Polémica por el casting de Rooney Mara como Tigrilla en PAN

tigrilla

Día nuevo, noticia nueva sobre la adaptación que Warner Bros. prepara de la obra de J.M. Barrie Peter Pan. Esta semana se han hecho públicas dos incorporaciones al reparto. Por un lado el pequeño Levi Miller, que será Peter, y por otro, la actriz de Millenium Her Rooney Mara para el papel de Tigrilla (Tiger Lily en inglés). La decisión de contratar a una actriz blanca (es más, blanca nuclear) para dar vida a un personaje de color ha enfurecido a muchos, hasta el punto de que una tal Kristi Arnold ha iniciado una petición seria para que Hollywood, y en concreto Warner, deje de contratar a actores blancos para interpretar a personajes de otras razas.

Esto es lo que dice la petición (que en el momento de redactar esta noticia llevaba más de 6.500 firmas):

“Warner Bros. acaba de anunciar que Rooney Mara ha sido escogida para interpretar el papel de Tigrilla, una mujer nativa-americana, en su adaptación de Peter Pan. El estudio no ha tenido remordimientos en contar en su comunicado oficial que para el papel se consideró primero a una actriz negra y a una francesa*. Esta elección de casting es vergonzosa, especialmente en una película para niños. Inculcarles la idea de que todos sus modelos a seguir deben ser blancos es inaceptable.

El comunicado dice así: ‘El mundo que estamos creando es multirracial e internacional’. Pero resulta que protagonizan la película Mara y dos tipos blancos –Hugh Jackman y Garrett Hedlund. Eso no me suena muy multirracial, Warner Bros.

¡Pedimos que Warner Bros. deje de elegir a actores blancos para interpretar a personajes escritos originalmente como personas de color!”

*Warner Bros. consideró a Lupita Nyong’o y Adéle Exarchopoulos para hacer de Tigrilla.

¿Qué os parece el asunto? En Estados Unidos este es un tema especialmente delicado, y ha vuelto a desatar un debate sobre la representación racial en el cine y la televisión, condenando el “whitewashing”, o sea, el blanqueamiento de personajes originalmente de color. La polémica por el casting de Mara es una de las muchas que hemos vivido en los últimos meses, y la mayoría no han tenido que ver con el whitewashing.

Internet ha enfurecido por la decisión de convertir a Ben Affleck en Batman, a Michael B. Jordan en la Antorcha Humana, por haber cambiado los rizos pelirrojos de la huérfana Annie por la leonina melena negra de Quvenzhané Wallis, incluso el público ha mostrado abiertamente su descontento porque la serie Once Upon a Time ha convertido a la tradicionalmente muy rubia y muy blanca Rapunzel en una chica negra. Después de leer muchas reacciones al respecto es fácil sacar una conclusión: El problema del público no es exactamente (o exclusivamente) que los personajes cambien de color, sino que los referentes culturales más fuertemente arraigados cambien tan drásticamente. En muchos casos es más que nada un tema de purismo -que a veces puede dar lugar a puntos de visto incluso más cerrados que el racismo, o simplemente ser una de las dos caras de una misma moneda, todo sea dicho.

Claro que el caso de Tigrilla es distinto, porque el personaje está estrechamente vinculado a la imagen clásica del indio aborigen, lo que quiere decir que escoger a Mara conlleva dos opciones posibles: convertir al personaje escrito por Barrie en blanco, lo cual no tendría sentido con respecto a la historia (razón para los puristas), o convertir a Mara en india, lo cual sería totalmente inaceptable para muchos (razón para los que denuncian este casting como acto de racismo).

No sé qué pensaréis vosotros, pero a mí este tema ya me agota. Al final, lo más importante es que se escoja al mejor intérprete para dar vida al personaje en cuestión, y esto quiere decir que si Will Smith es perfecto para interpretar a tres personajes originalmente blancos, si el Nick Furia moderno es negro y a todo el mundo le parece estupendo, si Idris Elba es Heimdall en Thor (un personaje originalmente de aspecto nórdico), ¿es tan grave que un actor blanco dé vida a un personaje de color si el estudio y el director lo consideran idóneo? Está claro que para muchos sí lo es, puesto que contribuye a que el círculo vicioso no acabe nunca: Los actores blancos se contratan generalmente porque son más populares, pero si no se contratan más actores de otras razas, ¿cómo van a convertirse estos en intérpretes de renombre para competir al mismo nivel que los blancos?

En fin. ¿Cuál es vuestra postura en esta polémica? ¿Se debería contratar a una actriz nativa-americana para el papel de Tigrilla? ¿Quiere decir eso que no se debería permitir a Fox cambiar de color a Johnny Storm, o no es lo mismo? ¿Confiáis en Joe Wright, que tiene un curriculum destacable lleno de certeras adaptaciones (Expiación, Orgullo y prejuicio, Anna Karenina), o creéis que esta vez se ha equivocado? ¿Deberían relajarse un poco los americanos con este tema o tienen motivos para seguir en pie de guerra? Que comience el debate.

Comentarios (4)

 

  1. Juan Naranjo dice:

    Bajo mi punto de vista, por muchas razones, no es lo mismo sustutuir un blanco por un negro, que un negro por un blanco. Negro, o de la raza que sea, claro.
    Este asunto (y mi postura sobre el mismo), me ha recordado mucho a un tuit que vi el otro día en tumblr, sacado del perfil de Mary Lambert.
    http://25.media.tumblr.com/15e3ef65188b641b0c09f28aef1268cc/tumblr_n13qenZdXh1ra6qx5o1_500.jpg

  2. Carlota dice:

    Si, siempre que la historia original se respete, y no hagan aberraciones como la de los 4 fantasticos, que ponen a un jhonny Storm NEGRO.
    Ahi no protesto nadie verdad????
    Si es que son razas distintas.

  3. Carlota dice:

    Y añado, y como esta de moda el decirte que eres Racista a la minima que no pienses como ellos, pues asi nos va.

Deja un comentario

Get Adobe Flash player
Abrir la barra de herramientas