Crítica: The Disaster Artist

the-disaster-artist

Si no habéis visto The Room, ya estáis tardando, porque es imprescindible para disfrutar The Disaster Artist a todos los niveles. La llaman la peor película de la historia y se ha convertido en un título de culto, sobre todo en Estados Unidos, un fenómeno que ha ido creciendo desde su (auto)estreno en 2003 hasta llenar sesiones interactivas de medianoche al estilo de The Rocky Horror Picture Show. La historia detrás de The Room es tan increíble como la película en sí, y James Franco, que es muy dado a indagar en la realidad con su cine para explorar el lado más excéntrico del ser humano (ahí tenéis King Cobra como prueba), era quien tenía que contarla.

Franco se pone detrás y delante de la cámara en The Disaster Artist para intentar desentrañar el enigma de Tommy Wiseau, el “artista desastre” cuya mente indescifrable concibió The Room, y mostrarnos los entresijos del rodaje de una película que contó con un presupuesto de seis millones de dólares que, a día de hoy, se desconoce de dónde salieron, aunque no en qué se gastaron (entre otras cosas, Wiseau compró el equipo en vez de alquilarlo, rodó simultáneamente en digital HD y 35mm y corrió con los gastos de la premiere).

Mientras descubrimos alucinados el making of de las que ya son algunas de las frases más míticas del cine (“You’re tearing me apart, Lisa!”, “I did not hit her! It’s not true! It’s bullshit! I did not hit her! I did naaht! Oh hi Mark”), Franco se mimetiza con Wiseau de manera pasmosa, adoptando su particular acento (se dice que de algún lugar Europa del este), sus ademanes y su tronchante risa desganada y casi nunca oportuna (carcajadas the-disaster-artist-posteraseguradas cada vez que se ríe), para componer el retrato de un lunático fascinante cuyo proceso creativo escapa al entendimiento. Transformándose por completo en Wiseau y humanizando al personaje, Franco lleva a cabo un trabajo interpretativo sublime. Nunca ha estado mejor.

Lo acompaña su hermano, Dave Franco, que interpreta a Greg Sestero, uno de los protagonistas de The Room y autor del libro en el que se basa The Disaster Artist. Aunque la interpretación de James es más llamativa por la naturaleza marciana del personaje, el pequeño de los Franco también lleva a cabo su mejor actuación hasta la fecha, aportando la necesaria nota de cordura para anclar emocionalmente el relato. Y además de los hermanos Franco, el film cuenta con un reparto fantástico que incluye a los habituales de la comedia USA (Alison Brie, Seth Rogen, Megan Mullally, Judd Apatow) y cameos por doquier (qué placer volver a ver a Melanie Griffith en otra película sobre cine trash, después de la genial Cecil B. Demente).

The Disaster Artist es una absoluta maravilla dentro del subgénero del cine dentro del cine, una cinta divertídisima, brillante, y a ratos conmovedora que nos habla sobre un artista inclasificable (porque dudamos que lo sea) y una amistad forjada y condicionada por el sueño (atrofiado) de Hollywood. Una de las mejores películas del año.

Pedro J. García

Nota: ★★★★½

Crítica: Autómata

IMG_0426.jpg

Texto escrito por David Lastra

¿Sueñan los Antonios con Melanies eléctricas? Lejos de parecer el titular de una nueva entrega de #LaHoraRosadeFNVLT esa es a grandes rasgos la premisa de la nueva película de Antonio Banderas y la que podría ser la última que le una a Melanie Griffith. Pero aparquemos el morbo de la ruptura del verano y hablemos de lo que realmente importa: Autómata, la nueva obra de Gabe Ibáñez (Hierro).

Antonio Banderas cumple al encarnar a Jacq Vaucan, un Josef K cualquiera, alienado por su trabajo y por su vida familiar. En su día eligió ser un agente de seguros de robots y se casó con una mujer, actualmente embarazada, pero todo eso ahora mismo no le hace sentir nada. El nihilismo de Vaucan agobia y empatiza con el espectador desde el primer momento. No sabe qué hacer, ni tampoco sabe dejarse llevar por los acontecimientos. Un prólogo bastante bien construido, nos coloca en medio de una distopía a medio camino entre la novela La carretera de Cormac McCarthy y los suburbios del Distrito 9 de Neil Blomkamp. La huella del realizador sudafricano es notable en Autómata, tanto que Ibáñez incurre en errores similares al realizador de Elysium. En ambos casos, las premisas son, si no genuinas, cuanto menos interesantes, pero se van diluyendo en una sucesión de tópicos y algún que otro estropicio a la hora de resolver 041751conflictos, especialmente en el caso de algunos secundarios que más que aportar a la trama, sólo sirven para maquillar el reparto, como es el caso de Dylan McDermott (American Horror Story) en Autómata o lo fue el de Jodie Foster en Elysium (esperemos que Hugh Jackman y Sigourney Weaver no se unan a la lista con Chappie).

Pero no todos van a ser palos para Autómata, si el trabajo de Blomkamp se ha llevado unas cuantas candidaturas a los Oscar, Ibáñez se merece cuanto menos algún que otro aplauso. Su pulcritud sucia a la hora de filmar es inusual. Posee una tecnicidad y una visión dentro del fantástico nunca antes vista en España y superior a los últimos productos europeos. El universo que ha ideado para este film es un regalo visual para todo amante del género. Desde la ciudad nocturna à la Blade Runner hasta el agobiante e interminable desierto por el que se adentra el protagonista, pasando por los autómatas rebeldes que dan título a la película. Además, su película nos sirve para recuperar a la mismísima Honey Whitlock, o lo que es lo mismo Melanie Griffith. Su participación (doble para aquel que vea la película en versión original) no nos proporciona ninguna lección de interpretación, pero sí un simpático guiño y un personaje que podría haber dado mucho más a la cinta. Esperemos que este papel y el advenimiento de su hija Dakota Johnson (Ben and Kate) como reina del sado para cutres en 50 sombras de Grey haga que nuestra Melania vuelva a tener interés por el celuloide (y que sea recíproco).

Autómata es una fábula existencialista con un envoltorio de primera y un esqueleto de saldo. Una verdadera pena con lo bien que pintaba.

Valoración: ★★½

¡Concurso! Consigue ARMAS DE MUJER en Blu-ray

 Este concurso ya ha finalizado. Atentos a fuertecito no ve la tele para futuros concursos.

working girl

20th Century Fox Home Entertainment sigue editando en Blu-ray su catálogo de clásicos remasterizados, y en enero le toca el turno al clásico de los 80 ARMAS DE MUJER (Working Girl), ya a la venta en nuestro país. Para celebrar este lanzamiento y agradeceros vuestro apoyo incondicional, Fox y fuertecito no ve la tele os queremos dar la oportunidad de conseguir totalmente gratis una copia de la película, dirigida por Mike Nichols y protagonizada por Melanie Griffith, Harrison Ford y Sigourney Weaver.

Para participar, lo único que tenéis que hacer es responder a la siguiente pregunta:

¿CUÁL ES VUESTRO TRABAJO SOÑADO?

Podéis participar de dos maneras:

1. Respondiendo a la pregunta en esta entrada
2. Respondiendo en ESTA FOTO de la página de Facebook de fuertecito no ve la tele

Si participáis en los dos sitios tenéis más oportunidades de ganar.

Bases:

armas de mujer– De entre todos los participantes elegiremos a un ganador (via Sortea2) que se llevará totalmente gratis 1 copia de Armas de mujer Blu-ray (foto). El ganador la recibirá en su casa sin ningún gasto por su parte.

– El participante debe incluir su correo electrónico en el formulario de respuesta del blog (no aparecerá público) y se recomienda firmar con nombre y apellido (los pseudónimos son válidos). En Facebook no es necesario.

– Sólo contará una participación por dirección IP, las respuestas desde la misma IP con distinto nombre serán marcadas como spam. En Facebook solo se podrá participar una vez por cuenta personal.

– El plazo para participar en el concurso finaliza el jueves 22 de enero de 2015 a las 23:59 (hora peninsular española). El ganador será anunciado a partir del día siguiente en la página de Facebook de fuertecito no ve la tele.

– Concurso válido sólo para España (península e islas).

fuertecito no ve la tele se reserva el derecho de modificar o anular el concurso si fuera necesario.

¡Mucha suerte!

 

Belleza, inteligencia, encanto. Tess McGill (Melanie Griffith), lo tiene todo. De hecho, tiene todo lo que hace falta para triunfar excepto el corte de pelo adecuado, la ropa adecuada y lo más importante de todo, el trabajo adecuado. Atrapada durante demasiado tiempo trabajando en un pool de secretarias, Tess decide darle un giro a su vida. Cuando su clasista y seductorajefa (Sigourney Weaver) se rompe una pierna esquiando, Tess toma, literalmente, su lugar, incluyendo su casa, su gigantesco despacho con increíbles vistas y sus vestidos de 6.000 dólares. Convenientemente disfrazada, Tess se alía con un, inteligente y muy atractivo, inversor de Wall Street (Harrison Ford) y juntos idearán un negocio que puede lanzar a Tess a la fama o hundirla para siempre.

Contenidos adicionales del Blu-ray:

-Trailer para cines
– Anuncios para televisión: “Sé mi secretaria, “La mujer al mando” y “Muy famosa”