpa de este Sherlock al que le queda grande el disfraz, y esta querida Watson que bien podría ser sustituida por un plumero y nadie se daría cuenta, la fascinante dinámica entre los dos personajes -uno de los elementos de las historias de Sir Arthur Conan Doyle que más ha trascendido a la cultura popular actual- se va al garete. Efectivamente, no hay chispas entre Holmes y Watson, no hay conexión, no hay comedia. Y eso, antes que cualquier licencia, debería ser lo elemental.

Pilotos 2012-13: Parte I – Animal Practice, Go On y The New Normal
Pilotos 2012-13: Parte II – Ben and Kate, Guys With Kids y The Mindy Project 
Pilotos 2012-13: Parte III – Revolution
Pilotos 2012-13: Parte IV – Elementary
Pilotos 2012-13: Parte V – Last Resort y The Mob Doctor
Pilotos 2012-13: Parte VI – The Neighbors y Partners
Pilotos 2012-13: Parte VII – 666 Park Avenue y Vegas
Pilotos 2012-13: Parte VIII – Chicago Fire, Made in Jersey y Nashville

Etiquetas: , , ,

Deja un comentario

Get Adobe Flash player
Abrir la barra de herramientas