Expediente X: “Scully, we’re home”

Mulder y Scully Home Again

El cuarto capítulo de la miniserie de Expediente X es en realidad el segundo en orden de producción, y se nota. “Home Again” (10.04) sirve como introducción al tema del hijo dado en adopción de Mulder y Scully, un conflicto interno del que Fox aun no forma parte en este capítulo, y que encontraba algo parecido a un clímax o una resolución en “Founder’s Mutation” (10.02). No es que sea difícil de entender, pero sí resulta algo incoherente con el arco de personajes de la mini-temporada. En “Home Again” (que, contrario a lo que muchos pensábamos, no es una secuela de “Home”, aunque comparten guionista), Scully recibe una llamada del hospital informándole de que su madre (Sheila Larken retomando el personaje) está muy enferma y le queda poco tiempo, lo que la lleva a abandonar la presente investigación junto a Mulder para estar con ella. Su visita al hospital destapa viejas heridas, en concreto la de William, el hijo de Mulder y Scully.

Este capítulo proporciona a Gillian Anderson una oportunidad para salir del adormecimiento con el que se estaba aproximando a su personaje en esta nueva temporada. El recuerdo de William, que la atormenta en forma de visiones, le hace plantearse si ella y Mulder hicieron bien en “abandonar” a su hijo. En uno de muchos guiños al episodio clásico “Beyond the Sea” (1.13), Mulder aparece en el hospital para apoyar a Scully en su sufrimiento. Esto resulta en una escena catártica en la que Anderson descarga todo su arsenal interpretativo (mientras Duchovny sigue bastante impasible, todo hay que decirlo), derrumbándose abrazada a Mulder. Esta escena incluye un detalle precioso que los seguidores de la serie recibimos con especial emoción: una mirada de Anderson a cámara, leve ruptura de la cuarta pared con la que el personaje busca refugio más allá de los brazos de su compañero, concretamente en los de la audiencia, que también conoce su trayectoria personal y ha formado parte de su dolor en el capítulo. Y es que Scully sabe que, como Mulder, nosotros también estaremos siempre ahí cuando haga falta.

“Home Again” es otro episodio cargado de guiños al pasado, concretamente a otros capítulos escritos y/o dirigidos por quien se encarga de él, Glen Morgan. Al igual que con su hermano pequeño Darin Morgan en “Mulder & Scully Meet the Were-Monster“, Chris Carter cede las riendas a uno de los guionistas más importantes de la serie para que este continúe tejiendo su propia narrativa dentro de la macro-historia de la serie. Morgan vuelve a introducir los motivos clásicos de la serie, como el “I want to believe“, pronunciado esta vez por Scully en un contexto alejado de la conspiración extraterrestre, y a punto de ser desvirtuado (si no lo está ya) por la insistencia de la serie en recordánoslo en todos los capítulos (en serio, basta ya, está perdiendo su gracia y su significado de tanto repetirlo), pero sobre todo se encarga de trazar una serie de paralelismos (visuales y temáticos) entre este y otros capítulos de su cosecha. Ya hemos mencionado “Beyond the Sea”, con el que “Home Again” establece un diálogo en forma de planos reconstruidos casi al milímetro: Cuando Mulder acaricia el rostro de Scully al llegar al hospital, la preciosa frase “Necesito trabajar” que Dana pronuncia esta vez destrozada, el conmovedor abrazo a Mulder, el plano en el que Scully se aleja de espaldas y Mulder la observa o la preciosa conversación al final, que aquí tiene lugar de forma muy significativa junto al mar (para ver las comparativas entre planos visitad los siguientes enlaces: 1, 2, 3).

Mulder Scully Home Again

Este capítulo también establece un puente hacia uno de los episodios más míticos (y polémicos) de la serie, “Home” (4.02), que dejó traumatizados a la mitad de los niños (y gran parte de los adultos) de los 90 -y del que este capítulo no es una secuela oficial, como hemos dicho, pero sí una continuación en espíritu. Sin llegar a sus niveles de oscuridad y truculencia, “Home Again” recupera el gusto de Expediente X por lo macabro y, directamente, lo asqueroso. En esta ocasión nos enfrentamos al Hombre de la Tirita, una creación repulsiva a base de carne putrefacta rodeada de moscas (diría que hasta se puede oler a través de la pantalla) y sí, una repugnante tirita en la nariz que deja tirada en sus escenas del crimen. Con la historia de esta nueva criatura sobrenatural, Morgan realiza el capítulo más clásico de todos los que hemos visto del revival, una regresión completa a la época dorada de Expediente X. “Home Again” devuelve el terror a la serie, con uno de esos “Monster of the Week” por antonomasia que incluye un caso episódico con bien de sangre (aquí incluso más gore que en la serie original) y espacios oscuros iluminados por las linternas de Mulder y Scully (que por supuesto se cruzan en un plano para formar una “X” para nuestro deleite), lo que nos hace sentir una vez más como si estuviéramos viendo la tele en 1996.

En “Home Again” Morgan también replica planos y momentos icónicos de “Home”, de los que destaca otra escena de violencia en la oscuridad al ritmo de una canción alegre. Como antaño, el contraste entre la imaginería grotesca y la música optimista (en esta ocasión “Downtown” de Petula Clark) proporcionan un momento de humor negro muy Expediente X. Con todos estos paralelismos y homenajes, “Home Again” continúa la tarea del revival de traernos el pasado al presente, haciendo que sus personajes se planteen cómo han cambiado en este tiempo (si es que lo han hecho; no en vano Scully se enorgullece de ser “old school”, como la propia serie). Lo dice el propio Mulder, linterna en mano, en uno de los momentos más meta del capítulo: “Scully, ‘back in the day’ is now“. Efectivamente, ver estos nuevos capítulos de Expediente X es lo más parecido a estar suspendido en el tiempo durante 45 minutos hace 20 años. Es una sensación a ratos reconfortante, cálida, a veces melancólica, pero sobre todo desorientadora y extraña. Es decir, todo lo que Expediente X debe ser.

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

Deja un comentario

Get Adobe Flash player
Abrir la barra de herramientas