Cine, televisión y póker

friends poker

El póker es uno de los juegos más antiguos del mundo y aunque se desconoce su origen exacto, de lo que no hay duda es que es el juego de cartas más demandado en la actualidad. La revolución de las nuevas tecnologías, además, ha permitido que los ases y las picas lleguen también a los ordenadores y a los dispositivos móviles, lo que lo ha hecho todavía más accesible.

La popularidad del póker ha alcanzado también el mundo de los famosos, ya sean actores, cantantes o deportistas de élite. Ahora, los rostros del celuloide no solo juegan sus cartas en los casinos de película; la realidad del póker ha superado a la ficción y no sorprende ver a actores como Ben Affleck o Leonardo DiCaprio y a actrices como Cameron Diaz  disfrutando de una buena partida de naipes.

Y lo mismo ocurre entre los artistas de la música y deportistas que, sabedores del glamour que se asocia a los casinos, utilizan estas salas para promocionarse. Cantantes como Britney Spears, Cher o Celine Dion ya saben lo que es tener una gira de conciertos en Las Vegas. Y deportistas de élite como el futbolista Gerard Piqué, el piloto Fernando Alonso o el tenista Rafa Nadal han prestado su imagen para publicitar importantes torneos o casinos virtuales. Y es que parece que en la actualidad, la figura del famoso juega ahora más que nunca al “glamuroso” juego de cartas como si de James Bond se tratara.

runner-runner-justin-timberlakePocas veces un juego de cartas ha levantado tantas pasiones. El póker es capaz de activar la adrenalina de cualquier jugador, independientemente de su profesión, su sexo o su clase social, y así lo hemos visto reflejado siempre en la pantalla. No obstante, en los últimos años se ha podido apreciar (aunque muy sutilmente) cómo se le ha ido envolviendo de una aura de glamour y ensueño al mismo tiempo que gana protagonismo en muchas producciones de lo más comerciales. Ladrones de guante blanco como George Clooney y su banda en la saga Ocean’s Eleven, maestros de la baraja como Kevin Spacey en 21 Blackjack, el mencionado Agente 007 en Casino Royale, unos jóvenes Matt Damon y Edward Norton en Rounders o simplemente caras bonitas como la de Justin Timberlake, junto a Ben Affleck, en Runner Runner, y junto a Amanda Seyfried en In Time, que se han encargado de sumergir en un baño dorado la industria de los casinos que envuelve al póker.

En la televisión ocurre lo mismo. Ya desde los 80 observamos cómo el póker forma parte de las vidas de los protagonistas de las sitcoms, llegando estas a crear episodios enteros alrededor del juego de naipes. ¿Quién puede olvidar el capítulo del póker de Friends, en el que los amigos neoyorquinos se reúnen en la primera temporada para jugar una partida llena de sorpresas? Y más recientemente hemos visto a la pandilla de Cómo conocí a vuestra madre jugando al póker en el episodio de la quinta temporada “The Poker Game”.

Hollywood apuesta por ello, tanto en cine como en televisión, mientras los magnates de los casinos se expanden por el mundo llenando sus cajas fuertes a un ritmo trepidante. Sin duda, un negocio redondo para ambas industrias.

Deja un comentario

Get Adobe Flash player
Abrir la barra de herramientas