Cult of Chucky: Amigos hasta el final [Reseña y sorteo]

cult-of-chucky

“Wondua pabin dambela wondua pabin dambela!” Ese cántico infernal se nos quedaba grabado en la mente en 1988, cuando Don Mancini Tom Holland (el director, no el nuevo Spider-Man) daban a conocer a una de las criaturas más adorablemente terroríficas del cine de los últimos 30 años, Chucky, en la primera película de la saga Muñeco diabólico (Child’s Play). Este pelirrojo infante de plástico habitado por un sádico asesino en serie ha provocado pesadillas y divertido a los fans del slasher y el cine de psicópatas a lo largo de siete entregas. La última, Cult of Chucky llega directa a vídeo (como la anterior, La maldición de Chucky), con síntomas de renovación y clara intención de seguir estirando la vida de la franquicia.

Cult of Chucky es continuación directa de La maldición de Chucky. En ella nos reencontramos con Nica (Fiona Dourif), víctima y némesis del muñeco en la anterior película, internada en un psiquiátrico tras ser acusada de matar a toda su familia (no hace falta aclarar que en realidad fue Chucky, pero lo decimos por si acaso), siguiendo la estela de Pesadilla en Elm Street 3: Los guerreros del sueño, también ambientada en un manicomio. Cuatro años después de la masacre, Chucky reaparece en el internado, y esta vez no viene solo, sino que gracias a un nuevo hechizo, es capaz de cobrar vida en varios muñecos Good Guy, por lo que el peligro y la diversión se multiplican esta vez. Así, Chucky y su “secta” volverán a sembrar el terror, eligiendo esta vez como víctimas a los indefensos pacientes del psiquiátrico. Sin embargo, Nica no se quedará de brazos cruzados y aprovechará el regreso de su enemigo para buscar venganza por lo que le hizo.

Con La maldición de Chucky, el creador de Muñeco diabólico, Don Mancini, repetía como realizador después de dirigir la infravaloradísima La semilla de Chucky en 2004. Esta primera entrega de la saga que se lanzaba directa a vídeo suponía un nuevo comienzo, de la misma manera que lo hizo La novia de Chucky en su día, un reboot que dejaba atrás el humor más disparatado de los capítulos inmediatamente anteriores y volvía al terror adoptando un tono ligeramente más serio. Claro que la comedia siempre ha estado presente en las películas de Chucky, gracias a sus característicos chascarrillos y a las muertes, cada vez más exageradas y rebuscadas. Y bueno, también al mero hecho de que se trata de un muñeco pelirrojo de 60 centímetros vestido de niño cuyo pasatiempo favorito es apuñalar a todo el que se le ponga por delante. Sin humor, no funcionaría, y Cult of Chucky tiene de sobra.

cult-of-chucky-blu-rayLo mejor de esta nueva vuelta de tuerca a la saga es que Mancini se ha encargado de que avance devolviéndola a los orígenes, para el deleite de los más nostálgicos. Si en la anterior película nos sorprendían con el regreso de Andy, el niño de la primera parte (el mismo actor, Alex Vincent, retomaba el papel 25 años después de Muñeco diabólico), en Cult of ChuckyMancini sigue realizando un viaje por el pasado recuperando a la divertidísima Jennifer Tilly, y en una escena post-créditos a otro personaje que es mejor no desvelar, al que veremos seguro en la próxima película de la franquicia. Así es como Mancini renueva una vez más la saga sin ignorar su continuidad. Sí, la línea temporal y los acontecimientos son todo lo caprichosos y absurdos que cabe esperar, pero es una señal del cariño que tiene a su creación. Y no solo eso, sino que a la vez que echan la vista atrás, las nuevas películas son progresistas a su manera, con una protagonista femenina autosuficiente y varios personajes LGBT.

Por lo demás, Cult of Chucky da exactamente lo que los fans de esta saga conocen de sobra: comedia negra, espíritu trashanimatronics y efectos especiales tradicionales (aunque aquí también hay retoques digitales que no están mal del todo empleados) y gore, con bien de muertes violentas y macabras para sacar partido a su calificación Rated-R y contentar a los fans del slasher más retorcido. Cult of Chucky está ligeramente por debajo de su predecesora y su factura de telefilm le resta encanto, pero cumple de sobra su papel de divertimento ligero para una noche tonta, y gracias a su espíritu continuista sigue extendiendo una mitología de manera que, si el público lo demanda, podría durar muchos años más. Espero que los suficientes como para que el mejor personaje de la franquicia, Glen/Glenda (el hijo de Chucky y Tiffany), regrese del ostracismo para reclamar el lugar de honor que le pertenece.

Cult of Chucky ya está a la venta en España en formatos Blu-ray y DVD de la mano de Universal Pictures Home Entertainment. La película incluye los siguiente extras: Escenas eliminadas comentadas por el director y guionista Don Mancini. Dentro de la locura de Cult of Chucky. Las encarnaciones de Chucky. La casa de muñecas. Comentarios del director.

 

¡CONCURSO! Si queréis ganar una copia en Blu-ray de Cult of Chucky solo tenéis que dejar un comentario en esta entrada. Entre todos los que escribáis sortearemos la película al azar, y el ganador o ganadora la recibirá en su casa gratis. Concurso solo válido para España. Finaliza el viernes 24 de noviembre de 2017 a las 23:59h. ¡Suerte! [Este concurso ha finalizado. Atentos a la página de Facebook de FNVLT para más concursos].