Crítica: No llores, vuela

No llores vuela

Avalada por varios premios y reconocimientos por sus primeras películas, Madeinusa (2006) y La teta asustada (2009), la peruana Claudia Llosa firma su tercera obra como realizadora, No llores, vuela (Aloft en versión original), un desgarrador drama familiar rodado en la nevada Manitoba (Canadá) con el que consolida su talento y sensibilidad tras la cámara. La película abre con una peregrinación para visitar a un sanador, y cabalga entre dos tiempos narrativos, un enigmático pasado que Llosa construye a base de intriga y con cierto aire a futuro desolado(r) (excelentes fotografía y banda sonora), y un presente en el que la directora explora las consecuencias de los trágicos acontecimientos de ese capítulo del pasado. Dominando el equilibrio entre tensión y contención dramática, con una dirección de actores impecable, y desentramando el relato con suma delicadeza, Llosa consigue que sus personajes nos afecten y su historia nos envuelva hasta su catártico desenlace.

No llores, vuela es la dura y poética crónica del distanciamiento de una madre y un hijo, la evolución de un dolor insondable y la exploración de la posibilidad del perdón. Todo comienza cuando Nana (Jennifer Connelly), mujer con dos hijos, se encuentra con el sanador conocido como El Arquitecto, una figura misteriosa que le lleva a creer que ella también esconde un gran poder, convirtiéndose así en su mentor espiritual. Durante una de las visitas de Nana al Arquitecto, ésta descuida a sus hijos, que deciden marcharse sin avisarla utilizando su todoterreno, lo que resultará en la pérdida de uno de los niños, y la ruptura abrupta de los lazos de cariño entre Nana y su otro hijo, Ivan (Zen McGrath, interpretado en el futuro por Cillian Murphy). Después de una infancia FRESCOTA_NO LLORES 14marcada por la soledad y el resentimiento mutuo, madre e hijo emprenden caminos separados. Mientras ella continúa su formación hasta convertirse en la famosa Nana Kunning, una fascinante y esquiva artista aislada en un paradero remoto, él, incapaz de entender el cambio de su madre y la decisión de abandonarlo, se convierte en cetrero y vive una vida de reclusión psicológica en la que su mujer (Oona Chaplin algo desaprovechada) intenta mantener unidas a duras penas las piezas rotas de su marido. Una joven periodista (Mélanie Laurent), fascinada por la historia de Nana y Ivan, organiza un encuentro entre ambos, 20 años después de su separación.

Estamos acostumbrados a las interpretaciones cargadas de intensidad trágica de Jennifer Connelly, una actriz que ha enfocado su carrera casi exclusivamente dentro del drama y que con cada papel parece buscar la purga a través de la experiencia actoral. Y esta Nana Kunning, sin duda el personaje más complicado de la película, no es excepción. Con ella, Connelly construye a una mujer, una madre que ha cometido un acto universalmente reprobable e injustificable, y lo hace sin apenas concesiones al espectador, sin buscar en ningún momento la compasión (atención a la brutal escena en la que reprocha al niño el accidente en su habitación), con una firmeza implacable y dolorosa que envuelve toda la película -y que choca con ese inapropiado título tan a lo Coixet. Llosa se niega a adentrarse en el terreno del melodrama convencional, y evita complacencias que suavicen esta terrible historia en la que sin embargo no pretende señalar víctimas o culpables. La gelidez con la que se aproxima a sus personajes puede resultar en una experiencia cinematográfica incómoda, incluso alienante, pero los actores aportan la humanidad necesaria para que los perdonemos, y anhelamos el perdón entre ellos. El trío protagonista de No llores, vuela ofrece un recital interpretativo memorable (Laurent se mantiene en segundo plano, pero su presencia es imprescindible). Murphy y Connelly están sublimes, y se abandonan por completo al dolor al que Llosa los expone sin miramientos, hasta culminar en un encuentro final tenso, triste y hermoso que, nos dé o no lo que buscamos, es justo lo que necesitamos todos, personajes y espectadores.

Valoración: ★★★½

Etiquetas: , , , , , , , ,

Deja un comentario

Get Adobe Flash player
Abrir la barra de herramientas