Nuevas series: cancelaciones, renovaciones y pronósticos

La temporada otoñal comienza por todo lo alto para las series norteamericanas. La mayoría de estrenos del último mes han cosechado buenas audiencias, augurando un año saludable para la ficción televisiva. Sin embargo, ya tenemos las primeras bajas en la parrilla. Centrémonos primero en las buenas noticias:

Hasta ayer, todas las series renovadas eran comedias y la mayoría de series canceladas se adscribían al género dramático. Primero se filtraba en la red la noticia de que The CW había decidido otorgar una temporada completa (de 22 episodios) a una de sus apuestas más fuertes de la temporada: Ringer. Poco después, la cadena confirmaba que además de Ringer, decidía renovar The Secret Circle y Hart of Dixie al menos hasta mayo (es decir, temporadas de 22 episodios también para ellas). De esta manera, las tres series de CW se convierten en los tres primeros dramas renovados, y se suman al resto de series con temporada completa asegurada, todas comedias de veinte minutos: New Girl, Up All Night, Whitney y 2 Broke Girls (esta última, mi favorita). Las audiencias de la CW suelen rondar los 2 millones de espectadores, sin embargo, ninguna de las tres series renovadas ha llegado a esa cifra en las últimas semanas, obteniendo todas un mero 0.8 de índice de audiencia. Entonces, ¿por qué se ha apresurado la cadena a renovarlas todas? Probablemente se trate de una estrategia para acallar las voces que hablan de crisis en la network. Pero también puede entenderse como un truco para ganarse la confianza de una audiencia que quizás se resistía porque ¿para qué molestarse en ver series que se cancelarán en breve? Es la manera que tiene la cadena de prometer no dejar colgada a su audiencia. Total, no tienen mucho que perder. Personalmente, creo que el plan funcionará y veremos aumentar las cifras.

No es una cancelación ni una renovación, pero podría significar cualquiera de las dos ocpiones: FOX ha anunciado fecha para el final de la primera temporada de Terra Nova, garantizando así la emisión de 13 episodios, cuya conclusión veríamos el 19 de diciembre. Lo cierto es que la serie no ha cosechado audiencias impresionantes y las críticas no son nada favorables (la mía es completamente destructiva), por tanto si la FOX ha decidido emitir una temporada completa quizás no deba tomarse como un indicio de renovación. Es oportuno recordar que esta tanda de episodios de Terra Nova lleva rodada desde hace un año y que la intención inicial de la cadena era emitirlos y ver qué pasaba después. Si la serie no remonta (algo que parece imposible a tenor de las mediocres audiencias y las malas críticas de su último episodio), el 19 de diciembre se emitirá su series finale.

Por ahora, la cadena con más bajas es la NBC, que ha demostrado tener de todo menos paciencia con respecto a algunas de sus nuevas series. Hace un par de semanas caía The Playboy Club, siendo la primera serie de la temporada en recibir el hachazo. Lo curioso es que unos días antes, el presidente de NBC, Bob Greenblatt, anunciaba su intención de mantener la serie en antena a pesar de las bajas audiencias, porque según él la serie necesitaba tiempo para asentarse y demostrar lo que valía. Dos días después, tras solo tres episodios emitidos, The Playboy Club se despedía definitivamente de la audiencia. La segunda cancelación de la temporada también provenía de NBC, que tras cuatro episodios y una abismal caída de las audiencias, echaba el cierre a Free Agents, la nueva serie de Hank Azaria. No son solo dos series de NBC canceladas, sino también dos series con Whedon Alumni en sus repartos (Sean Maher en The Playboy Club y Anthony Head en Free Agents) que no logran convencer a la audiencia, alimentando así la infame maldición whedon (cuya mayor representante es nuestra querida Summer Glau). A Morena Baccarin y a Alan Tudyk parece irles mejor con Homeland y Suburgatory respectivamente. Por otro lado, How to Be a Gentleman (CBS) ha sido desplazada a los sábados y ha detenido su producción, por lo que se considera muerta, a pesar de que la cadena no lo ha confirmado. Sería de esta manera la primera comedia cancelada, rompiendo la buena racha del género esta temporada.

Por ahora, estas son todas las decisiones que las cadenas han tomado con respecto a sus nuevas series. Sin embargo, es de esperar que en breve se pronuncien para confirmar las cancelaciones y las renovaciones que todos predecimos. El hacha está a punto de caer sobre Charlie’s Angels (ABC), que ha experimentado una caída progresiva en los índices, perdiendo 3 millones de espectadores con respecto a la audiencia de su episodio piloto. A otra serie de ABC, Pan Am, le espera un destino similar, con casi 5 millones de espectadores dados a la fuga. Por suerte, esto enseñará a las cadenas generalistas a no jugar a imitar a series únicas en su especie. Por desgracia, Pan Am nos gustaba mucho. Finalmente, a pesar de la tendencia a la baja de las audiencias (lógica tras la expectación inicial ante los pilotos), hay series que mantienen buenas cifras y que serán renovadas para una temporada completa en breve: Suburgatory, Person of Interest o Unforgettable por ejemplo.

*Última hora (22:51): Revenge y Suburgatory también han conseguido temporadas completas (fuente: Michael Ausiello).

El gran número de estrenos de la temporada no ha impedido que la audiencia seriéfila se pluriemplee y le dé una oportunidad a muchas series novatas. Sin embargo, a pesar de los números, el aire de decepción es generalizado. Aún nos quedan estrenos por ver antes de que acabe 2011, Grimm, Man Up Once Upon a Time (una de mis mayores apuestas), pero por si los implacables verdugos de las networks siguen cargándose series, la mid-season se encargará de hacer que nos olvidemos de ellas rápidamente. Para entrar en contacto con lo que nos tienen preparado, echad un vistazo a los estrenos de 2012. Pero antes, haced vuestras propias apuestas: ¿qué series sobrevivirán hasta mayo y cuáles serán las próximas en desaparecer? Para ayudaros con vuestros pronósticos, podéis consultar las audiencias actualizadas de todas las nuevas series en TV.com.

Terra Nova: para toda la familia… menos para mí

La pereza que me daba ponerme a escribir esta entrada es exactamente la misma que sentía antes de aventurarme con el piloto de Terra Nova, paradójicamente una de mis series más esperadas de la temporada. A priori, la serie de FOX lo tenía todo para captar mi atención: Steven Spielberg en la producción ejecutiva, ambición y riesgo por parte de la cadena, aventuras y ciencia ficción en una network, protagonista atractivo, y sobre todo, dinosaurios. Una vez visto el piloto (de doble duración), confirmo que Terra Nova no ha cumplido ninguna de sus promesas: ya sabíamos que Steven Spielberg es en este caso solo una etiqueta y no debería ser considerado factor (comparar esta patraña con Parque jurásico debería estar penalizado); la ambición es un arma de doble filo si no se es consciente de los límites que existen; para darnos esta ciencia ficción casposa y estas aventuras soporíferas, mejor dejar el género a las cadenas especializadas o, en definitiva, a los que saben hacerlo; Jason O’Mara será muy guapo, pero una rama haría su trabajo mejor; y los dinosaurios… no me hagáis hablar de los “dinosaurios”… Vergüenza debería darles. Sin lugar a dudas, Terra Nova es el estreno más ridículo y prescindible de todo lo que llevamos de temporada. La serie no tiene pinta de grower, así que abandonarla tras el piloto no me parece ni remotamente precipitado. A menos que los elogios acaben llegando con el tiempo (cosa que dudo enormemente), yo no pienso regresar al “paraíso”.

El error principal de Terra Nova es adscribirse por decisión propia al género “familiar”, una etiqueta que suele matar cualquier tipo de ambición creativa en este tipo de producciones. La ciencia ficción es un género muy adulto, a pesar de que desde hace un tiempo está principalmente pensada para niños grandes. El riesgo de Terra Nova a la hora de abordar cuestiones universales, así como el compromiso delegado en sus dilemas morales es nulo. Y en este sentido, el lóbrego mensaje de advertencia a la humanidad en el que estas producciones se suelen cimentar está horriblemente empañado por un impuesto y artificial sentimentalismo. La serie deja atrás el pesimismo cuando tiene la más mínima oportunidad y decide convertirse en una suerte de Lost con dinosaurios (hasta tiene su versión de Los Otros). Y es entonces cuando parece apoyarse en un repugnante pseudo-humor familiar que culmina en la abominable escena final (con un croma que casi hace sombra al de Ringer). Como ya ocurriera con Kyle XY, cuya premisa nos interesó hasta que vimos la serie, y más reciente con Falling SkiesTerra Nova no es más que un montón de niños jugando a hacer ciencia ficción.

“Genesis” nos sumerge en un universo de clichés del género, tanto argumentales como visuales. Sin embargo, el afán explicativo al inicio de la serie es descorazonador. El piloto se preocupa en exceso por la posibilidad de confundir (y por tanto, no enganchar) al espectador y nos lo da todo bien mascado. La historia es enormemente predecible, y los conflictos entre los personajes están metidos con calzador. La familia protagonista es probablemente el grupo de personajes más vacío y unidimensional que hayamos visto en mucho tiempo, y las sintéticas relaciones entre sus miembros contribuyen a romper el pacto con el espectador, que ya había empezado a resquebrajarse, como muy tarde, al ver a la niña en la mochila. Cuando es tan complicado creerse (y soportar) a los personajes y sus conflictos personales, claudicar con una historia con tantísimos agujeros narrativos es imposible. Terra Nova debería haberse estrenado en ABC Family, o incluso Disney Channel. De esa manera muchos ni nos habríamos molestado. Y eso que nos habríamos ahorrado.

Adelantos 2011-2012: Terra Nova

“Welcome to paradise”

FOX arriesga. Y esa es una de las razones por las que a menudo sus series no funcionan de la manera esperada. Eso, y que la propia cadena no termina de confiar en el potencial de sus nuevas apuestas. Con Terra Nova pueden ocurrir dos cosas: que se convierta en el fenómeno televisivo del año -algo dudable, teniendo en cuenta la cantidad de sucedáneos de Lost ya desterrados de la memoria colectiva- o que fracase por no ser capaz de aguantar las exigencias de la ciencia ficción y su naturaleza de superproducción -me temo que la serie corre el riesgo de caer en el ridículo. Con suerte, puede que lo que FOX tenga preparado no sea más que una serie de aventuras sin más parafernalia que la acción más pura y el espectáculo de altísimo presupuesto, y que de esta manera, la serie atraiga a fieles con ganas de pasar un buen rato, sin más. Por tanto, cabe una tercera posibilidad: que Terra Nova se asiente como una apuesta sólida para toda la familia y que FOX la trate como tal.

Avalada por el Dios del género de aventuras, Steven Spielberg -en este caso, y como viene ocurriendo desde hace tiempo en televisión, solo una etiqueta- Terra Nova contará con 13 episodios iniciales, rodados en Australia el otoño pasado. La FOX encargó el lote completo, en lugar de un piloto, por obvias razones presupuestarias. Y por las mismas razones, su estreno en mayo de este año fue pospuesto hasta la nueva temporada otoñal, alterando considerablemente las expectativas y aumentando la impaciencia del personal. La historia de Terra Nova está ambientada inicialmente en la Tierra de 2149, cuando toda forma de vida se encuentra en peligro de extinción. Para salvar a la raza humana, la ciencia desarrolla un portal que permite viajar 85 millones de años atrás en el tiempo. Comienza así la colonización de Terra Nova, liderada por Jim Shannon -un insoportablemente guapo Jason O’Mara-, padre de familia barra héroe. La presencia de los dinosaurios -a ver cómo nos explican por qué viajar a esa era- hace la tarea más difícil. Suena estúpido, ¿verdad? Y quizás lo sea. Pero prefiero no juzgar antes de ver el primer episodio. Puede que nos llevemos una sorpresa.

Con ecos de Battlestar Galactica -colonias interespaciales-, Perdidos -ver plano de éxodo sacado directamente de la serie de Abrams-, Minority Report, A.I. Inteligencia Artificial -los diseños de producción de la serie recuerdan enormemente a ambas-, y por supuesto, Parque jurásico, Terra Nova se revela como una de las series más ambiciosas de la historia de la televisión norteamericana. Los efectos especiales jugarán un papel crucial en la suerte de la serie. Que no veamos apenas dinosaurios en el tráiler puede responder a la necesidad de crear expectativas, pero también a no generar prematuras reacciones negativas -el cuellilargo que aparece a la mitad me da muy mala espina. Sin embargo, lo más importante es contar con una historia que garantice la fidelidad del espectador, y el próximo 26 de septiembre comprobaremos si Terra Nova nos ofrece algo más que espectáculo visual y efectos digitales.