Crítica: Byzantium

byzantium

Texto escrito por David Lastra

Ahora que los zombis son los nuevos vampiros, atreverse a realizar una película puramente sobre colmilludos es un acto vintage, de amor puro al género o de estar más pasado que la tarara. Una mezcla de esas tres razones son las que han llevado a Neil Jordan a realizar Byzantium. Amante y creador de grandes aportaciones para el cine de género (En compañía de lobos o Entrevista con el vampiro), el irlandés se encontraba en tierra de nadie en esto del celuloide tras un subproducto para lucimiento de Jodie Foster (La extraña que hay en ti) y un despropósito con sirenas y Colin Farrell llamado Ondine. Por esa razón y con el peligro de quedarse más anquilosado que su compatriota Jim Sheridan, Jordan decidió volver a terreno conocido: el mundo de los vampiros. Bienvenidos a Byzantium. Se aceptan Visa, Master Card y O positivo.

Esta es la historia (que no se debe contar) de dos vampiros (con mecanismo de mujer) que viven entre nosotros, los pobres mortales. Pero su existencia no es del todo plácida, ya que deben permanecer escondidas por encontrarse condenadas a muerte por una hermandad machista de chupasangres que no aceptan la existencia de féminas entre sus filas. ¿Más de lo mismo? Pues sí, pero bien hecho. Jordan crea un mundo onírico tan turbio como potente visualmente, regalándonos alguna de las mejores y poéticamente más terroríficas de los últimos años, como son las de la conversión en vampiro y  consiguiente la montaña de sangre.

byzantium - arterton

Esa potencia visual y el buen hacer de Neil Jordan podrían haber quedado en nada si no hubiese contado con el reparto acertado. La omnipresente Saoirse Ronan se encarga de protagonizar a la joven mujer vampiro con una inocencia despiadada que bebe directamente de la icónica Eli de Déjame entrar, protagonista de uno de los pocos referentes salvables del último cine de vampiros. Pero el mayor acierto de casting viene de la mano de Gemma Arterton. La futura perturbadora Gemma Bovery (hype por las nubes ante la adaptación de la novela gráfica de Posy Simmonds) encarna madre-vampiro, una femme fatale con cuyo magnetismo y escote destrozaría Bon Temps en un abrir y cerrar de ojos.

El mayor acierto de la película es su inocencia a la hora de la exposición de los hechos y la evolución de los mismos. Aunque en ocasiones intenta ser más completa de lo que es (sobra algún que otro flashback explicativo), sabe jugar con las normas de película rompetaquillas (liga en la que estaba llamada a competir pero en la que ha fracasado injustamente) pero con un sentimiento desesperanzador y una personalidad inusual en ese tipo de films. Lo fácil y populista sería decir que Byzantium es la mejor entrega de la saga Crepúsculo… pero eso ahuyentaría a más de uno y una de las salas de cine y eso es justamente lo que no queremos.

Valoración: ★★★★

Etiquetas: , , , , ,

Comentarios (1)

 

  1. herb_b dice:

    A mi me encanto, muy inspirado Jordan, y si, con grandes aciertos en el casting para las dos protagonistas, aunque para mi el mayor es Saoirse, sin quitarle tampoco nada a Gemma. Quizas el guion tendria alguna cosa mejorable, y sin estar mal, tampoco es algo extraordinario, pero Jordan lo rueda con una gracia que hace que sea mas que suficiente para que le salga una excelente pelicula. Muy disfrutable.

Deja un comentario

Get Adobe Flash player
Abrir la barra de herramientas