Crítica: Carmina y amén

foto-maria-leon-y-carmina-barrios-en-carmina-y-amen

Texto escrito por David Lastra

Puede que el Luisma sea todo lo tonto que queráis, pero Paco León no lo es ni un pelo. Tras causar un hito en el modelo de distribución española con Carmina o revienta, vuelve dispuesto a dar que hablar dos años después revisitando el mito de su santísima madre. El invento promocional de ahora es invitar a media España al cine un día antes de su estreno. ¿Resultados? A corto plazo, colapsar las salas de cine; a largo, un boca a boca simpático proveniente de las miles de personas que la han visto gratis. Todo un acierto de marketing. Lo dicho, León dista mucho del personaje que le hizo famoso en la pequeña pantalla (con permiso de su Raquel Revuelta). Sabe causar expectación y, lo que es mejor, sabe colmar al público con el resultado final. Carmina Barrios ha vuelto y no puedo sino confesar que tras haber visto Carmina y amén., #yocreoenCarmina.

Carmina_y_amen_cartelLa vida en el hogar de Carmina sigue igual. Humo, flatulencias, chanchullos y algún que otro coscorrón. Esa postal costumbrista tan llena de olores que supo reflejar León en la primera se mantiene a la perfección. Nada nuevo bajo el sol. Mejor dicho, nada nuevo bajo el sol de cara a la galería, porque el marido de la matriarca lleva muerto ya unas horas. ¿Está la ambulancia en camino? ¿La policía? No, ni Dios lo sabe. Bueno, Dios sí. Ella lo sabe y ya ha empezado a manejar las cuerdas. ¿Dios es mujer? Pues sí, Carmina es Dios. Ordena y manda… y reparte hostias como nadie. Su magistral plan es mantener a su marido de cuerpo presente hasta el lunes, ya que a primera hora cobran la pensión y no es plan de perder dinero, sobre todo cuando ya se ha gastado de antemano.

Esta trama principal a medio camino entre Misión: imposible y Este muerto está muy vivo es extremadamente divertida y (¡atención!) sentida. No olvidemos que aunque nos descojonemos cada dos por tres, esta es la historia (tan real como inventada) de una mujer luchadora. Una madre coraje capaz de llevarse por delante a quien sea por el bien de sus cachorros. Entre la fauna que acompaña a la gran Carmina, destaca un nuevo fichaje: Yolanda Ramos. La que fuera compañera de León en Homo Zapping, premiada justamente en el pasada edición del Festival de Cine Español de Málaga, consigue desbaratarnos gracias a su masajista catalana y sus diatribas sobre chochos colgantes.

Carmina y amén. encantará a los que comulgamos con el socarronerío zafio y encantador de la primera y desesperará a los que no pudieron aguantar el humo de los mil y un cigarrillos de la Barrio. No hacen falta nuevos fans, los que creemos en Carmina somos ya una legión. ¡Larga vida a la Lady Gaga motorizada! ¡Larga vida a Carmina!

Valoración: ★★★★

Etiquetas: , , , , ,

Comentarios (3)

 

  1. miraquesonrisa dice:

    “Chocho colgón!”

  2. jose dice:

    Yolanda León es masajista en la peli, no peluquera!! La película: MA RA VI LLO SA.

Deja un comentario

Get Adobe Flash player
Abrir la barra de herramientas