Penny Dreadful: Poesía de las tinieblas

Eva Green Penny Dreadful S2

Penny Dreadful surgió a rebufo de American Horror Story. La serie de Ryan Murphy se encontraba en su cima de popularidad, y Showtime decidía introducir su propia ficción de terror fantástico en una programación formada principalmente por dramas y comedias adultas. Sin embargo, solo hizo falta ver un episodio para comprobar que la serie, producida entre otros por Sam Mendes, no era una respuesta a AHS, sino un programa con entidad propia que no quería tener nada que ver con ella. Una vez desechadas las comparaciones, nos adentramos en Penny Dreadful para descubrir un rico universo basado en la literatura gótica que hacía de la carga dramática de sus historias y la intensidad de sus interpretaciones su mayor baza y seña de identidad. Con su estupenda segunda temporada, Penny Dreadful se confirma no solo como una de las series fantásticas más destacadas del momento, sino también como uno de los dramas más exquisitos de la televisión.

Para los que no la han visto, Penny Dreadful está ambientada en el Londres de finales del siglo XIX y cuenta los orígenes de algunos de los personajes más célebres de la literatura fantástica y de terror, como el doctor Frankenstein, Dorian Gray, Drácula o Van Helsing. Todos ellos comparten un suntuoso escenario victoriano poblado en las sombras por las criaturas de la noche, vampiros, hombres lobo, espíritus y brujas, y encuentran su nexo de unión en la historia de Vanessa Ives (Eva Green), una joven médium que posee una estrecha conexión con el diablo y las fuerzas del mal. Penny Dreadful (el nombre despectivo que recibían en Inglaterra las historias de terror sensacionalista vendidas por fascículos a un penique) propone una visión clásica de los mitos literarios a la vez que reformula sus normas y particularidades para adaptarlos al entorno ficcional compartido en el que deben convivir. Es decir, la serie se mantiene respetuosa al material de referencia, pero introduce numerosas licencias para reinventar y cruzar las fábulas que adapta, y conservar así el factor imprevisible y sorpresivo que caracteriza a toda serie moderna de calidad.

Penny Dreadful destaca sobre todo por su elegante factura y su refinada estética preciosista (sublimes la fotografía y la banda sonora), pero la serie es mucho más que un regalo a la vista para los aficionados al terror gótico. Estamos ante una de esas ficciones seriales que se cuecen a fuego lento, que dedican episodios enteros a introducirse en la psique de los personajes y relegan la acción a momentos puntuales, para amplificar así los acontecimientos más impactantes y darles mayor significado. Cuando Penny Dreadful lo cree oportuno, eleva las cotas de intensidad para dejarnos imágenes de belleza hipnotizadora, terroríficos trances de pesadilla o sobrecogedoras escenas bañadas en sangre que nunca pierden su valor poético. Hay que dejar que Penny Dreadful se desarrolle a su ritmo, con paciencia y atención, para que la serie nos recompense con estos instantes encarnizados de embrujo y lirismo.

Penny-Dreadful-Season-2-Featured copia 2

En este sentido, la segunda temporada ha supuesto una mejora considerable con respecto a la primera, ya destacable, pero ligeramente más deslavazada por su naturaleza de introducción a una historia con diversos orígenes y referentes. En estos recientes diez episodios (o fascículos) se ha desarrollado una trama más centrada y cohesionada gracias a la que hemos podido disfrutar de una dinámica de grupo con más énfasis en las relaciones que mantienen unidos o enfrentados a estos personajes -con especial atención a secundarios al margen como Brona/Lily (Billie Piper), cuya sorprendente evolución ha dejado patente el interés de la serie por acentuar a los personajes femeninos. Además, hemos contado con la distinguida incorporación de otra gran actriz británica de televisión, Helen McCrory, como la villana principal de este año, Madame Kali, poderosa amenaza que ha puesto en jaque a los protagonistas durante toda la temporada, para culminar en un excelente clímax en el espeluznante castillo de las brujas.

Pero la atracción principal de Penny Dreadful sigue siendo Eva Green, ese portento de la actuación que se ha entregado en cuerpo y alma a su personaje. No cabe duda de que Vanessa Ives (por la que Green ha sido injustamente ignorada por los premios Emmy) es el corazón y las entrañas de Penny Dreadful. Durante la segunda temporada, la actriz nos ha vuelto a arrebatar con un impresionante trabajo de interpretación en el que se ha retorcido física y psicológicamente hasta el extremo, abandonándose una vez más a la oscuridad y la demencia que posee al personaje. Y al igual que en la temporada pasada, la serie le ha dedicado un episodio independiente y autoconclusivo para que esta no solo muestre lo que es capaz de hacer con el cuerpo y los ojos, sino también para que destape más capas de la fascinante Señorita Ives. Estoy hablando del magnífico “The Nightcomers” (2×03), más que un episodio una película, en la que además Green cuenta con el contrapunto de una sensacional Patti Lupone. Pero este capítulo es solo un ejemplo del alto nivel de la segunda temporada, en la que Penny Dreadful ha sacado provecho a su potencial, para transcender la etiqueta de “la Liga de los hombres extraordinarios televisiva” y convertirse así en una de las mejores representantes del género fantástico en televisión.

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

Comentarios (6)

 

  1. Dalven dice:

    Yo también estoy enganchadísimo desde la primera temporada y estoy totalmente de acuerdo contigo. Lo de Eva Green sin nominación al Emmy (y sin ganarlo, que yo se lo daría), me parece completamente inexplicable. En toda la historia Josh Hartnett es el que me sobra un poco más y estoy deseando de ver la siguiente temporada que imagino que se enfrentarán al dueto del mal inmortal.

  2. Fran Fleck dice:

    Igualmente de acuerdo con el articulo. Yo también no sólo la habría nominado sino que siempre le daría elvtan merecido galardón y muchos mas. Es a mi manera de ver una de las pocas actrices “noveles” que se entrega a sus personajes. Por mi parte, el personaje que me sobra un poco es el de Dorian Gray aunque creo que en la próxima temporada se le dará más notoriedad y echaremos de menos al personaje de Sembene, al que creo que se le podría haber dado un poco más de énfasis. Resumiendo, una de las mejores series vistas últimamente.

    • Imagen de perfil de fuertecito fuertecito dice:

      No he querido profundizar demasiado en los personajes, pero varios me lo habéis dicho ya, y estoy totalmente de acuerdo: la historia de Dorian Gray falla. No es que no sea interesante, es que está demasiado descolgada del resto y no aporta nada. Yo también creo que la próxima temporada puede dar más de sí, sobre todo gracias a Lily. Espero que ambos interactúen más con el resto de los personajes y no se queden como una simple trama aislada. ¡Gracias por comentar!

  3. Mr sloane dice:

    Muy buena reseña, yo la llamo La Liga de los Horrores Victorianos y lo de Eva green es brutal.totalmente inmersa en su personaje.

  4. James Cole dice:

    A mucha gente le cansa el tono excesivamente tranquilo de la serie, y el caso es que lo entiendo. Pero a mí me pasa lo contrario, no me afecta para nada y me parece que es el ritmo adecuado para esta serie.

  5. Marlena Perkins dice:

    Mira, los pelos como escarpias con cada capítulo. No te digo nada de la tormenta en la cabaña, que estaba ya que arrancaba la tela del sillón de lo largas que se me han puesto las uñas. Loca me tiene

Deja un comentario

Get Adobe Flash player
Abrir la barra de herramientas