Crítica: Jurassic World – El reino caído

Jurassic World llegó en 2015 para revitalizar la saga creada por Steven Spielberg y sorprendió a todo el mundo convirtiéndose en una de las películas más taquilleras de la historia. El reboot dirigido por Colin Trevorrow y protagonizado por Bryce Dallas Howard y el omnipresente Chris Pratt dio comienzo a una nueva trilogía cuya segunda entrega llega este año a los cines. El español J.A. Bayona (El orfanato, Lo imposible, Un monstruo viene a verme) recoge el testigo de Trevorrow (que permanece en la franquicia como guionista y productor) para dirigir Jurassic World: El reino caídouna aventura jurásica más oscura que se mantiene fiel a la saga, pero a la vez la mueve hacia nuevos lugares.

Han pasado tres años desde los terribles acontecimientos que llevaron a la destrucción del nuevo parque temático y complejo turístico de Jurassic World. Isla Nublar ha sido abandonada por el hombre, y los dinosaurios sobreviven como pueden, mientras un volcán que se creía inactivo entra en erupción, amenazando con acabar con toda la vida en la isla. Ante una posible nueva extinción de los dinosaurios, las autoridades deciden no actuar y dejar que la naturaleza siga su curso.

Claire Dearing (Howard), ahora líder de un grupo de activistas defensores de los derechos de los animales, se embarca en un viaje de regreso a Isla Nublar junto a una doctora (Daniella Pineda) y un técnico informático (Justice Smith) para salvar a los dinosaurios. Para llevar a cabo su plan, tendrá que contar de nuevo con la ayuda de Owen Grady (Pratt), que sigue manteniendo un vínculo especial con Blue, el inteligente raptor al que crió en el parque, y que está desaparecido en la jungla. Cuando llegan a la isla, la expedición descubre una conspiración que podría poner en peligro el planeta entero.

La primera mitad de Jurassic World: El reino caído transcurre en Isla Nublar y nos conduce por itinerarios muy conocidos de la saga. Volvemos a la zona cero para encontrarnos las ruinas de Jurassic World amontonándose sobre los vestigios que quedan del antiguo Parque Jurásico. Es por tanto un doble ejercicio de regresión el que realiza Bayona, continuando la nueva historia que se presentó en 2015 a la vez que mantiene el espíritu del clásico original de Spielberg. Al igual que Tevorrow, Bayona deja patente su amor por la saga en cada plano, ya sea con las mil y una referencias al pasado, como mediante el tratamiento de la historia, en el que se nota mucho la mano orientadora de Spielberg.

La sensación de déjà vu es muy fuerte a lo largo de todo el metraje, con planos, situaciones y giros argumentales que nos remiten directamente a las dos primeras entregas de la saga (las que dirigió Spielberg). Aunque el guion se esfuerza en justificar el regreso a Isla Nublar, la película no puede evitar caer en múltiples agujeros narrativos y, sobre todo, en la repetición, ya que las posibilidades después de cuatro películas empiezan a ser muy limitadas. Por eso, la segunda mitad sirve para romper el molde. En una trama similar a la de El mundo perdido (con la que establece muchos paralelismos), la acción se traslada a Estados Unidos, concretamente a la enorme mansión de Benjamin Lockwood (James Cromwell), la persona que ideó Parque Jurásico junto a John Hammond. Allí, Jurassic World empieza a dejar atrás el pasado para mirar al futuro.

Lo que hay hasta llegar a ese intenso clímax es un trepidante y estruendoso espectáculo de acción a la altura de lo que se espera de ella. Bayona pone su pericia técnica y su excelente gusto para lo visual al servicio de una película llena de secuencias impresionantes y planos construidos con mucha atención al detalle (su manejo del espacio y la oscuridad para crear tensión es brillante). El reino caído incluye algunos de los set pieces de acción más ambiciosos de toda la saga (la huída de Isla Nublar deja clavado en la butaca) e imágenes para el recuerdo (el último plano en Isla Nublar es precioso y devastador), los efectos digitales han mejorado con respecto a la anterior -las criaturas son más realistas y esta vez se han usado más animatronics, lo cual se agradece-, y los dinosaurios dan más miedo que nunca (aunque se pasen buena parte del metraje sedados y en jaulas). De hecho, El reino caído es la entrega con más terror de la saga Jurassic.

Sin embargo, el espectáculo se ve ocasionalmente lastrado por un guion inconsistente y lleno de tópicos, villanos peores incluso que el de Jurassic World y un componente de thriller de conspiración con el que la película quizá se toma demasiado en serio a sí misma. En El reino caído no falta la diversión propia del cine de monstruos y catástrofes, pero el film aspira a ser algo más, y no siempre lo consigue. Se nota que Bayona está tras las cámaras, no solo por la mansión llena de secretos y la presencia de Geraldine Chaplin, sino también por cómo intenta insuflar emoción al terror y la fantasía. Lo hace recuperando los dilemas morales planteados por Ian Malcolm (Jeff Goldblum en un pequeño cameo), convirtiendo a los dinosaurios en personajes, explorando la conexión entre Owen y Blue o con el nuevo personaje infantil (Isabella Sermon). El problema es que las emociones no siempre resultan genuinas (quizá por su empeño en subrayarlas siempre tanto), como tampoco suficientes para cubrir las carencias del guion, a pesar de que el reparto hace un buen trabajo dotando de alma humana a una historia un tanto mecánica y falta de lógica. Especialmente Pratt, esta vez con el factor canalla rebajado, y Howard, heroína con agallas y corazón (y calzado más cómodo).

Aun con sus fallos, la película cumple de sobra su papel como entretenimiento escapista y blockbuster estival, y satisfará a los fans de Parque Jurásico, a los que recompensa con numerosos guiños cómplices. Al igual que con Jurassic World, es recomendable no buscarle los tres pies al Rex y dejarse llevar. El reino caído se disfruta más cuanto menos se piensa y más se siente. Si uno entra, el buen rato está garantizado.

Después de cuatro películas, el asombro que Spielberg creó con la primera Parque Jurásico ya es imposible de reproducir, por eso es un acierto que hayan buscado la manera de insuflar nueva vida a la franquicia, aunque antes de introducir el verdadero cambio hayan repetido el mismo esquema otra vez. El final de El reino caído abre todo un mundo de opciones, dejando entrever un futuro con implicaciones escalofriantes y muchas posibilidades para la saga, y sobre todo, abriendo la puerta para que esta sea libre y, por fin, evolucione.

Pedro J. García

Nota: ★★★½

¡Concurso! Consigue ‘American Horror Story Asylum’ en DVD

Este sorteo ya ha finalizado. Atentos a fuertecito no ve la tele para futuros sorteos.

American Horror Story Asylum

Ya es Halloween. A los fastos habituales, disfraces, dulces y películas de miedo, este año podemos añadir una nueva tradición: ¡Maratón de American Horror Story!

Para ello nos llega justo a tiempo la segunda temporada de la serie de Ryan Murphy, ya a la venta en DVD en España. American Horror Story Asylum, de la cadena FXfue de lo más fuertecito de la pasada temporada televisiva. No podremos (ni queremos) olvidar a la Hermana Jude, a la Hermana Mary Eunice, a Bloody Face o a Lana Banana, protagonistas de una de las series más impactantes, absorbentes y provocativas de los últimos años.

Para que completéis vuestra videoteca con esta serie imprescindible, ¡fuertecito no ve la tele y 20th Century Home Entertainment España os dan la oportunidad de conseguir AMERICAN HORROR STORY ASYLUM totalmente gratis!

PARA ENTRAR EN EL SORTEO de una copia en DVD de AMERICAN HORROR STORY ASYLUM lo único que tenéis que hacer es dejarnos un comentario en esta entrada respondiendo a la siguiente pregunta:

Si estuvierais en una sala de reuniones con Ryan Murphy y los ejecutivos de la Fox ahora mismo, ¿qué idea/s les daríais para la cuarta temporada de American Horror Story (la última en la que participará Jessica Lange)?

Asylum

También podéis participar desde la página de Facebook de fuertecito no ve la tele. El funcionamiento es el mismo, tenéis que dejarnos un comentario en ESTA FOTO respondiendo a la pregunta planteada en esta entrada. Participar en ambos sitios duplica las oportunidades de conseguir el premio (podéis copiar y pegar vuestra respuesta de aquí, no hace falta responder dos veces).

De entre todos los participantes en el blog y en Facebook se elegirá a un ganador atendiendo a criterios de originalidad, creatividad y contenido (no de extensión, podéis ser breves o extenderos cuanto queráis). Este recibirá en su casa una copia de AMERICAN HORROR STORY ASYLUM en DVD sin coste alguno por su parte.

No olvidéis incluir vuestro correo electrónico en el formulario de respuesta (no aparecerá público, no os preocupéis).

Podéis participar desde ya mismo hasta el próximo domingo 10 de noviembre de 2013 a las 23:59 (hora peninsular española). El ganador será anunciado a lo largo del lunes 11 de noviembre de 2013 en nuestra página de Facebook (aseguraos de que sois seguidores para estar al tanto de todo).

AHS Evan Peters

Importante: concurso exclusivo para residentes en territorio español.

AHS carátulaLa 2ª temporada de American Horror Story, titulada ‘Asylum’, ya está a la venta en España. La aclamada serie (nominada a 17 Premios Emmy en 2013) presenta en su segundo año una historia completamente nueva:

En esta ocasión, la serie está ambientada en 1964 y transcurre en Briarcliff, una institución mental para perturbados mentales que anteriormente fue un hospital para tuberculosos. El manicomio está dirigido con mano de hierro por la hermana Jude Martin (Jessica Lange), a la que acompañan algunos de los actores de la temporada anterior, como Sarah Paulson, Lily Rabe, Evan Peters y Zachary Quinto. A este extraordinario elenco se unen otros intérpretes de la talla de James Cromwell, Joseph Fiennes, Adam Levine, Chloë Sevigny, Clea Duvall y Jenna Dewan.

En el asilo, la falta de cordura se mezcla con los deseos prohibidos y una maldad aterradora… Este peligroso cóctel se traduce en que se produzcan abducciones extraterrestres,  posesiones diabólicas o la presencia del peligroso psicópata conocido como “Cara Sangrienta”.

El DVD de American Horror Story Asylum cuenta con los 13 episodios de la segunda temporada y los siguientes contenidos adicionales en su edición a la venta:

-Escenas inéditas

-El Celador

-¿Qué es American Horror Story: Asylum?

-Bienvenidos a la mansión Briarcliff

-Las criaturas

Asylum Lana Winters

American Horror Story Asylum es una de las series que ya forman parte del Panteón Catódico de fuertecito no ve la teleEstas son algunas de las razones, expuestas en el artículo “American Horror Story Asylum: La balada de Lana Winters“, en este blog:

“American Horror Story Asylum supone un salto de calidad enorme con respecto a la primera entrega de esta antología de terror. Más seria, poética y trascendental, preciosista y estéticamente arriesgada, pero también más demencial (lógicamente), bizarra y excesiva, Asylum es la prueba del éxito del formato. 13 episodios que conforman una historia cerrada, muy intensa, y sin cabos sueltos, que ha dominado el arte televisivo de la hibridación de géneros: nos ha sobresaltado, nos ha hecho retorcernos del asco, nos ha golpeado en las entrañas y en la conciencia, ha provocado la carcajada más loca, y en última instancia nos ha hecho partícipes del recorrido vital completo de unos personajes inolvidables. Celebración de la vida y la libertad, de la complejidad de la mente humana, de los derechos universales, y crítica al mal que aun sobrevive en nuestra sociedad, Asylum ha supuesto la consagración de Ryan Murphy -con la inestimable ayuda de su segundo de abordo Brian Falchuk– como algo más que un provocador y una fábrica de ideas”.

Si os habéis quedado con ganas de más, aquí tenéis artículos sobre la primera temporada, y la excitante nueva entrega, Coven, que acaba de dar comienzo batiendo récords de audiencia en Estados Unidos.

Espero con emoción vuestras ideas para la cuarta temporada de American Horror Story. Para inspiraros, os dejo con uno de los momentos más grandes que nos dio la tele la temporada pasada: The Name Game! ¡Mucha suerte a todos!

Especial Pilotos 2013-14 – Parte V

Betrayal ABC

Betrayal

Emisión: Los domingos en ABC

Opinión sobre el piloto: El caso de Betrayal es raro. Es un culebrón made in ABC que de alguna extraña manera escapa del tono habitual de la cadena. En lugar de una soap exagerada y artificial, Betrayal empieza de manera contenida, pausada, incluso elegante y sensual. El núcleo de la serie es una infidelidad, y lo cierto es que el tema está tratado con bastante clase, evitando los clásicos recursos baratos de la cadena para enganchar al espectador. Quizás por eso Betrayal no termina de cuajar, porque no es lo suficientemente buena como para ser considerada un drama de calidad, ni lo suficientemente mala como para disfrutarla como un culebrón al estilo Revenge.

Por estar en esa tierra de nadie, Betrayal se ha ganado la indiferencia de la audiencia norteamericana, y nace abocada a la cancelación, en la misma franja horaria que fracasó hace un años 666 Park Avenue (con la que guarda más de una similitud, dejando a un lado que aquella era un drama sobrenatural). El piloto de Betrayal puede provocar bostezos, pero al menos no nos da dentera como otras series de este corte. Ayuda que los actores hagan un buen trabajo a pesar de la poca pasión que desprende el proyecto. Destaca una creíble y natural Hannah Ware, capaz de transmitir muy elocuentemente los complejos sentimientos de una mujer abocada a la infidelidad. Aunque también tenemos a James Cromwell, Stuart Townsend y Henry Thomas (Elliott de E.T.). Es una pena que el talento de un reparto tan competente sea malgastado con una historia tan insulsa.

Puntuación: 5,5/10

Razones para quedarse: Hannah Ware.

Razones para abandonar: No merece la pena invertir tiempo en algo en lo que evidentemente no se ha invertido esfuerzo. Sobre todo porque será cancelada y nos quedaremos a medias.

 

We Are Men

We Are Men

Emisión: Los lunes en CBS

Opinión sobre el piloto: ¿Sexo en Nueva York protagonizado por cuatro hombres? ¿Entourage fuera de Hollywood? Suenan a descripciones más o menos acertadas de lo que es We Are Men, pero también más generosas de lo que se merece. Esta nueva sitcom single-cam de CBS eleva ligeramente de categoría la oferta cómica de la cadena (basada esencialmente en comedias enlatadas), pero solo en apariencia. El reparto es interesante (ahí están Tony Shalhoub, Kal Penn y el más divertido de todos, Jerry O’Connell) y la factura muy cuidada, sin embargo, en el fondo no es más que otra comedia de baja estofa bombeada por el sexismo más embrutecido (pobres mujeres asiáticas, qué mal paradas están saliendo este año en la tele) que además parece tener la mecha muy corta.

Desde el mismo título hasta el último de sus chistes, We Are Men se pavonea orgullosa de ser una comedia de tíos, deudora de Resacón en Las Vegas, pero para todos los públicos (qué peligro). Después de ser abandonado por su novia en el altar, Carter (Christopher Nicholas Smith) conoce a tres hombres que viven una segunda juventud después de una serie de fracasos amorosos. Los tres se convierten en mentores de Carter, formando un equipo para el que la principal prioridad es mojar el pajarito. Como premisa puede funcionar a cierto nivel (uno en el que nos pillen bajos de defensas), pero no da para mucho más. We Are Men tiene un par de momentos simpáticos (el final del piloto arregla bastante lo que hemos visto hasta ese momento) pero se agotará pronto y se convertirá en un déjà vu continuo, como si lo estuviera viendo ya.

Puntuación: 4,5/10

Razones para quedarse: Jerry O’Connell, el único personaje que me ha hecho reír (un poco) durante todo el piloto.

Razones para abandonar: Todo lo demás.

 

LIZA LAPIRA, REBEL WILSON, LAUREN ASH

Super Fun Night

Emisión: Los miércoles en ABC

Opinión sobre el pilotoSuper Fun Night es diametralmente opuesta a We Are Men. Es una comedia con un gran corazón bombeado por mujeres. Pero también es el vehículo de lucimiento más evidente de este año. A Rebel Wilson llevamos un par de años viéndola en el cine (destacó en Bridesmaids), pero su gran breakthrough llegó con la película de culto Pitch Perfect (en España Dando la nota). Desde entonces, Rebel se ha hecho un gran nombre a base de apariciones en late nights. Era cuestión de tiempo que alguien le encargase una serie. Super Fun Night está creada y producida por la propia Rebel, al más puro estilo Fey-Kaling-Dunham, y en ella interpreta al personaje público en el que se ha convertido, con los mismos mohínes, la misma presencia marciana e infantil, esa Aubrey Plaza versión amable que ha conquistado a muchos.

Aunque el piloto no desate carcajadas precisamente no es un mal arranque para la serie. Rebel es la estrella, pero se ha rodeado de actores que la complementan estupendamente, formando un elenco bastante coral que desprende química y amistad. La de Kimmie Boubier (o boob-ier) es la clásica historia de superación protagonizada por una víctima de bullying a la que deseamos ver dominar sus miedos y triunfar en la vida. Este acertado enfoque despierta la simpatía de la audiencia, buscando la complicidad con Rebel y sus compañeras de piso, las no menos marcianas Liza Lapira y Lauren Ash, con las que forma un simpático trío de misfits. Por ahora, más que Super Fun Night, la comedia de ABC es Semi Fun Night, pero con algo de tiempo podría ganarse el “Super” con creces.

Puntuación: 6,5/10

Razones para quedarse: Super Fun Night es lo más parecido a Don’t Trust the B—- in Apartment 23, así que no nos viene mal a los que aun lloramos la pérdida de la serie de Krysten Ritter. También puede gustar a los fans de Bridesmaids (referente más que evidente para la serie).

Razones para abandonar: Que Rebel Wilson no sea santa de tu devoción (aunque he de decir que a mí nunca me ha resultado especialmente graciosa y aun así Kimmie me ha caído muy simpática).

 

ironside

Ironside

Emisión: Los miércoles en NBC

Opinión sobre el piloto: Ironside es el remake de la serie policíaca del mismo título emitida durante ocho temporadas entre las décadas de los 60 y 70 en NBC. La cadena del pavo, que parece más falta de ideas que nunca este año, recurre a su propia historia para reciclar un antiguo éxito que, según el panorama actual, no tiene absolutamente nada que ofrecer. Ironside, la historia de un agente de policía de Nueva York que sigue ejerciendo su profesión a pesar de quedar postrado en silla de ruedas, no es más que un procedimental aburrido cuya falta de originalidad no recae en el hecho de que sea un remake, sino en que es exactamente igual que las doscientas series policíacas que hemos visto (o que hemos evitado) en los últimos años.

Blair Underwood (el Idris Elba falso) interpreta al protagonista, Robert Ironside, y no es que lo haga mal, es que no sabe cómo hacerlo. La confusión es la tónica general del piloto, y él la personifica a la perfección. Ironside podría ser un personaje interesantemente complicado, pero se queda en insípido y tedioso. Como suele ocurrir con este tipo de series, el piloto sirve de ejemplo de cómo serán todos los episodios, con su desarrollo predecible que parece haber sido escrito por un programa generador de argumentos de procedimental. Así que viéndolo ya hemos visto toda la serie.

Puntuación: 3,5/10

Razones para quedarse:  Que estéis faltos de una serie para planchar. Pero lo dudo, porque hay demasiadas.

Razones para abandonar: Todas. Yo de hecho me he saltado 10 minutos del episodio, cosa que no suelo hacer nunca, para ir directo al final y no volver a verla nunca más.