Crítica: La oveja Shaun – La película

Shaun movie

El stop-motion se resiste a morir en la era de las películas de dibujos realizados íntegramente por ordenador. Los amantes de las técnicas tradicionales de animación tenemos la suerte de que estudios como Laika (Coraline, Los Boxtrolls) y Aardman sigan produciendo películas y series para todos los públicos utilizando este laborioso método. Aardman en concreto es la responsable de films universalmente aclamados como Chicken RunWallace & Gromit: La maldición de las verduras, además de la reciente ¡Piratas! El estudio con base en Bristol también ha realizado estimables incursiones en la animación CGI (Ratónpolis, Arthur Christmas), siempre conservando su identidad visual, pero sigue siendo conocido sobre todo gracias a sus trabajos de Claymation (animación con plastilina), donde se adscribe su largometraje más reciente, La oveja Shaun – La película, adaptación cinematográfica de la popular serie para niños.

Dirigida por el recién llegado Richard Starzak junto al veterano Mark Burton (guionista entre otras de Chicken Run, Wallace & Gromit Madagascar), la película de la oveja Shaun se mantiene fiel al espíritu de la serie, y transcurre por tanto sin una sola palabra de diálogo. A lo largo del metraje (que asciende apenas a 85 minutos) solo escuchamos voces humanas articular palabras en las canciones (extradiegéticas) que ocasionalmente aderezan la película para describir algunos puntos de inflexión o explicar estados emocionales de los personajes. Pero en realidad tampoco nos hacen demasiada falta. La oveja Shaun: La película se basta y se sobra para transmitir emoción y diversión echando mano (nunca mejor dicho) únicamente del prodigioso lenguaje físico de sus figuras de plastilina y el excelente humor slapstick que protagonizan. A la espera de la película de Los Minions, La oveja Shaun demuestra que el cine mudo no solo funciona en casos excepcionales para adultos como The Artist o nuestra Blancanieves, sino que es posible hacer un largo sin diálogos capaz de divertir a niños de todas las edades.

La oveja Shaun posterPara los que no hayan visto la serie (imprescindible para los amantes de la animación y la comedia con corazón), La oveja Shaun es la historia de un rebaño de ovejas que vive en granja de Mossy Bottom, un lugar aparentemente apacible supervisado por un granjero desastrado y su bienintencionado pero torpe perro pastor, Blitzer. De entre todas las ovejas destaca Shaun, propensa a meterse en líos y poner en aprietos a sus compañeras de rebaño por culpa de su empeño en sacar a la granja de la rutina diaria. Como una película de 90 minutos no funcionaría siguiendo el esquema de la serie, se hace necesario introducir una variante que saque a los personajes de la (divertida) monotonía de sus vidas en el campo, por lo que Starzak y Burton mandan a Shaun y sus amigos a la gran ciudad, donde les espera su gran némesis, el oficial de control de animales, y un adorable chucho callejero, aliado de valor incalculable. El “choque cultural” que supone sacar a las ovejas de un escenario familiar para abandonarlas a su suerte en las imprevisibles calles de la ciudad proporciona una fuente inagotable de comedia y chistes visuales (de los cuales, el mejor está en los créditos finales).

Pero además de hacer reír de forma consistente durante toda la película (que por su naturaleza tiene que atravesar un par de impasses casi obligatoriamente, nada grave), La oveja Shaun es una nueva muestra del prodigio artesanal del que suele hacer gala Aardman. La animación de los personajes, más fluida que nunca, conserva ese encanto de las cosas hechas a mano (en todos los trabajos de Aardman podemos deleitarnos con las huellas dactilares de los artistas apareciendo y desapareciendo en los cuerpos de los personajes), y el diseño de producción es sencillamente extraordinario. El detallismo que se ha puesto en esta película y el puntilloso trabajo que hay detrás de cada esquina y callejón de la ciudad es espectacular (atención a los guiños a Breaking Bad). Pero lo más importante es que Aardman ha vuelto a equiparar su pericia técnica con su maestría para contar historias simpáticas, inteligentes y emotivas, lo que hacen de La oveja Shaun un nuevo triunfo para el estudio.

Valoración: ★★★★

Etiquetas: , , , , , , ,

Comentarios (1)

 

Deja un comentario

Get Adobe Flash player
Abrir la barra de herramientas