You’re the Worst: De amor y odio en tiempos modernos

la-et--worst

-What did you do today?
-Nothing.
– Oh my God, me too!

¿Quién ha dicho que el romanticismo ha muerto? Eso es justo lo que uno podría sacar en conclusión al adentrarse en la nueva comedia de FX You’re the Worst, creada por Stephen Falk (ex guionista de Weeds Orange Is the New Black), pero nada más lejos de la realidad. You’re the Worst parte del clásico boy-meets-girl, un encuentro y algo-así-como-emparejamiento que tiene lugar en el sitio más tópico de todos: una boda (la de la ex prometida de él). Los protagonistas son dos jóvenes de Los Ángeles, Jimmy (Chris Geere) y Gretchen (Aya Cash), un engreído escritor británico, suerte de Larry David versión joven, que solo ha publicado un libro, y una desastrada publicista que representa estrellas musicales emergentes. Como desvela el título de la serie, el “giro” en esta historia es simplemente que son lo peor. Pero lo peor de lo peor. No lo peor como pueden serlo Jess de New Girl o Mindy Lahiri. Jimmy y Gretchen son lo peorcísimo (si no lo creéis, atreveos a acompañarlos al cine). Autodestructivos, egoístas, cerdos, tóxicos, la cara más irredenta y desagradable de la generación millenial.

Por eso, tras ver los primeros capítulos de You’re the Worst lo más fácil es clasificarla como la anti-comedia romántica definitiva. Pero no os dejéis engañar por las apariencias. Lo que Falk está haciendo con su serie no es rechazar las convenciones de la rom-com, sino más bien todo lo contrario, celebrarlas mediante la reconfiguración de los clichés, y llevando el género al siglo XXI, tal y como han hecho Stefan Golaszewski con esa joya que es Him & Her o Lena Dunham con Girls (que, como no podía ser de otra manera, se lleva su mención en la serie de Falk). You’re the Worst es comedia romántica hasta la médula, pero debidamente disfrazada con una sucia capa de cinismo, misantropía e incorrección política que la convierte en fiel representante de nuestro tiempo.

You're the Worst posterA pesar de la resistencia de Jimmy y Gretchen, que se vanaglorian constantemente de ser lo peor y aseguran no querer pareja, Falk los pone a ambos en contexto romántico para torturarlos con su atracción mutua y en última instancia enamorarlos perdidamente, porque sí, son lo peor, pero en el fondo los quiere muchísimo. Ambos son tan reacios a convertirse en una pareja normativa, a claudicar como todos esos idiotas que se exponen voluntariamente al dolor que conlleva el amor, que resultan ser compatibles al 100%, tanto que les aterroriza. A partir de ahí, You’re the Worst nos muestra paso por paso, y con honestidad brutal, la evolución de una relación incipiente, haciendo paradas en todos los lugares comunes del género: el miedo al compromiso, el dilema de pasar a ser “exclusivos”, conocer a los padres, irse a vivir juntos, la llave, el anillo… Sin embargo, Falk logra, a través del explosivo carácter de sus personajes, hallar una nueva perspectiva, un enfoque fresco y corrosivo para contar la misma historia de siempre.

Alrededor de Jimmy y Gretchen gira un plantel de personajes secundarios que también son lo peor, formando junto a ellos un esperpéntico desfile de disfuncionalidades. De hecho, casi todos son (mucho) peores que los protagonistas (mención especial al personaje más nihilista de la serie, Lindsay). La “pandilla” de You’re the Worst, atrapada sin salida en la adolescencia prolongada, viene a representar a la generación perdida de manera similar a las chicas de Girls, solo que algo más inmersa en la caricatura y la farsa. La serie hace gala de una gran puntería retratando a estos jóvenes y el idiosincrásico mundo moderno en el que habitan. Un mundo de plena liberación sexual, desprovisto de verdaderas responsabilidades de adulto, preocupado por la economía, pero a su manera (-¿Tienes un cigarrillo? -¡Estas cosas son caras!), amenazado por lo efímero de las modas y la presión de destacar en un océano de clones (muy ácida la perspectiva angelina sobre el movimiento hipster de Brooklyn), y donde los empleos tradicionales han desaparecido (“No estoy buscando un trabajo de verdad”). Nunca la búsqueda de la identidad propia fue tan complicada.

Este empeño en satirizar el universo del veinte-treintañero moderno hace que los primeros episodios de la serie resulten un tanto forzados y artificiales. Al comienzo, You’re the Worst tiene aspecto de web serie (nada en contra de ellas), tanto por su factura y sus diálogos en ocasiones acartonados, como por sus interpretaciones (especialmente las de los secundarios), cercanas a la parodia y al “proyecto fin de carrera”. Sin embargo, y aunque esto se diga de todas las series (porque casi siempre es cierto), pasados unos cuantos capítulos empieza a tomar forma y los personajes adquieren entidad, transformándose finalmente en personas. Para cuando llegamos al excelente último episodio de la temporada (diez en total), esos despojos humanos que son Jimmy y Gretchen se han ganado nuestros corazones y You’re the Worst se ha convertido en una de las propuestas más redondas e interesantes de la temporada.

Etiquetas: , , , , ,

Deja un comentario

Get Adobe Flash player
Abrir la barra de herramientas