[Reseña Blu-ray] 1917: la hazaña técnica de Sam Mendes

Se podría pensar que el cine bélico es un género de reglas inamovibles y escasa variedad, pero lo cierto es que a lo largo de las últimas décadas se ha demostrado que puede generar muchos tipos de películas gracias a cineastas que se han aproximado de formas muy diferentes al tema de la guerra, sus implicaciones y sus consecuencias.

El género está lleno de obras maestras como Senderos de gloria, Apocalypse Now, La chaqueta metálica, Platoon, La lista de Schindler, Salvar al soldado Ryan y un largo etcétera; también propuestas más orientadas al puro espectáculo de acción como Rambo, films de gran carga poética como La delgada línea roja o comedias dramáticas como Good Morning, Vietnam.

Y en los últimos años, el cine bélico ha seguido transformándose para dejarnos títulos más políticos y provocadores como La noche más oscura y En tierra hostil, la sátira ultraviolenta de Tarantino en Malditos bastardos o la envolvente experiencia inmersiva de Dunkerque, dirigida por Christopher Nolan. Precisamente con esta última es con la que más tiene en común la cinta bélica más destacada del año pasado, 1917, el último trabajo de Sam Mendes, que también convierte el tiempo en protagonista y nos zambulle en primera persona en el campo de batalla.

El director de American Beauty firma esta ininterrumpida odisea a contrarreloj ambientada en el apogeo de la Primera Guerra Mundial durante un solo día: el 6 de abril de 1917. El guion, escrito por Mendes y Krysty Wilson-Cairns (Penny Dreadful), está basado parcialmente en las historias que le contó al realizador británico su abuelo paterno, Alfred Mendes, quien participó en la Primera Guerra Mundial.

La historia sigue a dos soldados británicos, Schofield (George MacKay) y Blake (Dean-Charles Chapman), que se embarcan en una misión imposible: cruzar territorio enemigo en el menor tiempo posible para entregar un mensaje con el que evitar que 1.600 de sus hombres caigan en una trampa enemiga. Entre esos soldados se encuentra el hermano de Blake (Richard Madden), motivación extra para luchar hasta las últimas consecuencias y cumplir el objetivo que se les ha asignado.

Mucho se ha hablado de las maravillas técnicas de esta película ganadora de tres Oscar (fotografía, mezcla de sonido y efectos visuales). De la impresionante fotografía del mítico Roger Deakins (ganó su segundo premio de la Academia con ella), que nos regala planos de belleza sobrecogedora, de la excelente banda sonora compuesta por Thomas Newman, de sus efectos visuales (con dobles en 3D y la tecnología digital más puntera para recrear la realidad) y, por supuesto, de la magistral dirección de Mendes, que lleva a cabo un prodigioso plano secuencia simulado de dos horas. Así que lo único que me queda es unirme al elogio a la hazaña realizada, el apabullante trabajo de precisión que hay detrás de cada escena y el acabado impecable de la película.

Sin embargo, lo que no recibió tanta atención como merecía durante la pasada carrera hacia los Oscar fue la interpretación de George MacKay, que se deja la piel en un exigente reto físico y psicológico, pero fue casi completamente ignorado en los premios a pesar de estar espléndido. Su entrega absoluta al papel y la carga emocional de la que dota al personaje, sumido en un calvario por la supervivencia similar al de Leonardo DiCaprio en El renacido, hacen que la película no se quede en el mero alarde técnico, sino que se convierte en un viaje agotador que vivimos y sufrimos a través de él. MacKay es sin duda es uno de los actores a seguir de cerca de la nueva ola de talentos británicos.

No hay expresión más trillada en la crítica de cine que tour de force, pero en el caso de 1917, está más que justificado usarla de nuevo, porque eso es justamente la película, una intensa huída hacia delante, constante y sin apenas descanso, una proeza cinematográfica en la que todo funciona como un reloj suizo, ninguna pieza está puesta al azar, incluido el propio espectador.

1917 ya está a la venta de la mano de Sony Pictures Home Entertainment. La película está disponible en los siguientes formatos: 4K UHD, Blu-ray, edición limitada Blu-ray en caja metálica y DVD. Y llega acompañada de una gran cantidad de extras que ofrecen un vistazo tras las cámaras al complejo proceso creativo de la película, con entrevistas al reparto y equipo e imágenes del rodaje, detallando el diseño de producción, la fotografía o los secretos detrás del plano secuencia. Esta es sin duda una película ideal para ver en alta definición.

Estos son los contenidos adicionales que podréis encontrar en cada edición:

DVD:
• El peso del mundo: Sam Mendes – El cineasta narra su conexión personal con la I Guerra Mundial.
• Fuerzas aliadas: creando 1917 – Descubrimos cómo se ejecutó el rodaje en plano secuencia y 360º, así como el papel fundamental de Roger Deakins a la hora de materializar la visión de Mendes.
• Comentario con el director de fotografía Roger Deakins
• Comentario con el director y coguionista Sam Mendes

BLU-RAY (incluye todos los extras del DVD)
• La música de 1917 – El compositor Thomas Newman y el equipo de la película explican la importancia de la banda sonora en 1917.
• En las trincheras – Tras las cámaras con el reparto de 1917.
• Recreando la historia – El equipo de 1917 habla sobre los retos que supuso la recreación de la I Guerra Mundial desde el punto de vista del diseño de producción.

La EDICIÓN ESPECIAL LIMITADA EN CAJA METÁLICA (disponible en todos los puntos de venta hasta fin de existencias) incluye el Blu-ray y todos sus extras en un steelbook con diseño exclusivo.
La EDICIÓN 4K UHD + BLU-RAY cuenta con un disco 4K UHD que contiene tanto la película como todos sus extras en ultra alta definición. El combo incluye la película y los extras en Blu-ray.

Spider-Man Homecoming: El “chico” araña vuelve a casa

spiderman-homecoming-1

Spider-Man: Homecoming es el regreso a casa del Trepamuros en muchos sentidos: vuelve a Marvel, vuelve a la adolescencia y ahora vuelve también a los hogares con el lanzamiento de la película en España en DVD, Blu-ray y 4K Ultra HD y con múltiples ediciones.

Que “un gran poder conlleva una gran responsabilidad” es algo que Marvel Studios tiene muy claro. Sobre todo desde que llegó a su acuerdo con Sony Pictures para compartir a uno de los superhéroes más populares de todos los tiempos, Spider-Man. Con Capitán América: Civil War, el Trepamuros hizo su esperado debut en el Universo Cinemático de Marvel, después de dos franquicias y dos iteraciones diferentes (y muy recientes) bajo el techo de Sony. El gran crossover dirigido por los hermanos Russo llegaba abarrotado de superhéroes, pero el nuevo Hombre Araña se las arregló para destacar entre todos ellos. La introducción de Tom Holland en el UCM se saldó con una reacción muy positiva por parte del público, y la consiguiente expectación por ver cómo se desenvolvía en su primera aventura en solitario dentro de este universo en expansión.

Pues bien, continuando la racha imparable de Marvel Studios, Spider-Man: Homecoming aprueba con nota su primer curso. Dirigido por Jon Watts, este nuevo reboot nos lleva de vuelta a las aulas para presentarnos a un Peter Parker adolescente y descubrirnos cómo es su vida después de pelear por primera vez junto a Los Vengadores. Con Tony Stark (Robert Downey Jr.) y Happy (Jon Favreau) como mentores y supervisores, Peter regresa a la normalidad en su barrio de Queens, donde espera a que lo llamen para embarcarse en su próxima misión con los Héroes Más Poderosos de la Tierra. Pero esa llamada tan deseada nunca llega, por lo que el muchacho tendrá que explorar sus poderes y su nueva responsabilidad como justiciero enmascarado por su cuenta. Así, Peter deberá compaginar su vida como estudiante con su labor como superhéroe y hallar su propia identidad antes de poder unirse oficialmente a Los Vengadores. Por supuesto, sus problemas cotidianos y la irrupción en su vida de un villano, El Buitre (Michael Keaton), le dificultarán considerablemente la tarea.

spiderman-homecoming-2

Tal y como Kevin Feige, el mandamás de Marvel Studios, adelantó en su día, Spider-Man: Homecoming es la primera entrega en una saga que toma prestada la idea de una película por curso de Harry Potter. Por tanto, estamos ante el primer año de Spider-Man, el curso en el que todavía no tenemos muy claro quiénes somos, o cómo llegar a ser quienes queremos ser. Sin embargo, Homecoming no es exactamente una origin story, más que nada porque la película evita contarnos de nuevo el origen del Hombre Araña. En su lugar, la picadura de araña o la muerte del tío Ben se mencionan de soslayo, sin apenas darle peso en el relato, en lugar hacer que el espectador tenga que verlo por tercera vez en tan poco tiempo (tampoco esperéis oír el famoso lema con el que empieza esta crítica). El origen de Spider-Man es conocido por todos, así que Marvel se ha permitido obviarlo para centrarse en las novedades del personaje y su afiliación a Los Vengadores.

Y las novedades que plantea Homecoming son numerosas y sirven para reinventar el personaje y su historia a base de licencias creativas que, aunque la distancian de la versión más clásica, no traicionan su esencia. Para empezar, el nuevo traje de Spider-Man es un híbrido del uniforme clásico y la armadura de Iron Man que sugiere una variación más tecnológica del héroe arácnido (con IA incluido, Karen, voz de Jennifer Connelly). Los personajes a su alrededor también han cambiado con respecto a sus versiones más icónicas. La tía May (Marisa Tomei) ya no es la anciana de siempre, sino una AILF en toda regla, el bully Flash Thompson ahora tiene el aspecto de Tony Revolori (totalmente opuesto a su imagen tradicional), y no hay rastro de Mary Jane (¿o sí?), J.J. Jameson o el archienemigo más emblemático de Spider-Man, El Duende Verde. Todo esto responde a esa necesidad de hacer de esta aventura el Año Uno del que hablaba, un Primer Curso de la Escuela de Superhéroes de Queens, para esquivar así el hastío de la repetición antes de introducir todos los elementos más reconocibles del personaje, cuando este esté asentado en su nueva piel.

spiderman-homecoming-3

El rejuvenecimiento de Spider-Man aporta frescura y energía al Universo Marvel, con un planteamiento menos grandilocuente, rebajando la escala del peligro para no empezar la casa por el tejado y dejar espacio para tirarla por la ventana en el futuro de la franquicia. Por encima de todo, Spider-Man: Homecoming es una película de instituto, es decir, algo relativamente distinto a lo que hemos visto hasta ahora en el UCM. Y como tal, Watts y el equipo de Marvel han visto oportuno realizar con ella un homenaje al cine de John Hughes, el padre del cine teen moderno (El club de los cincoTodo en un día, La mujer explosiva). Homecoming es lo que sería una cinta de superhéroes si estuviera dirigida por Hughes. Estratificación social entre taquillas, dolores de crecimiento, geeks que se enamoran de la chica más guapa del instituto y se convierten en los héroes de la historia, alianzas amistosas ante la adversidad, escapadas a media noche por la ventana del dormitorio, el siempre trascendental baile anual… todo magnificado por las preocupaciones propias de la edad y el peligro de los villanos de cómic, y actualizado para adaptar los estereotipos del género a nuestros tiempos con un reparto más diverso (cabe destacar a Zendaya, que interpreta a la feminista Michelle, un homenaje directo al personaje de Ally Sheedy en El club de los cinco).

De hecho, más que el trepidante despliegue de acción, son las escenas del día a día en el instituto, la entrañable amistad entre Peter y Ned (Jacob Batalon), las clases, la imprescindible sala de detención, o las conversaciones con May (Tomei está espléndida y muy juguetona), lo que hace que Homecoming sobresalga (quien esto escribe echó de menos más escenas de este tipo). Si acaso, el único pero a este respecto (y no es pequeño) es el hecho de que los personajes femeninos tienen poco peso en la historia, siendo relegadas en todo momento a un segundo plano, algo que esperamos que se corrija en siguientes capítulos.

spiderman-homecoming-4

Volviendo a nuestro protagonista, en Homecoming Tom Holland confirma lo que ya sospechamos viéndolo verlo en Civil War: Es un Peter Parker perfecto. Puede que incluso el Peter Parker definitivo. Natural, ingenioso, hiperactivo, y muy divertido. A pesar de la participación de Tony Stark como reclamo o cebo para la audiencia (ojo, tampoco sale tanto y su presencia está bien justificada), es Holland quien lleva las riendas de la historia en todo momento, brillando tanto en las escenas cómicas como en las dramáticas (su mejor momento es el más vulnerable, solo, desesperado, intentando salir de debajo de los escombros, como en una de las viñetas más memorables del cómic). Pero como no hay héroe sin villano, hay que destacar también a Michael Keaton como Adrian Toomes, un malo de Marvel en condiciones, para variar. Rizando el rizo de lo meta al volver a hacer de hombre pájaro después de ser Batman e interpretar a un actor a la sombra del superhéroe que le dio la fama en Birdman, Keaton da vida a un villano más real, un enemigo con presencia, entidad y motivación, alejado del tópico del megalómano con sed de poder. Su enfrentamiento con Peter nos conduce a un clímax de gran tensión que, afortunadamente, no recurre a la destrucción de una ciudad o el enésimo fin del mundo, sino que transcurre a un nivel mucho más personal y dramático.

Eso sí, el factor espectacular está ahí, con ambiciosas e imaginativas escenas de acción que sirven como esqueleto narrativo y van aumentando progresivamente en asombro e intensidad. Los set pieces de Homecoming son sencillamente soberbios, especialmente el que tiene lugar en el obelisco de Washington, y también el que transcurre durante un accidente de ferry (Spider-Man en estado puro). Pero lo que hace que la película se desmarque de otras entregas superheroicas es, más que sus stunts, su espíritu jovial y su humanidad. Peter Parker no ha hecho más que empezar, está aprendiendo, y por tanto, tropezará con muchas piedras antes de poder equipararse a sus mayores. Aunque Homecoming satisface como película individual, se deja muchas cosas en el tintero -personajes por explorar (solo hemos rozado la superficie de Flash, May o Michelle), poderes a desarrollar (el sentido arácnido no aparece), la relación de Spidey con Los Vengadores-, dando una buena muestra de su potencial que no gasta todos sus cartuchos y deja con ganas de más.

spiderman-homecoming-blu-ray

Spider-Man: Homecoming es el mejor baile de bienvenida que Marvel podía organizarle al Trepamuros. Una película en la tradición marveliana, donde no falta la inalterable fusión de humor, acción y emoción que ha llevado al estudio a lo más alto, los abundantes guiños (tanto a los cómics como al futuro del Universo Marvel), y sus ceremoniosas escenas post-créditos (la segunda es una de las mejores del UCM, si no la mejor). Todo con un aire más desenfadado y ligero, lo que supone un respiro de la vertiente más épica del género. Poco se le puede reprochar a Spider-Man: Homecoming (si acaso su larga duración, de más de dos horas, aunque lo cierto es que tampoco le sobra nada, o el mencionado problema de la representación femenina); no es perfecta o grandiosa (porque no aspira a serlo), pero sí intachable en lo que se propone. Estamos ante una película de superhéroes ágil, luminosa y colorista, como manda el manual de Marvel, con buenas interpretaciones, diálogos ocurrentes, situaciones divertidas, muchos detalles escondidos que la hacen muy apta para el revisionado (de hecho mejora con las repeticiones, comprobado), y en la que se puede respirar el amor por los cómics en los que se basa (a pesar de los arriesgados cambios).

Nuestro amigo y vecino Spider-Man ha vuelto a la forma, con más entusiasmo e ilusión que nunca, logrando lo imposible: renovar el interés del público por un personaje que empezaba a ser sinónimo de agotamiento. Yo ya estoy contando los días para la próxima vuelta al cole de Peter Parker y todo lo que nos tenga reservado su segundo curso escolar.

Nota: ★★★★

EDICIONES Y CONTENIDOS ADICIONALES

Y esos revisionados de los que hablaba ya son posibles gracias a Sony Pictures Home Entertainment, que ya ha puesto a la venta en España Spider-Man: Homecoming en multitud de formatos y ediciones para toda clase de públicos.

Desde el pasado 22 de noviembre, la película está a la venta en DVD, Blu-ray, 3D y 4K UHD con, atención, siete ediciones diferentes cargadas de contenidos adicionales, además de estar disponible en alquiler y venta digital. Sony ha preparado un cuidadísimo y exhaustivo lanzamiento doméstico a la altura del éxito de la película en cines (recaudó 880 millones de dólares en todo el mundo, convirtiéndose en la quinta película más taquillera del año y la sexta en el ranking de Marvel), con diferentes ediciones para que el espectador tenga donde elegir, incluida una espectacular edición coleccionista con una estatua de resina de nuestro héroe arácnido enfrentándose al Buitre. La que yo he escogido es la preciosa edición limitada en Blu-ray caja metálica con el nuevo logo/drone del traje de Spider-Man a modo de imán que se adhiere en relieve sobre el estuche, y que sumo a mi colección de Marvel en steelbook.

edicion-figura

A continuación detallamos las características y contenidos de las siete ediciones de Spider-Man: Homecoming, que vienen con una simpática presentación de Tom Holland previa al menú.

bluray– La edición sencilla en DVD incluye la película en definición estándar y los siguientes extras:

• Featurette “Buscando a Spider-Man”: ¿cómo fue el casting para encontrar al perfecto Spider-Man? Con la prueba de Tom Holland para conseguir el papel.
• Featurette “Jon Watts: primero de la clase”: una visita al set con el director Jon Watts, para descubrir cómo se desenvuelve en una superproducción de este tamaño.
• Dos piezas sobre la experiencia de Realidad Virtual de Homecoming en PS4.

– La edición sencilla en Blu-ray contiene todos los extras del DVD y los siguientes contenidos adicionales:

• Diez escenas eliminadas y extendidas.
• Tomas falsas de los actores.
• La “Guía de estudio de Spidey”: una pista pop-up en la película que incluye datos, curiosidades y anécdotas del rodaje, los cómics y el universo Marvel.
• Anuncios alternativos e inéditos del Capitán América.
iman• Featurette “Tras la batalla”: Kevin Feige y el resto de productores despejan incógnitas sobre lo ocurrido entre la “Batalla de Nueva York” y el arranque de Homecoming.
• Featurette “La telaraña enredada”, que nos sumerge en la integración de Spider-Man en el Universo Cinematográfico Marvel.
• Y mucho más

– La edición en 3D consiste en un combo con la película en disco Blu-ray 3D, el Blu-ray con todos sus extras, así como un bonus disc, también Blu-ray, que incluye el mini-documental “Galería de villanos”, un repaso a los adversarios del héroe, incluido “El Buitre”, a cargo de los responsables de la película y personalidades del mundo del cine y el cómic que se declaran fans del “trepamuros”.

– La edición 4K UHD cuenta con un disco 4K UHD con las tecnologías Dolby Vision y Dolby Atmos. Además de la película en ultra alta definición, el disco 4K incluye la pista pop-up “Guía de estudio de Spidey” y una galería de fotos. Esta edición también trae el Blu-ray estándar con todos sus extras y el bonus disc con la “Galería de villanos”.

steelbook_G2_Blue_ray_cover– La edición coleccionista incluye una espectacular escultura de resina, limitada y numerada, esculpida por Paul Harding, uno de los artistas más reconocidos en la industria del cómic. En una caja de diseño personalizado encontraremos esta estatua junto a un cómic de Spider-Man inédito y la película en todos los formatos posibles: DVD, Blu-ray, 3D y 4K UHD, así como el Blu-ray de extras con la “Galería de villanos”.

– La edición limitada en caja metálica (Blu-ray) viene en un precioso diseño steelbook que encantará a los amantes de Spider-Man, y que incluye un imán exclusivo con la forma de la icónica araña del traje del trepamuros, así como un cómic inédito. Esta edición incluye la película en Blu-ray y el bonus disc.

– La edición limitada en caja metálica (4K UHD) viene con un diseño alternativo y es exclusiva de Amazon. Incluye la película en 4K UHD, el cómic inédito y un segundo disco con la película y todos sus extras en Blu-ray.

La llegada (Arrival): Poesía, cine y lenguaje

El canadiense Denis Villeneuve se ha convertido por méritos propios y en poco tiempo en uno de los realizadores más destacados y de mayor proyección en Hollywood. Tras las aclamadas (en grados diferentes) Incendies, Prisioneros Enemy, el director se consolidó como un valor seguro con Sicario. En su futuro inmediato como realizador se encuentran la secuela de Blade Runner y el remake de Dune, ahí es nada. Pero antes de embarcarse en estos proyectos titánicos, Villeneuve sorprendió al mundo con La llegada (Arrival), una de las películas más aclamadas y analizadas de 2016. Este trabajo logró una hazaña que no consiguen muchas cintas de ciencia ficción, ser nominada al Oscar (a 8 en total, entre ellos mejor película, aunque se tuvo que conformar con tan solo una estatuilla), y confirmó el talento imparable y prolífico de Villeneuve, un cineasta tremendamente personal que está sabiendo aunar su sensibilidad idiosincrásica con un tipo de cine más accesible. La llegada es una de esas películas de ciencia ficción que llegan cada ciertos años para demostrar que este puede ser uno de los géneros más estimulantes y reveladores, un trabajo excelente en todos los aspectos que se presta como pocos al debate, y que supone una experiencia cinematográfica imprescindible.

La llegada aborda un tema muy familiar en la ciencia ficción, la visita de una raza alienígena a la Tierra y lo que esto supone a nivel estratégico, político y humano. Mientras el cine suele contar este tipo de historias apoyándose en la acción y el espectáculo del blockbuster, Villeneuve se aproxima al tema desde una perspectiva menos frecuente en Hollywood, la del sci-fi cerebral y el drama introspectivo y poético, más interesado en el realismo y la reflexión que se pueda extraer de la historia que en los rayos láser o los edificios saltando por los aires. En La llegada, doce misteriosas naves aterrizan a lo largo y ancho del mundo y permanecen estáticas, mientras la Tierra se pregunta para qué están ahí y a qué están esperando. La particularidad más destacable de La llegada en relación al resto de cintas que tocan el mismo tema es que esta arroja en el centro del conflicto a una experta lingüista, Louise Banks (Amy Adams), encargada de investigar junto al físico teórico Ian Donnelly (Jeremy Renner) las intenciones de los visitantes a la Tierra.

De esta manera, Villeneuve se centra especialmente en desarrollar, a contrarreloj pero con paciencia, el diálogo entre especies, mientras construye en segundo plano un trasfondo sociopolítico (percibido sobre todo a través de las noticias, mientras apenas nos separamos de Louise) en el que la especie humana se encuentra al borde de una nueva guerra mundialLa llegada gira en torno a la mediación entre humanos y extraterrestres que determinará si la Tierra acabará sumida en una devastadora contienda en la que claramente no posee la superioridad estratégica, mostrándonos brillantemente la enorme fragilidad que conlleva el intento de arbitraje con una especie desconocida. Louise es la elegida para contactar con los extraterrestres dentro de una de las naves, claustrofóbico y aturdidor espacio diplomático donde se desarrolla una fascinante relación en la que, con la ayuda de Ian, la lingüista tratará de descifrar la compleja lengua de los alienígenas mientras les enseña su propio idioma.

Claramente, La llegada es un relato sobre la comunicación, a pequeña y gran escala, sobre la importancia del diálogo y el esfuerzo por llegar al entendimiento para evitar un mal mayor. Es sin duda una situación fácilmente extrapolable a nuestra realidad, a este mundo en el que los malentendidos o las negativas a emprender una conversación resultan en problemas que se podrían evitar usando únicamente el poder de las palabras. O al menos intentándolo. La llegada entiende y explica el lenguaje (y concretamente la lengua inglesa) como el código a través del cual vivimos y compartimos experiencias, el vehículo sobre el que percibimos y entendemos el mundo a nuestro alrededor. Llegar a un punto en común, es decir, traducir correctamente esa experiencia, decidirá el destino desde una pequeña interacción social hasta un conflicto de proporciones intergalácticas. Es decir, “la lengua puede ser un arma o una herramienta”, y La llegada nos habla de cómo usarla para que sea lo segundo.

Y además lo hace sin excederse en las sobre-explicaciones y sin subestimar al espectador, trazando un relato inteligente, sobrecogedor y delicadamente construido para facilitar la inmersión en la experiencia que propone y vivirla en continua tensión; un puzle abstracto “sin principio ni final”, tan sencillo como complejo, en el que Villeneuve estructura la narración de forma que esta refleje su discurso, así como las potentes revelaciones que dan forma al magnífico personaje de Amy Adams y nos conducen hacia su sorprendente desenlace. Todo en La llegada, empezando por su protagonista (Adams está inconmensurable, aunque la Academia no se lo quisiera reconocer) y continuando con su envolvente atmósfera, la acertada intensidad y afectación de su narración, la elegante puesta en escena o la sublime música de Jóhann Jóhannsson (más una preciosa pieza de Max Richter), dan lugar a una obra cinematográfica superlativa, un trabajo bellísimo, profundamente magnético y emocionalmente desbordante que ha llegado para quedarse entre nosotros.

la-llegada-blu-ray
La llegada 
(Arrival) ya está a la venta en Blu-ray, 4K Ultra-HD y DVD. Además de las ediciones sencillas, Sony Pictures Video ha puesto a la venta una edición Blu-ray en caja metálica para coleccionistas. El Blu-ray presenta una calidad de imagen sobresaliente con que hace justicia a la cuidada presentación de Villeneuve (esta es una de esas películas que se deben experimentar en cine, pero la edición doméstica no desmerece), y viene cargado de contenidos adicionales, también en alta definición, seleccionados para profundizar más en la historia, y sobre todo para desgranar el fascinante proceso de creación de la película, con documentales y featurettes que subrayan la importancia de los distintos aspectos técnicos del film a la hora de dar forma a la filigrana de su argumento: Xenolingüística: entender La llegada; Recurrencia eterna: la banda sonora; Firmas acústicas: el diseño de sonido; Pensamiento no lineal: el proceso de montaje; Principios del tiempo, la memoria y el lenguaje.

Pedro J. García

Nota: ★★★★★

[Reseña] Dentro del Laberinto – Edición 30 Aniversario (Sony 4K Ultra-HD)

img_4378

Quince años después de lanzar el Blu-ray, Sony Pictures Home Entertainment ha decidido apostar por “la experiencia de cine en casa definitiva” con el lanzamiento de un nuevo formato de vídeo doméstico, el Sony 4K Ultra-HD (4KUHD). Desde la empresa impulsan con fuerza la ultra alta definición con un formato que tiene una resolución cuatro veces mayor a la del Blu-ray estándar y 16 veces mayor a la del DVD. Para ello, Sony ha puesto a la venta en 2016 los primeros títulos de su catálogo en UHD, más de una veintena de películas que llegan al mercado en combo 4K Ultra HD + Blu-ray para facilitar la transición entre formatos.

Los títulos que conforman el catálogo pertenecen a tres categorías: nuevos estrenos, películas recientes y clásicos restaurados. La intención de Sony es ir introduciendo en el mercado una selección con las que demostrar las posibilidades del formato dependiendo de la naturaleza de cada película. Así, con los nuevos estrenos se busca la mayor calidad de sonido e imagen posible, con la adaptación de películas recientes al formato se pretende presentar cintas conocidas con una imagen renovada y con los clásicos restaurados la idea es reproducir lo más fielmente posible la experiencia original de una sala de cine.

Uno de los primeros lanzamientos de estreno de Sony es Infierno azul, el thriller de Jaume Collet-Serra protagonizado por Blake Lively, sobre una chica que se queda atrapada en una roca en el mar y es acechada por un tiburón blanco. Con Infierno azul queda demostrado lo que Sony busca con el 4K Ultra-HD, la experiencia más inmersiva posible. Viendo la película con el equipo adecuado el efecto es impresionante, el nuevo sistema de sonido Dolby Atmos hace que parezca que estamos en el agua junto a Lively y la imagen es de una resolución apabullante. Por el lado malo, esto va a hacer que los cineastas y profesionales de la post-producción se pongan más las pilas, porque los defectos se notan mucho más en UHD.

También he podido ver varios títulos recientes del catálogo de Sony, como Salt, el thriller protagonizado por Angelina Jolie, en el que las escenas de acción lucen mucho más en ultra alta definición, Ángeles y demonios, donde la fotografía de Salvatore Totino destaca a la nueva luz del UHD, y The Amazing Spider-Man 2, en la que los colores están mucho más vivos que en el Blu-ray estándar y las acrobáticas secuencias de acción digital sobresalen gracias al HDR (High Dynamic Range) y llaman la atención por su mayor nitidez, hasta el punto de parecer estar viéndola en 3D sin gafas. Esto se debe a que con el UHD, el espectro cromático aumenta, los colores aparecen más vivos, los oscuros más profundos y los claros más luminosos.

Además de los títulos mencionados, el catálogo de Sony incluye películas propias y también de Paramount Pictures y Universal Pictures, de la que ahora también lleva la distribución: ChappieLos Pitufos 2, Ninja Turtles: Fuera de las sombrasMascotas, Star Trek: En la oscuridad, Jason Bourne, La quinta olao la Cazafantasmas original y el reciente reboot. De esta manera, Sony cierra 2016 con la mayor oferta en UHD del mercado, a la que en 2017 se sumarán lanzamientos como Los Siete Magníficos¡Canta! La llegada.

labyrinth-bowie

Dentro del Laberinto: como la primera vez

Los que me conocéis personalmente o me seguís en redes sociales sabréis perfectamente que Dentro del Laberinto (Labyrinth) es mi película favorita. El clásico de fantasía de Jim Henson es una de mis mayores obsesiones personales desde que lo vi a los 5 años (para muestra, mi blog sobre la película). Por eso me alegró enormemente saber que este sería uno de los primeros títulos en inaugurar la etapa UHD de Sony. Para conmemorar el 30º aniversario de esta querida película de culto, Sony ha llevado a cabo una restauración total a partir del negativo original supervisada por Brian Henson (hijo de Jim, marionetista en Laberinto y actual jefe de la Jim Henson Company).

Dentro del Laberinto se estrenó en 1986, por lo que sus efectos visuales, por muy punteros que fueran en su momento, se han quedado obsoletos. Sin embargo, ese es parte del encanto de la película, su cualidad artesanal y su imperfecto pero en perspectiva admirable resultado final (quién puede olvidar la escena de los Fireys, las criaturas del bosque que se intercambian la cabeza y los miembros al ritmo del pop de David Bowie). Por eso Sony decidió que no podía retocar la película más allá de la restauración de imagen y sonido, para evitar a toda costa lo que George Lucas (productor de Laberinto, por cierto) hizo con la primera trilogía de Star Wars o Steven Spielberg con E.T. El extraterrestre (incluir a un E.T. digital y cambiar pistolas por walkie-talkies). Con la reedición en 4K de Dentro del Laberinto se pretende reproducir en la medida de lo posible la experiencia del cine, sin desvirtuarla eliminando el grano o modificando la imagen original con nuevos efectos digitales (todavía lloro cuando me acuerdo de las restauraciones que Disney ha hecho de algunos de sus clásicos, puliendo tanto la imagen de imperfecciones que llegan a difuminarla).

El resultado salta a la vista (nunca mejor dicho). Ver Dentro del Laberinto en 4K UHD ha sido como verla de nuevo por primera vez. Y lo dice alguien que la ha visto, sin exagerar, 400 ó 500 veces. Efectivamente, la imagen conserva el grano original de la versión en cine (y las anteriores ediciones domésticas), pero lejos de parecer un defecto en ultra alta definición, es parte del encanto de la película, lo que realmente hace que parezca que la estamos viendo de nuevo (o por primera vez) en sala. Los colores están más vivos que nunca, el sonido es más envolvente y la calidad de imagen es insuperable. Poder ver detalladamente los bordados de la blusa de Sarah (Jennifer Connelly), el pelo de los Goblins o perderse más cerca que antes en el reflejo cristalino de los ojos de Jareth (Bowie) añade un nuevo componente a la experiencia de este visionado tan clásico de nuestra infancia.

El relanzamiento incluye además nuevos contenidos adicionales, lo cual es un añadido muy valioso para fans como yo, que ya tienen las ediciones anteriores de la película. Además de incluir los extras habituales, de los que destaca el imprescindible documental de una hora de duración Inside the Labyrinth, el 4KUHD incorpora nuevas featurettes y entrevistas con Jennifer Connelly y Brian Froud para conmemorar el 30º aniversario del film, homenajear a David Bowie y celebrar el legado de la película, uno de los clásicos de los 80 con un fandom más apasionado: “Reordenando el tiempo: Dentro del Laberinto en perspectiva”; “El legado de Henson”; “Recordando al Rey de los Goblins”; “El juego de preguntas y respuestas del aniversario”.labyrinth

La edición viene además restaurada con el ya mencionado nuevo sistema de sonido envolvente de Sony, el Dolby Atmos, e incluye los idiomas en audio y subtítulos de las anteriores ediciones en Blu-ray y DVD (que son muchos para enumerar aquí). Y por último, un pequeño detalle que no puedo pasar por alto: la carátula de la edición reproduce el póster original, en lugar de un nuevo montaje fotográfico, lo cual resulta coherente con lo que Sony ha querido hacer con el lanzamiento.

En definitiva, esta nueva versión de Dentro del Laberinto está hecha para renovar la pasión que muchos sentimos por esta película tan especial de nuestra infancia. Brian Henson y Sony Pictures han llevado a cabo una restauración a la altura del impacto duradero que la película ha tenido a lo largo de estas tres décadas, en las que se ha convertido ya no solo en un ineludible referente nostálgico o un título imprescindible del cine fantástico, sino también en una experiencia muy personal para miles.

Mr. Robot (Primera temporada): Hackeo al drama televisivo

Cuando el pasado 18 de septiembre Rami Malek se subía al escenario del Microsoft Theater para recibir su primer Emmy a Mejor Actor de Drama, su rostro reflejaba la sorpresa e incredulidad que muchos sentíamos al verlo o al enterarnos a la mañana siguiente. El trabajo de Malek en Mr. Robot ha sido universalmente aclamado, pero el Emmy estaba lejos de ser una garantía para él. Digamos que el joven actor, al que ya habíamos visto en la saga CrepúsculoLas vidas de Grace entre muchas otras películas, era la opción improbable, el candidato underground. Pero como demuestra este galardón (y el de Tatiana Maslany en la misma noche) nada es imposible y Malek ha visto recompensado, sorprendente, pero muy justamente, su excelente labor dando vida al fascinante Elliot Alderson en la primera temporada de Mr. Robot.

La serie creada por Sam Esmail (un nombre muy propio teniendo en cuenta las circunstancias) se convirtió el verano pasado en una de las mayores revelaciones catódicas del año, con una primera temporada que por fin está disponible en España en Blu-ray y DVD. Oportunidad perfecta para revivir el intenso, oscuro y absorbente viaje a lado oscuro del subconsciente protagonizado por Elliot, un ingeniero de ciberseguridad de día, que de noche ejerce como justiciero hackeando las vidas de criminales para castigarlos o entregarlos a la policía. Por esta premisa, la serie fue rápidamente relacionada con Dexter, y lo cierto es que la comparación no es para nada descabellada (Mr. Robot también nos deja entrar en la psique de su protagonista mediante su voz en off). Elliot trata de llevar una vida normal de día, se esfuerza por conectar, cultivar relaciones y actuar como un miembro más del rebaño, a pesar de su ansiedad social y trastorno paranoide, mientras que de noche se pone su capucha para tomarse la justicia por su mano. Sin embargo, la serie se desmarca rápidamente del “oscuro pasajero” para convertirse en algo más complicado, un juego de apariencias y espejos deformados que hará que nos planteemos qué es real y qué existe únicamente en la cabeza del protagonista.

La vida de Elliot se complica cuando sus “cacerías” nocturnas le llevan a cruzarse con el líder de un misterioso grupo de hackers, el Mr. Robot del título (Christian Slater, que también produce la serie). Este lleva mucho tiempo observando al muchacho y lo ficha para que destruya la empresa en la que trabaja, E Corp (o Evil Corp), la misma que se supone que debe proteger. Impulsado por sus creencias personales y asqueado con la “vida moderna”, en la que las personas viven esclavizadas a la maquinaria capitalista, Elliot se une a Mr. Robot y su fsociety (grupo de hackers ubicado en Coney Island) para hundir a los directivos de las multinacionales que, según él, están controlando y destruyendo el mundo. A medida que se ve cada vez más implicado en la trama contra E Corp, el tumulto interior de Elliot crece, haciendo que su vida personal, su pasado, y quizá también su cordura, se fusionen peligrosamente con los designios de la fsociety.

Con tan solo 10 episodios, la primera temporada de Mr. Robot presenta una historia compacta que atrapa de principio a fin, desde su redondo piloto hasta su intensa recta final, y por tanto se hace perfecta para su visionado en maratón. Pero además de ser un thriller psicológico adictivo con grandes interpretaciones, Mr. Robot es una de las series más técnica y visualmente impecables del panorama actual. Con una magnífica fotografía cinematográfica y encuadres memorables (cuanto más aire por arriba, mejor), el trabajo de Sam Esmail sido comparado con el de David Fincher, cuyo cine (y en especial El club de la lucha) salta a la vista que es una de las principales influencias de la serie.

Mr. Robot es un alegato anti-capitalista que, a través de los incendiarios monólogos de Elliot, lanza agresivas proclamas con las que pretende destapar los absurdos de la vida moderna, poner en tela de juicio la democracia y denunciar la manipulación de las grandes empresas sobre nuestro homogéneo estilo de vida. Su discurso quizá no sea el más original o novedoso, pero su historia está contada con mucho estilo y no pierde fuelle a lo largo de la temporada, es más, mejora a medida que pasan los capítulos. Mr. Robot es uno de los dramas de los últimos años, una serie ya de culto que entra muy bien por los ojos y por los oídos (vaya música), que engancha con su enigmático argumento y su tono de constante inquietud, y nos tiene reservados unos cuantos mindfucks en el camino. Si todavía no os habéis dejado hackear por Elliot, hacedlo cuanto antes.

mr-robot-t1-blu-rayMR. ROBOT – TEMPORADA 1

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS
Contenido 2 Discos. 10 Episodios
Imagen 1.78:1 1080p
Audio Inglés – DTS-HD Master Audio 5.1
Castellano – DTS 5.1
Francés – DTS 5.1
Subtítulos Castellano, Francés, Holandés, Inglés para sordos

EXTRAS
Escenas inéditas (13 min).
Tomas falsas (5 min).
C0mo_S€_h!z0_Mr_R0b0t.mov (12 min).