Las 20 peores películas de 2015 (según fuertecito)

Fuertecito peor 2015

Como todos los años, doy comienzo a mi repaso por las mejores y peores películas de 2015. Y como es recomendable dejarse lo bueno para el final, la primera lista que os traigo es la de los veinte peores films del año según mi criterio personal e intransferible.

Este 2015 será recordado como el inicio de la “superhero fatigue”, a la que contribuyó bastante el truncado reboot de Los Cuatro Fantásticos, el año en el que varios directores consagrados (Crowe, Mann, Wenders) regresaban para hacer el ridículo, o en el que tuvimos no una, sino dos películas de ese virus llamado Adam Sandler.

Como veréis, en la lista hay de todo, y aunque las películas que ocupan los últimos puestos poseen algún que otro elemento que las redime, todas caen en la categoría de desatino fílmico. Sin más dilatación, os dejo con el Top 10 del peor cine de 2015 (al final de la lista encontraréis unas cuantas menciones especiales).

20Todo saldrá bien (Wim Wenders)

19Blackhat (Michael Mann)

18Cincuenta sombras de Grey (Sam Taylor-Johnson)

17La entrevista (Evan Goldberg, Seth Rogen)

16El libro de la vida (Jorge R. Gutiérrez)

15Cómo acabar sin tu jefe 2 (Sean Anders)

14Aloha (Cameron Crowe)

13Dark Places – Lugares oscuros (Gilles Paquet-Brenner)

12The Ridiculous 6 (Frank Coraci)

11En tercera persona (Paul Haggis)

10San Andrés (Brad Peyton)

9Sweet Home (Rafa Martínez)

8Sin hijos (Ariel Winograd)

7Cómo sobrevivir a una despedida (Manuela Burló Moreno)

6V3nganza (Olivier Megaton)

Ocho-apellidos-catalanes

5. Ocho apellidos catalanes (Emilio Martínez Lázaro)

Es el cuento de siempre. Una película se convierte en éxito sorpresa y hay que sacar adelante una secuela en tiempo récord para aprovechar el tirón mientras dure. Ocho apellidos vascos fue uno de los mayores fenómenos mediáticos del pasado año en nuestro país, un taquillazo tremendo que permaneció meses y meses en cartelera, ganándose el título de película española más taquillera de la historia. La secuela estaba cantada, y no había tiempo que perder. Apenas un año después de la primera película llegaba a nuestras pantallas de cine Ocho apellidos catalanes, una segunda parte que, en lugar de aprender de los errores de la primera y aprovechar para pulir la fórmula, se limita a repetir la jugada, pero con más desgana y descuido. Una chapuza nacional que, más que un estreno cinematográfico, parece un episodio extendido de una serie de Tele 5 hecho en dos días y medio. [Leer crítica completa]

MO_D16_02856.NEF

4. Mortdecai (David Koepp)

Johnny Depp ya no es lo que era. O sí. De hecho es exactamente lo que era, porque lleva ya muchos años haciendo lo mismo. ¿Cuándo se dará cuenta de que el mundo ya no soporta sus mohínes? Qué hartazgo. Mortdecai es la gota que colma el vaso, una película que, a pesar de ser perfectamente consciente de su estupidez (y esto se agradece), no logra divertir como se propone, estrellando en el suelo todos sus chistes y gags. Y la culpa principalmente es de su protagonista, que elabora un pastiche de interpretaciones pasadas con las que sigue empeñado en boicotear su carrera.Este film es la prueba definitiva de que Depp, y también Gwyneth Paltrow, han perdido su “star power” (los Globos de Oro lo han ignorado a él este año por su sobresaliente trabajo en Black Mass, que se suponía que iba a redimirlo). Mortdecai es un cuadro. Nunca mejor dicho.

THE FANTASTIC FOUR

3. Cuatro Fantásticos (Josh Trank)

Para distinguir entre la película que Trank quiso realizar y la que 20th Century Fox tenía en mente solo hay que fijarse en el pelo de Sue Storm. Tras ver el progreso de Trank, el estudio decidió que Cuatro Fantásticos necesitaba más acción, y mandó grabar nuevas escenas, meses después del supuesto fin de rodaje. Las partes añadidas se identifican fácilmente gracias a la horrenda peluca que lleva Kate Mara en ellas (la actriz se había dejado el pelo muy corto para su siguiente trabajo), un postizo rubio platino que cambia de forma y posición apareciendo y desapareciendo entre escenas (¡a veces incluso dentro de una misma secuencia!), distrayendo de la trama y haciendo que a la película se le vean siempre las costuras (literalmente). Pero este es solo uno de los parches incomprensiblemente mal colocados que acaban hundiendo el film, yéndose todo al traste definitivamente durante su media hora final (en la que Mara lleva la peluca casi todo el tiempo, por cierto), con un clímax apresurado, incoherente y sin correlación alguna con el resto de la historia. Un auténtico desastre. [Leer crítica completa]

20120918_Film_ouarzazate_1985.CR2

2. La pirámide (Grégory Levasseur)

La Pirámide transcurre a base de topicazos del género, pero este no su principal problema (¿qué película de estas características no lo hace?). Los personajes son insoportablemente irritantes (la periodista se lleva la palma) y su comportamiento pondrá de los nervios hasta al más sereno (esta es una de esas películas en las que uno no se lo pasa bien advirtiendo a los personajes y simplemente espera a que todos mueran cuanto antes), los absurdos diálogos son repetitivos hasta el paroxismo (el guión es una iteración continua del esquema “Arqueólogo escupe datos históricos sobre la pirámide” + “Compañero dice ‘gracias por la lección de historia, pero tenemos que encontrar una salida’”), y los efectos digitales son para echarse a llorar, dignos de 1992. Por todo esto, el terror es prácticamente inexistente (más allá de los sustos traicioneros de rigor) y la sensación de claustrofobia que parece prometernos la película al principio se desvanece por completo, para acabar sepultada en el ridículo total durante su lamentable recta final. [Leer crítica completa]

Pixels-Arcaders

1. Pixels (Chris Columbus)

Pixels es mala con saña y avaricia, no hay más. No hay excusa que valga. “Es que es fantasía y no hay que tomársela en serio”. “Es que es para los más pequeños”. “Es que no hay que buscarle lógica a una película así”. ¡Es que nada! El film dirigido por Chris Columbus (que no es garantía infalible de calidad, pero tiene su mano con el cine familiar) se vende como aventura nostálgica de los 80 dirigida a varias generaciones, pero la realidad es bien distinta: Esto es simple y llanamente una película de Adam Sandler, con todo lo que conlleva el infra-género sandleriano. Es más, es una película de Adam Sandler en horas bajas y desganado, que es ya el acabose. Repugnantemente machista y sin un ápice de gracia, un despropósito incoherente y perjudicial que tira a la basura una idea con mucho potencial. [Leer crítica completa]

Menciones especiales

*Mayor decepción de 2015: Puro vicio (Paul Thomas Anderson)

*Mejor Peor Película: El destino de Júpiter (Los Wachowski)

*Peor película salvada por una buena interpretación: Ma Ma (Julio Médem)

*Peor interpretación masculina (ex aequo): Eddie Redmayne (El destino de Júpiter) y James Franco (La entrevista)

*Peor interpretación femenina: Cameron Diaz (Annie)

*Premio “So Fetch” (Stop trying to make it/him/her happen): Jai Courtney. Que sí, que está muy bueno, pero tiene el talento y el carisma de un lápiz.

*Películas que casi entran en la lista: InsurgenteTed 2Vacaciones, La sombra del actor, Extinction, Felices 140, El niño 44

*Películas que no me parecieron tan malas como a la mayoría: Lost River, Eliminado, Magic Mike XXL, Ricki, En el corazón del mar, y, a pesar de estar en la lista, Cincuenta sombras de Grey (es mala, pero podría haber sido mucho peor; lo maticé aquí)

*Películas que no me parecieron tan buenas como a la mayoría: Alma salvaje, The Imitation Game

Deja un comentario

Get Adobe Flash player
Abrir la barra de herramientas