Crítica: Aguas tranquilas

Still the Water

Aguas tranquilas de Naomi Wakase

Amami-Oshima, una paradisíaca isla subtropical japonesa en la que viven dos adolescentes, Kaito y Kyoko, junto a sus respectivas familias. El entorno en el que viven y crecen es la base de las creencias y las tradiciones de la naturaleza que guían y dan sentido a la familia. Una calurosa noche de agosto durante lasAguas tranquilas danzas tradicionales de la luna llena en la isla, Kaito encuentra un cadáver en el mar. El misterio que esto entraña es el punto de partida de un viaje de auto conocimiento y descubrimiento para Kaito y Kyoko que llevará a los adolescentes a aprender sobre la vida, la muerte y el amor, ciclos en sintonía con la naturaleza que los rodea.

Naomi Wakase, doble ganadora en el Festival de Cannes (Cámara de Oro por Moe no suzaku, 1997, y Premio Especial del Jurado por El bosque de luto, 2007), firma una película visualmente exquisita y rebosante de lirismo, una conmovedora reflexión sobre las diferentes etapas de la vida en la que el despertar sexual de los adolescentes coincide en el tiempo con la llegada de la muerte para la madre de la chica. Aguas tranquilas (co-producida por Francia y España) hace honor a su nombre, dejando que la calma reine sobre su relato, emergiendo de su luminosa superficie los secretos y los hallazgos que se esconden en el fondo. La sensualidad y el misterio se dan la mano y se revelan como las claves para bucear las aguas de la vida.

Aguas tranquilas es un canto a la vida repleto de bellas imágenes e instantes de auténtico misticismo (sobresale la escena en la que los habitantes del pueblo despiden a la madre con una celebración de cánticos tradicionales), una experiencia envolvente y emotiva que se convierte en refugio para el espectador. Sin embargo, pierde parte de su fuerza durante su recta final, cuando Wakase insiste en articular con palabras lo que ya nos están contando sus silencios. Aguas tranquilas es en definitiva un poema anotado, uno muy valioso a pesar de que al final se nos niegue en cierto modo la libertad para interpretarlo a nuestra manera.

★★★½

 

Etiquetas: , , , ,

Deja un comentario

Get Adobe Flash player
Abrir la barra de herramientas