El año que me cansé de Modern Family

jay cam

Mi relación con Modern Family ya no es lo que era. Vivimos una etapa muy dulce en sus tres o cuatro primeros años de emisión, pero las cosas han cambiado (o mejor dicho, no han cambiado nada, que es peor). Yo celebré la serie durante sus primeras temporadas. No podía no hacerlo con ese reparto en estado de gracia continuo, esa química a borbotones, un sentido de la comedia muy afinado y dosis de corazón para ablandar al más duro. Modern Family era (es) una sitcom tradicional reconfigurada (disfrazada) bajo las normas de la neo-sitcom, infalible si lo que se buscaba era reírse y emocionarse, sin darle muchas más vueltas. Sin embargo, con su sexta temporada a punto de finalizar, la serie está estancada en un loop continuo de tramas y situaciones, y en consecuencia, sus peores defectos han salido a la superficie.

De acuerdo, lo de la repetición de tramas se puede aplicar a la serie prácticamente desde su segunda temporada, pero los que la vemos sabemos y aceptamos que forma parte de su naturaleza. Insisto, estamos ante una sitcom de toda la vida, de las que hacen reset todas las semanas para que sus personajes se enfrenten una y otra vez a los mismos dilemas y las mismas situaciones de enredo. Los personajes de Modern Family no aprenden, y no cambian. Ni un ápice. Nunca. Pueden mostrar ciertos síntomas de evolución, siempre como respuesta a una amenaza o a un menosprecio dentro de la propia familia (o incluso porque la audiencia se queja de ellos), pero a la semana siguiente es como si no hubiera pasado nada. Y esto, por muy “ley de tele” que sea, le está pasando factura a la serie, que desde el año pasado muestra todos los síntomas de agotamiento de una comedia que atraviesa su decisiva quinta temporada (el momento en el que una serie suele tocar techo). Con alguna excepción que otra (el excelente “Don’t Push” o “Connection Lost”, el capítulo realizado íntegramente en pantallas de móviles y ordenadores, que fue genial), la fuente se ha secado.

mitch cam

Los guionistas de Modern Family son muy de corregir el curso cuando les conviene, cuando una crítica a algún aspecto de la serie se vuelve demasiado obvia como para ignorar. Pasó durante sus primeras temporadas, cuando los espectadores se quejaron de que Cam y Mitch, la pareja gay de la serie, no tuvieran vida sexual ni se mostraran afecto, mientras sus compañeros heterosexuales aparecían en situaciones de cama y se besaban continuamente (especialmente Phil y Claire). Nunca olvidaré una escena en la que Claire y Mitch reciben a sus respectivas parejas en el aeropuerto después de un viaje, y los Dunphy se besan en la boca mientras los Pritchett-Tucker se dan un discreto abrazo. Como decía, las protestas del público llevaron a los guionistas a escribir una trama para Mitch y Cam en la que explicaban por qué no se demostraban el afecto físicamente (no solo en público, también en la intimidad de su hogar). Una solución cobarde para el conflicto, que justificaba de ahí en adelante (y con efecto retroactivo) la pobre caracterización de los personajes como pareja en una relación amorosa.

Y este para mí es el problema de Modern Family que ya no puedo ignorar. Puedo pasar por alto que se reciclen tramas todas las semanas o que los personajes no evolucionen. Pero ya no soporto el descarado ultra-conservadurismo de la serie, un aspecto que los guionistas cada vez se molestan menos en disimular. La presente temporada es un ejemplo continuo de que ya les da igual que sepamos de qué pie cojean. Se han salido con la suya cinco años, llevando ese irónico “modern” en el título, y ya no les hace falta pretender ser lo que no son (si es que alguna vez lo hicieron). Modern Family es una serie tradicionalista, clasista, anclada en el pasado, una ficción cuya idea del progreso es homogeneizar todas las familias y moldearlas a imagen y semejanza de la familia nuclear americana. No es de extrañar que esta sea la serie favorita de Mitt Romney y su mujer.

Modern Family no le gustan los gays, a menos que actúen como heteros, a menos que se ajusten a sus parámetros de comportamiento (menos todo lo que tenga que ver sexo, claro). Si no lo hacen, estos son objeto de mofa, y protagonistas de las tramas más esperpénticas de la serie. Lo hemos visto en uno de los episodios más recientes, “Patriot Games” (6×22), donde Mitch y Cam son increpados por sus amigos gays porque no son lo suficientemente “políticos” y no apoyan la causa gay o acuden a las protestas que organizan. El grupo de “amigas” de Mitch y Cam están caracterizados como caricaturas del homosexual amanerado y abanderado de los derechos LGBTQ, y suelen ser ridiculizados cada vez que aparecen en la serie. La pareja no se salva tampoco de la burla, siendo también cada vez más caricaturas de sí mismos, pero como todos los protagonistas heterosexuales, están en el lado correcto del espectro ideológico de la serie. Son gays, pero solo para lo que les conviene, para llenar una cuota. Mariquitas locas con la pluma controlada por el látigo heteronormativo. En el conflicto de la representación de la comunidad LGBTQ, Mitch y Cam son la voz de Modern Family y sus amigos gays somos los que nos quejamos de ella y le empujamos para que sea más comprometida. A cambio, nosotros y nuestra causa somos dibujados y empequeñecidos como chistes reductivos y estereotipos con patas. Por supuesto.

gloria jay

Y si Modern Family tiene cada vez menos reparo en mostrar su verdadera cara con respecto a los gays, últimamente no trata mejor a las mujeres de su serie. El uso del término “patriarcado” se ha demonizado enormemente en los últimos años. Es la palabra que desata la alarma para los anti-feministas y que estos utilizan para derribar argumentos del feminista (según ellos, palabra comodín que usan los que no saben de qué hablan, los “token feminist”). Pero es inevitable mencionarla a la hora de hablar de Modern Family, una serie con fuerte presencia femenina, gobernada sin embargo por los hombres. Lo quieran o no, demuestren mayor o menor grado de independencia, las mujeres de la serie siempre acaban actuando según los deseos de su hombre, y cuando no lo hacen, son caracterizadas como caprichosas o manipuladoras. Al final, el hombre siempre es el bueno, y si actúa mal es por inseguridad o miedo a perder a su mujer. Pobrecitos.

Estoy hablando sobre todo de Jay, que quede claro. Phil cae del lado positivo del espectro de cara al espectador porque su mujer es quien lleva la voz cantante en la relación (claro que ella es una sargenta obsesionada con el control y él es básicamente un niño a su mando). Pero Jay es otra historia. De hecho, siempre he dicho que Modern Family está contada desde el punto de vista de Jay. Es conservadora, cabezona (se niega a cambiar sus costumbres), carca, ve lo diferente como extraño, no termina de aceptar del todo a los gays (no porque no quiera, sino porque es un señor mayor que no acaba de entender la homosexualidad), y clasifica a las mujeres como símbolos sexuales o madres. La que se lleva la peor parte es su esposa, Gloria (Sofía Vergara). ¿Qué hace Gloria en Modern Family? Nada. Lucirse, hacerle un sandwhich a Manny de vez en cuando y estar ahí para reafirmar la hombría de Jay. También en “Patriot Games”, Gloria está estudiando para recibir la ciudadanía norteamericana solo porque Jay odia esperar tanto tiempo en el control de aduanas al ir con una “extranjera”. Después de aprobar, vemos una escena en la que Jay y Gloria vuelven de un viaje, y el guardia del control aéreo le pregunta incrédulo “¡¿Esa es tu mujer?!” A lo que Jay responde orgulloso de su posesión: “América es grande“. Se puede decir más alto, pero no más claro. Gloria es el paradigma de la mujer trofeo, y aunque ese ha sido su papel desde el principio, ya no hay ironía en él, el paso del tiempo ha legitimado a Jay como su dueño.

alex school

Por otro lado tenemos a Alex, que este año está atravesando su transformación de niña a mujer (fuera de la serie Ariel Winter le lleva varios años de ventaja). El personaje es uno de los pocos que ha cambiado (relativamente) a lo largo de las temporadas. En los últimos años hemos visto que Alex es algo más que un ratón de biblioteca. La Lisa Simpson de Modern Family también está interesada en los chicos, y de hecho tiene cierto grado de éxito con ellos (sobre todo con los nerds). Esto nos lleva a su trama principal durante la presente temporada, su preparación para entrar a la universidad. En uno de los primeros episodios de la sexta, “Don’t Push” (6×02), Alex visita un campus universitario en California, aunque ella está decidida a estudiar en Nueva York. Su madre no es capaz de hacerle recapacitar para que se quede en una universidad cercana a su familia. ¿Cuál es el factor que provoca que Alex se lo piense? Eso es, un chico guapo que se interesa por ella (Alex es la nueva Felicity Porter). Pero eso no es todo, hacia el final de la temporada tenemos un caso análogo. Volvemos al episodio que estamos analizando, “Patriot Games”. En él, Alex compite con un compañero que tiene exactamente la misma media que ella por el puesto de “valedictorian” (el graduado con mejores notas). Ella insiste en que no quiere compartir el título, él tampoco, así que acceden a participar en una competición de educación física para buscar el desempate. Sin embargo, todo cambia cuando él le dice a ella que siempre le ha gustado. Entonces los dos abandonan la competición, Alex su ambición académica y ambos se funden en un beso. Ha quedado claro, Modern Family, da igual lo duro que se haya trabajado por conseguir algo, merece la pena renunciar a ello por un chico.

phil claire

He escogido un capítulo en particular para ilustrar todas estas ideas, porque todas sus tramas contienen flagrantes proclamas conservadoras, pero en realidad podemos seleccionar cualquier episodio al azar y sacar las mismas conclusiones. Mirad por ejemplo el reciente “Knock Em Down” (6×20), en el que Jay se hace pasar por gay para poder participar en un torneo de bolos con Cam (no vamos a profundizar en esta ofensiva trama porque no es necesario), y Claire y Phil se compinchan con sus vecinos para derribar una estatua obscena en un jardín de su barrio. Es como el capítulo “Itchy & Scratchy & Marge” de Los Simpson (2×22), donde los habitantes de Springfield protestan por la desnudez del David de Miguel Ángel. Solo que lo de Modern Family es más parecido al caso real en el que se inspira el episodio de Los Simpson. Y este se ha emitido en 2015, no en 1990. No hay ironía, no hay mensaje liberal, ni siquiera moraleja. Claire y Phil consiguen derribar la estatua y evitan las repercusiones porque Phil es amigo del agente que los interroga por el incidente. Los Dunphy y sus vecinos  (paletos a los que el matrimonio empieza a ver con mejores ojos porque tienen dinero y entienden de vinos, ejem) están sentados en el jardín, frente a la estatua destruida, sabiéndose inmunes porque son blancos de clase media-alta, gozan de superioridad moral, y encima tienen enchufe con la policía. El sueño americano, vamos.

Lo que me ha acabado provocando diferencias irreconciliables con Modern Family no es la repetición o el estancamiento en sí (como seriéfilo experimentado estoy acostumbrado y acepto que es la esencia de la sitcom), es esa apología del esnobismo y el waspismo, esos estúpidos “white people problems” y el trato que reciben los homosexuales y las mujeres en la serie (la variedad y la representación aquí es solo un espejismo). Aun no me he decidido a pedirle el divorcio (a pesar de todo, juega un papel importante la nostalgia de los buenos tiempos que hemos pasado juntos), pero teniendo en cuenta que esta serie tiene todas las papeletas para durar una eternidad, debería planteármelo seriamente. Modern Family, no soy yo, eres tú.

Etiquetas: , , , , , , ,

Comentarios (14)

 

  1. Marta dice:

    Estoy completamente de acuerdo con todo, pero la comparación ccuando dices “Es como el capítulo “Itchy & Scratchy & Marge” de Los Simpson (2×22), donde Marge y los vecinos de Springfield protestan por la desnudez del David de Miguel Ángel” sólo quiero mencionar que Margen se une contra los dibujos de Rasca y Pica, y ella se enfada cuando ve que usan sus argumentos contra ella para censurar al David, obra maestra.
    Por lo demás, chapeau!

  2. Foster dice:

    Esta crítica está hecha para los que no ven la serie y se creen la cuatro cosas que pones, ¿no?

    Por poner un ejemplo, pones a Gloria de mujer trofeo que se pasea por ahí sin hacer nada más. Excepto cuando ayuda a Haley con su jefe inaguantable. O a los hombres de la familia con el helicóptero teledirigido. Por poner yo dos ejemplos de los últimos capítulos 😉

    En general Modern Family es más verbal que carnal. Se dice mucho de Mitch y Cam, pero yo no recuerdo muchos besos entre Jay y Gloria ni mucho sexo entre Phil y Claire quitando los capítulos de San Valentín y en el que les descubren sus hijos (lo cual es interesante para la audiencia, y no ver a Lily traumatizada por lo pequeña que es al ver a sus padres hacer el amor).

    Por otro lado, los gays se acaban de casar. Que aquí es ya super normal, pero en Estados Unidos no. Valorar una serie extranjera desde nuestra perspectiva hace que se pierda carga social por el camino. Si un musulmán extremista opinara de esto, los gays les parecerían una aberración igualmente, por pocos besos que se den.

    Pero al grano, veo la relación de Mitch y Cam más romántica que física. Y me da que si se potenciara su faceta sexual no tardarían en venir la histeria por el tópico de gay con constante necesidad sexual (o por promiscuos, en el caso de que tuvieran relación abierta, lo que es relativamente normal entre homosexuales).

    Me tomaría la serie como entretenimiento, que es para lo que está hecha, para echarse unas risas. Pretender que sea una plataforma LGTB está de más, para eso hay otras mil cosas. En esa pareja se ha demostrado que son bien humanos. Que olvidamos que por personajes que sean, han de resultar creíbles (aunque la serie muestre los momentos que más interesen de cara al público).

    • Irene G dice:

      Precisamente por tener que parecer creíbles no lo son, cuando Cam es infravalorado capítulo tras capítulo por ser el que tiene más pluma de la relación. Sufrir homofobia por parte de tu propia familia tiene que ser duro y penoso y más si es por parte de tu marido, que te pone caras cada vez que intentas ser tú mismo. Este artículo no está pidiendo que Modern Family sea una plataforma LGBT+, para eso todavía tenemos que esperar porque ni siquiera QAF o TLW han dado en el clavo de representar todo el espectro; sino que se está exigiendo normalidad. Normalidad de darse un beso, de tener conversaciones picaronas, de que se note el deseo entre ambos miembros de una pareja. Tal y como hacen Claire y Phil, como una pareja sana. Phil idolatra a Claire y se nota, ¿por qué los gays no pueden mostrar su afecto?
      “(o por promiscuos, en el caso de que tuvieran relación abierta, lo que es relativamente normal entre homosexuales)” <– ¿en serio tu vida? ¿Con qué clase de gente te juntas? No solo yo no he tenido jamás una relación abierta sino que el 97% de parejas LGBT+ que he conocido a lo largo de mi vida tienen y han tenido relaciones exclusivas y mira, precisamente la mayoría son hombres. Tengo amigos que llevan juntos 10 años, 8, 7. Y son relaciones exclusivas.
      No se puede defender lo indefendible, este artículo da donde más duele. Y lo digo yo, que he sido fan de la serie desde el capítulo 1 y he ido abandonándola poco a poco por lo mismo.
      Chapó por el análisis, Pedro. De acuerdo con todo, con todo el dolor de mi corazón.

      • Ivo dice:

        Este comentario es exageradísimo, Irene yo soy gay y te puedo decir que no tienes ni pizca de humor…No le puedes llamar a todo homofobía…Cam nunca se ha ofendido por las bromas que han hecho con él, todo lo contrario, las ha provocado..Mitch siempre se ha preocupado de él, ya que mi querida Irene por muy tolerante que sea el mundo, por ejemplo, ver e un hombre como Cam vestido de gato y subido a un árbol segirá resultando raro.

      • Foster dice:

        A gente como tú iba dirigido la trama gay del último capítulo. SHAME, SHAME ON YOU. No es una plataforma LGTB pero se EXIGE (ojito con la palabra, aquí los que no dais audiencia y os creéis con derecho a algo) normalidad y que se coman los morros en público porque si no, no son la típica pareja gay. Pero al mismo tiempo se critica el esteorotipo de la pluma (un estereotipo ganado a pulso, mal que me pese).

        Venga ya, no engañáis a nadie. Nunca estaréis contentos con nada porque nada os representa al 100% y es una pena, porque no vais a disfrutar nada en la vida. Si no se besan porque no se besan. Si lo hicieran, porque es que los gays no son tan promiscuos. En una realidad paralela EXIGÍS que se corten un poco, te lo aseguro.

        Pd. Que sepas que tus amigos no te cuentan sus escarceos. Será que te los tomarías a la tremenda, leyendo comentarios así xD Te voy avisando cuando me los encuentre por Grindr, ¿va?

  3. Ana dice:

    ¿Sabes que, con lo que me gustaba esta serie, llevo como un año sin verla?
    Y no la echo de menos…
    La queja sobre las mujeres la llevo teniendo desde la primera temporada, así que me fío de ti cuando me cuentas los demás problemas que encuentras.
    Una pena.
    Siempre me quedará el “Why The Face?”

  4. Ivo dice:

    Ya te lo he dicho en twitter, pero también lo diré aquí, Cam y Mitch no debes representar a todos los gays, como Claire y Gloria no representan a todoas las mujeres. Hay muchos gays como ellos, con eso basta. En cuanto a sus amigos, hay que aceptar las bromas como bromas.

    Gloria siempre gana a Jay en sus peleas y siempre sale con la suya, así que de achismo nada.

    Lo de Alex es muy exagerado, estudia no lo es todo, y preisamente, eso debe aprender su personaje.

    Además, aunque te respeto mucho, esas críticas viniendo de un fan grande de Girls como tú, pierden su sentido, ya que Elija es un gay mucho más estereotipado que Cam y Mitch, y Hayley tiene más entidad y profundidad que las cuatro girls juntas.

    • Foster dice:

      Yo opino lo mismo, exageradísimo todo. Cuatro ejemplos oportunistas y manipulados y voilà, la gente que no ve la serie ya va de lista por la vida propagando que Modern Family defiende el heterofalopatriarcado normativo.

      El ZAS final lo dice todo. Solo que Girls es una serie petardísima, al gusto del marica medio; y claro…

      • Amolap dice:

        ¿Y los que seguimos la serie desde el principio, nos gusta, y pensamos que la entrada tiene razón?

        Una cosa es ser seguidor de una serie, y otra defenderla porque sí, sin ver sus fallos.

  5. Amolap dice:

    Soy tremendamente fan de la serie, me he visto todos los capítulos varias veces, y estoy de acuerdo con la entrada.
    Claire no ha empezado a trabajar fuera de casa hasta la quinta temporada, y lo hace en la empresa de Jay. Gloria no sólo no trabaja fuera de casa sino que es algo que NI SE PLANTEA.
    Antes de casarse con Jay fue taxista, fue peluquera… y alguna vez ha manifestado echarlo de menos. Pero, ¿hace algo al respecto? No. No es concebible.

    La visión que se da de las mujeres en la serie es tremendamente machista: O bien locas manipuladoras, o bien “el descanso del guerrero”, la mujer que da sentido común a la relación y paz al hombre, pero sin un protagonismo real. Es el estereotipo de los años 70 de “¡en casa manda ella!”.

    Y Cam es la mujer de su propia relación. Tampoco trabajó hasta bien avanzada la serie y, al comenzar a hacerlo (y quedarse Mitch en paro) Cam tuvo un estrés tremendo por no estar con Lily, y Mitch lo tuvo por no trabajar.
    No son una pareja gay normalizada, son una pareja hetero totalmente estereotipada, pero compuesta por dos hombres.

    Foster, dices que no hay mucho sexo en la serie entre las parejas hetero. Así, pensándolo un poco sólo:
    Cuando Phil se mete en la cama y le mete mano a un esqueleto como si fuera Claire, cuando en Nochevieja se van a nadar desnudos. Cuando Claire expresa que hace demasiado que no tienen relaciones.
    Cuando Gloria está súper salida después del parto de Joe y busca intimidad con Joe, las miles de veces que Jay hace insinuaciones sexuales sobre Gloria y Andy finge “no escuchar”…
    Mil momentos en toda la serie. Entre Mitch y Cam, no hay nada semejante. No hay interacción erótica de ningún tipo, ni de insinuaciones, ni de nada. Apenas recuerdo un capítulo en el que Cam hace un comentario y mira el culo a Mitch en seis temporadas que llevan. El único comentario explícito lo hace Sal (que es excéntrica y promiscua, y por eso le dejan) cuando ve a Mitch subido encima de Cam y dice “Vaya, esto resuelve una gran duda”.

    No se puede defender lo indefendible: En la serie, se muestra a los gays como una pareja que no tiene sexo ni interacción erótica de ningún tipo.

    Es cierto que la sociedad estadounidense es, en general, puritana y homófoba, y les cuesta normalizar a los homosexuales en la ficción (no hay que ver la aberración que han hecho con Loras Tyrell en Juego de Tronos) pero eso no implica que no se deba protestar, ni decir que de Modern cada vez le queda menos.

    Yo seguiré viendo la serie, porque me gusta, porque es divertida, pero eso no significa idolatrarla ni defender que no tiene nada que reprocharle.

  6. dunedain71 dice:

    1. No se puede criticar jamás una serie por su ideología. Hay que buscar otros argumentos. No se puede criticar “El acorazado Potemkim” por ser comunista ni “Olimpiada” por ser nazi.
    2. A mí me parece que la serie se burla de todo el mundo. De los gays, de las mujeres, de los hombres, de los niños. Phil es un idiota consumado y su hijo más. Y no digamos nada de ese niño imposible que es Manny.
    3. Jay no es una excepción, lo que ocurre es que es, con mucha diferencia, el mejor actor de todos. No necesita exagerar, ni gritar, ni ser histriónico. Sabe lo que es una buena comedia y sabe lo que es el equilibrio. Pero su control sobre esposa, hijos y trabajo tiende a cero.

  7. sandra dice:

    Estoy de acuerdo, excepto en lo referente a Alex, ahí has manipulado un poco el argumento. Cuando se están disputando el quedar primero de la promoción, es Sanjay en primer lugar el que decide no competir por ella, no es que él se lo pida o condicione a salir con ella a que no le gane; simplemente prefiere dejar que ella gane y como cualquiera hubieras hecho, Alex prefirió empatar con él que ganar una carrera en el que el otro no corre. Tampoco condicionó la elección de la universidad un chico guapo (era bastante feo), simplemente le hizo ver que elegir la universidad según la distancia no tenía sentido. Lo retrógrado es la cantidad de veces que se le insinua que es una pardilla o que va a morir soltera porque es inteligente y estudia, eso es lo grave, el mensaje que manda a las adolescentes. Mientras que Haley es tontísima, no estudia, es super popular y liga un montón; lo que sus padres ven bien porque cuando hablan de sus hijos dicen de Haley: No es la mejor en nada pero es muy guapa así que podrá casarse con alguien que sea el mejor en algo” Eso de su hijo no lo hubieran dicho, machismo al poder, si no vales nada no pasa nada si eres guapa, el matrimonio es tu solución.
    Jay me cae fatal, no puedo con la gente así y Manny es que directamente ni lo soporto, es un snob, raro pero en el mal sentido, un desesperado con las tías y sin ningún tipo de gracia. El trato a Gloria es insultante, es un trofeo, sin adornos, solo sirve para lucirse y a ella le gusta ser un trofeo. Es joven y no trabaja, tiene asistenta y niñera así que no puede considerarse ama de casa. Es una mujer explosiva casada con un viejo que es feliz solo con mirarla y te quieren vender la moto de que ahí hay amor. Es más, siempre se insinúa que cuando envejezca, Jay no le va a hacer caso en sus rabietas, lo que condiciona el amor de Jay a su físico.
    Y MItch y Cam parecen dos amigos que comparten una hija, no hay nada físico entre ello, apenas un par de besos en 7 temporadas. Sí es verdad que los gays suelen ser menos propensos a besarse en público (porque saben lo que les puede pasar) asi que entiendo lo del aeropuerto, pero en casa tampoco hay nada físico, lo que supongo que es un intento de no ofender al gran sector conservador de EEUU.
    La última temporada ha sido muy aburrida y el primer capítulo de la octava se me ha hecho largo.

  8. Lector Ocasional dice:

    Pero si solo es un show de entretenimiento …

Deja un comentario

Get Adobe Flash player
Abrir la barra de herramientas