Pilotos 2012-13: Parte I – Animal Practice, Go On y The New Normal

ANIMAL PRACTICE

Los miércoles en NBC
Puntuación: 6/10

Tener un puñado de series aclamadas por la crítica, reconocidas por la Academia y generadoras de culto no es suficiente para NBC. Por eso, la cadena se ha propuesto renovar su oferta cómica a base de series más accesibles, con el propósito de encontrar un público más amplio. Hay que llenar las arcas, y no basta con tener sus series en las listas de mejores comedias o series de culto de Entertainment Weekly y demás publicaciones especializadas. Hace falta descongelar esos desastrosos índices de audiencia. Lo entendemos, es comprensible. Pero, ¿de verdad era necesario bajar tantísimo el listón? Cuando uno ve Animal Practice piensa “¿en serio ESTO ha salido adelante? Vaya, deben estar desesperados”. Eso es, NBC parece creer que cuanto más tonta y ridícula sea la serie, más amplio va a ser su público. Y bueno, pretendería ofenderme, pero estaría siendo bastante hipócrita. Mirad The Big Bang Theory por ejemplo.

Sin embargo, Animal Practice no es un desastre sin remedio. De hecho, presenta bastantes coincidencias con puntales de la cadena como The Office o Parks and Recreation, series que dándoles el tiempo adecuado han desarrollado todo su potencial más allá de las expectativas iniciales. La acción se centra en el lugar de trabajo, un hospital veterinario cuya plantilla está formada por el más variopinto grupo de caricaturas humanas. Como las comedias mencionadas, Animal Practice ejercita el humor bizarro, sin complejos y sin contención, y en este sentido, creo que es el estreno más arriesgado de la cadena. Sí, más que The New Normal, mucho más. George Coleman (Justin Kirk) es mitad doctor Dolitte, mitad presentador de documentales de National Geographic (o de Animal Kingdom, que sería la referencia que usaríamos si fuéramos yanquis), un prodigio veterinario que ama a los animales, pero odia a sus dueños, que pretende arreglar las vidas de los demás usando sus conocimientos del mundo animal, pero no sabe cómo arreglar la suya. En definitiva, un personaje casi shondiano.

Soy consciente de que es un tópico gastadísimo, además de una excusa barata para justificar ‘placeres culpables’, pero Animal Practice no se toma en serio en ningún momento, y eso es lo que la salva de la quema. La serie funciona sorprendentemente bien como parodia del drama médico televisivo (“Este es el mejor hospital veterinario del país”), y tiene para al menos dos o tres temporadas de buena química entre personajes y muchas animaladas de las que nos reiremos en secreto. Aunque claro, dudo mucho que llegue a la temporada completa. Por último, y aunque me dé algo de vergüenza reconocerlo, la mona Crystal (el mono camello de Resacón en Las Vegas y Annie’s Boobs en Community) es muy grande. Yo me quedo un par de capítulos más a ver si la serie me da lo que me ha prometido con su piloto, pero sobre todo por ver a Crystal en acción. ¿Veis? No podía ofenderme con la NBC. Ella me da monerías y yo se las río.

 

GO ON

Los martes en NBC
Puntuación: 6,5/10

Matthew Perry is back! Y te lo dice veinte veces, muy emocionado e histriónico, a lo largo del piloto de Go On. Se agradece el entusiasmo, Matthew. Después de ver escenas sueltas del episodio a lo largo del verano, tuve la impresión de que Perry estaba agotadísimo y le costaba la vida actuar. Me equivocaba. El que siempre será Mr. Cherendler Bong está en forma, y acomete este proyecto con ganas e ilusión. De acuerdo, sigue sin deshacerse de sus manierismos chandlerianos –caso perdido-, pero no importa, Matthew Perry is back!

Go On cuenta la historia de Ryan King (Perry), un popular periodista deportivo que lleva un mes de baja tras la muerte de su mujer. Ansioso por volver a ponerse delante del micrófono, King debe pasar primero por una terapia de grupo para superar su pérdida. Lo mejor del piloto de Go On es el grupo de personajes rotos y  esperpénticos que asisten a la terapia con él. Vaya vaya, NBC sigue recurriendo al modelo Community después de todo. Al igual que Animal Hospital, Go On se esfuerza en construir un ecléctico grupo de personajes excesivos y caricaturescos que, cómo no, acabarán demostrando que la familia se encuentra en los lugares más inesperados. No está mal del todo. Las escenas de grupo funcionan muy bien, son divertidas, tienen ritmo, corazón, y ya desde el comienzo se alcanza el tono de comedia adecuado, algo que no se puede decir de muchas sitcoms.

Otro de los fuertes de Go On es la química entre Perry y Laura Benanti (una debilidad personal desde que la vi en The Playboy Club), que interpreta a la consejera del grupo. En realidad, todo el reparto está muy bien escogido. Tenemos por ejemplo a la grandísima e infravalorada cómica Julie White (Transformers), y a Tyler James Williams (el Chris de Everybody Hates Chris) en papeles que pueden dar mucho de sí. El problema principal de Go On, es que si en efecto sigue adelante, no sabemos hacia dónde puede dirigirse. La gracia de la serie está en las sesiones de terapia, pero el protagonista dejará de necesitarla en algún momento. ¿O no?

 

THE NEW NORMAL

Los martes en NBC
Puntuación: 5/10

Y para terminar, el último engendro de Ryan Murphy. The New Normal aterriza en NBC con ganas de hacer ruido. Un concepto teóricamente revolucionario, las escopetas montadas contra la intolerancia, la homofobia, el republicanismo. Después de poner voz -cantarina- a los apestados sociales e inadaptados adolescentes en Glee, Murphy sigue tratando de conquistar las cadenas generalistas con su particular -y atrofiada- visión de la realidad, contribuyendo en gran medida a que la ficción en abierto sea cada vez más arriesgada, sacando la lengua a la censura. “Me desmayo al ver una vagina. Parecen caras de tarántula”. Estupendo.

The New Normal es, efectivamente, un producto Murphy “normal”, canónico, de autor, vaya. Nada “nuevo” bajo el sol. Premisa llamativa -una pareja de homosexuales busca vientre de alquiler-, un grupo de personajes algo excéntricos y ocasionalmente excesivos, provocación y ausencia de ritmo y lógica interna, todo al servicio del discurso reivindicativo de Murphy, el Sorkin de lo soez. La moralina que ahogó Glee ya desde su segundo episodio -una pena de potencial malgastado, después de ese excelente piloto- no solo está presente en The New Normal, sino que es la base de toda la propuesta. Construye personajes empalagosamente buenos y los opone a personajes imposiblemente malos, para que estos articulen el mensaje de la manera más conveniente para el autor, cayendo constantemente en lo forzado, lo artificial. Y como de costumbre, sin demasiado interés por la coherencia.

Claro que, en ocasiones, la causa es mucho más importante que el vehículo que la transmite. Y este es el caso de The New Normal, una serie necesaria. Murphy busca la normalización a través de la visibilidad, y eso es completamente loable. Ya no se trata de que la sociedad acepte al homosexual, sino que se reconozca su derecho de formar una familia, y de presumir de ella en el parque. Y no hay manera de abanderar esta causa sin poner toda la carne en el asador, sin entonar una vez más el “We’re here! We’re queer! Get used to it!”, esta vez añadiendo un “¡y venimos con bebés!”. Will Truman, Jack McFarland, los chicos de Queer As Folk, Cam y Mitchell y ahora David y Bryan: ya sabemos que sin ellos no hay normalidad, que nadie se rasgue las vestiduras. Esperemos que esta vez Muprhy sepa controlar su monstruo, y The New Normal no caiga en la prostitución de sus protagonistas. No queremos que David y Bryan se conviertan en las nuevas mascotas de la televisión estadounidense, que para monos de feria ya tenemos Animal Practice.

Pilotos 2012-13: Parte I – Animal Practice, Go On y The New Normal
Pilotos 2012-13: Parte II – Ben and Kate, Guys With Kids y The Mindy Project 
Pilotos 2012-13: Parte III – Revolution
Pilotos 2012-13: Parte IV – Elementary
Pilotos 2012-13: Parte V – Last Resort y The Mob Doctor
Pilotos 2012-13: Parte VI – The Neighbors y Partners
Pilotos 2012-13: Parte VII – 666 Park Avenue y Vegas
Pilotos 2012-13: Parte VIII – Chicago Fire, Made in Jersey y Nashville

Etiquetas: , , , , ,

Comentarios (4)

 

  1. Ana dice:

    Tras dos episodios, soy fan de The New Normal. Es cierto que los personajes son demasiado maravillosos y estupendos, pero a mi me parecen entrañables. Ya les he cogido cariño.
    Y si, es una serie que nos quiere hacer tragar un mensaje por narices, pero es un mensaje que me gusta, así que lo voy a aceptar.
    De las tres que has analizado, me quedo con mi frenemy Murphy.

  2. Samu dice:

    Pues a mi Go on me ha gustado mucho!! Animal practice la quité a la mitad y con The New Normal… pues me pasa como con todo lo que hace Murphy: me espanta y me atrae a partes iguales.

  3. David Sancho dice:

    Yo Go on la detesté desde el primer momento y no conseguí ni aguantar el segundo episodio. 2/10
    Animal practice me aburrió pero no la odié, pero no la veo durando mucho. 5/10
    A The new normal iba predispuesto a odiarla ya que odio a Ryan Murphy y todo lo que hace, pero resulta que de estas tres es la que más me ha gustado, sin llegar a emocionarme claro. 6/10.

  4. Bertoff dice:

    Yo le tenía ganas a The New Normal, básicamente porque también me parece una serie necesaria como tú bien dices. El piloto en sí la verdad es que me pareció bastante forzado y poco creíble en todo su contenido, pero en definitiva es eso, un piloto que necesita venderse y eso es lo que hace, quizá en extremo. Ya el segundo capítulo me ha gustado bastante más, el frenesí del piloto consigue frenarse y eso se agradece. Además, confieso que con las referencias explícitas a Grey Gardens (maravillosa caracterización de Little Edie por parte de la pequeña de la que aún no recuerdo el nombre) y of course la serie que actualmente ocupa gran parte de mi tiempo de visionado, Dynasty en ese divertido flashback del mariquita con pluma (tampoco recuerdo el nombre) y su maqueta de la mansión Carrington!! xD

    Personajes estereotipados sin duda pero a los que yo doy un voto de confianza. Rezo de verdad para que no acabe convertida en una Glee 2!! Ya sabemos que con Ryan Murphy no hay extremos, o adoras su trabajo o lo odias… yo odio Glee, adoro American Horror Story… veremos que suerte corre en un futuro The New Normal.

Deja un comentario

Get Adobe Flash player
Abrir la barra de herramientas