Crítica: La LEGO Ninjago película

lego-ninjago-1

Hace unos años, la existencia de algo llamado La LEGO película suscitaba toda clase de dudas. Era lógico que hubiera recelo alrededor del proyecto, teniendo en cuenta que, hasta ese momento, las películas basadas en juguetes o juegos de mesa no pintaban un cuadro muy alentador. Pero detrás de la primera película sobre las minúsculas piezas de construcción se encontraba un tándem que ya había demostrado estar sobrado de creatividad y sentido del humor, Phil Lord y Christopher MillerLa LEGO película acabó siendo una gratísima sorpresa que funcionaba tanto para niños como para adultos gracias a su acertada combinación de acción vertiginosa, inventiva visual y comedia autoconsciente, y su éxito en taquilla, por supuesto, dio paso a una franquicia.

Después de que a comienzos de 2017 llegase el primer LEGO spin-off, Batman: La LEGO película, en el que los héroes y villanos de DC protagonizaban su propia aventura (para muchos, superior a las películas de acción real de DC más recientes), se estrena la tercera entrega de lo que quizá ya deberíamos estar denominando oficialmente el Universo Cinemático de LEGO (hay múltiples secuelas planeadas para los próximos años, como en Marvel y DC), La LEGO Ninjago película, con la que Warner Bros. repite (y mucho) la fórmula de sus dos predecesoras, solo que en esta ocasión se orienta claramente a un público más infantil.

La LEGO Ninjago película cuenta la leyenda de la Ciudad Ninjago, lugar muy parecido (casi igual) al Ladriburgo del primer film y el Gotham del spin-off. Allí vive Lloyd, un chico de 16 años constantemente increpado por sus conciudadanos y compañeros de instituto por ser el hijo del mayor villano que ha amenazado la ciudad, Garmadon, señor de la guerra que lo abandonó cuando era un bebé y ahora planea un gran ataque a Ninjago. Pero lo que no sabe Garmadon ni la ciudad es que Lloyd es en realidad el Ninja Verde, líder (o algo parecido) de un grupo de guerreros secretos adolescentes que defienden Ninjago de las fuerzas del mal haciendo uso de los poderes místicos que les fueron otorgados. Guiados por el maestro del Kung-Fu, Wu, los seis jóvenes emprenderán una odisea para encontrar una pieza mística que les ayudará a derrotar al villano. Sin embargo, la búsqueda les llevará a aliarse a la fuerza con Garmadon, obligando a este y a Lloyd a hacer frente a sus asuntos pendientes como padre e hijo.

lego-ninjago-2

Aunque esté por encima del típico producto de animación realizado para amansar a los más pequeños durante hora y mediaLa LEGO Ninjago película supone un paso atrás en una franquicia que ya empieza a mostrar síntomas de cansancio. Es muy significativo que el film esté dirigido por tres personas y su guion escrito por seis, más otras siete que figuran en el crédito “story by”. Es decir, la fuerza creativa detrás de la película es un monstruo de 16 cabezas, y se nota. La LEGO Ninjago película es la comedia meta e hiperactiva que ya esperamos de LEGO, pero también es una película de instituto, una historia sobre el divorcio, los remordimientos del pasado y las relaciones paternofiliales, una cinta de superhéroes, es Power Rangers (Zords incluidos), es Star Wars… Es como si todos hubieran aportado muchas ideas que funcionan por separado, pero a las que no han sabido darle una unidad cohesiva con una historia bien definida, como si cada uno se hubiera encargado por separado de un aspecto de la película (chistes, acción, mitología, trasfondo dramático) y nadie se hubiera molestado en hacer que encajaran las piezas. Este desorden acaba obligando a desconectar y afectando al ritmo de la película, que llega a alargarse excesivamente durante su segunda mitad.

Aunque la acción pueda aturdir en vez de divertir y la historia esté llena de clichés (algunos bastante machistas, por cierto), no hay nada especialmente horrible en La LEGO Ninjago película (quizá solo el chiste de mariquitas sobre el Ninja fucsia). El film vuelve a contar con una animación excelente y contiene suficientes destellos de ingenio, momentos divertidos, chistes absurdos y la justa profundidad emocional como para considerarlo una digna pieza de entretenimiento infantil, pero se queda muy por debajo de las dos anteriores LEGO películas, lo que hace más que evidente la necesidad de replantear la franquicia de ahora en adelante y buscar enfoques más diversos para evitar el agotamiento.

Pedro J. García

Nota: ★★★

Etiquetas: , ,

Comentarios (1)

 

  1. Uru dice:

    A mis hijos les encanta la serie de Lego Ninjago (que a mi me parece muy divertida), y como no, los lleve a ver la película.

    Ya sé que no tiene porque ser un defecto, pero fue muy decepcionante para ellos y para mí que fuera TAN diferente de la serie, esque el argumento no tenía nada que ver, pero bueno, les dije que era una historia diferente y salieron contentos.

    Yo me aburrí con la segunda mitad muchísimo, una pena, la verdad, creo que si hubieran sido más fieles a la serie y se lo hubieran currado un poquito más en el guion y menos en las batallitas, hubiera estado mejor.

Deja un comentario

Get Adobe Flash player
Abrir la barra de herramientas