Las 20 mejores películas de 2013 – Una lista de Fuertecito

La siguiente lista está compuesta exclusivamente por películas estrenadas en España entre el 1 de enero y el 31 de diciembre de 2013.

Spring Breakers

20. Spring Breakers (Harmony Korine)

Probablemente sea la película más sobrevalorada del año. Incluso de la década. Pero lo que está claro es que Spring Breakers marca. Vamos, que los (pocos) que la han tachado de “olvidable” seguirán recordando a todos durante años lo olvidable que es. El trabajo más comercial (es un decir) de Harmony Korine es un tratado absolutista y nihilista sobre una generación de adolescentes hedonistas (sí, cumple con todos los -istas) protagonizado por cuatro (más bien tres) maniquíes intercambiables en bikini. A golpe de dubsteptwerking y hip hopSpring Breakers nos taladra con el vacío más pesadillesco. Harmony va sobrado de pretensión (¿tiene derecho a generalizar así?) y roza la narcolepsia narrativa en su intento de trasladar a la pantalla su pesimista discurso, pero no cabe duda de que Spring Breakers es una obra importante, un documento exagerado, afectado e iconoclasta que ataca los sentidos con su espléndida factura y espíritu destroyer. La única película de esta lista (en un simbólico último puesto) que está incluida no tanto por lo que pienso de ella sino por su impacto a lo largo de 2013.

Tom Hanks

19. Capitán Phillips (Captain Phillips, Paul Greengrass)

La introspectiva y soberbia interpretación de Tom Hanks es la clave para que el enfoque de Greengrass resulte efectivo. Pero no es hasta los últimos cinco minutos de la película cuando, en retrospectiva, nos percatamos del increíble trabajo de Hanks y su papel en la cruda dramatización que pone en marcha Greengrass. La inolvidable y descarnada escena final da sentido a todo, es la catarsis definitiva. Nos derrumbamos con Richard, con Hanks, un hombre derrotado no solo por la aterradora experiencia personal que acaba de vivir, sino también por haber contemplado de primera mano el horror del terrorismo y los efectos del capitalismo en los países subdesarrollados (“no es mi sangre”). Casi sin que nos percatemos de lo que está haciendo, sin entrar en grandes reflexiones ni emitir juicios morales recalcitrantes, un Greengrass metódico y casi invisible nos deja huella con el inteligente estudio de un personaje extraordinario. [Crítica completa]

The Bling Ring (2013)

18. The Bling Ring (Sofia Coppola)

Más corrosiva que nunca (aunque no lo parezca a simple vista), la directora de Lost in Translation elabora con The Bling Ring un divertido, descorazonador, y a ratos aterrador tratado sobre el culto a la fama y el lujo a través de un grupo de adolescentes cegados por el destello y la ostentación de las marcas de alta costura. Niñas (y un niño) pertenecientes a familias acomodadas, “educadas” en casa con chándals de Juicy Couture y alfabetizadas gracias a sus manuales de papel couché y revistas de moda de dos kilos y medio. Manteniendo una distancia prudencial con su discurso (que puede confundirse con reivindicación o admiración), y sin querer sacar grandes conclusiones sobre una generación (pero casi haciéndolo), Coppola satiriza sobre el vacío existencial de unos chavales definidos y anulados por sus parafilias. [Crítica completa]

Mud

17. Mud (Jeff Nichols)

En Mud, Nichols emplea las mismas herramientas narrativas y estilísticas que en su anterior obra (Take Shelter), pero las reorganiza para enarbolar un relato sobre la adolescencia y la pérdida de la inocencia. Mud huele a tierra mojada del Misisipi, a la América profunda de los grandes lagos y la vida pesquera, a rudos hombres con grandes botas que no han conocido más ducha que el agua dulce del río, a hastío y resignación. Nichols, que escribe también el guión, cultiva con pasión contenida la tradición de los relatos clásicos norteamericanos en una película que cuenta la transición hacia la vida adulta de sus particulares Tom Sawyer y Huckleberry Finn. […] Mud fluctúa entre la ensoñación y el idealismo de la infancia que comprende el amor en términos absolutos y la dura realidad de la vida, en la que hace falta algo más que preguntar “¿quieres ser mi novia?” para sellar un contrato amoroso para la eternidad. [Crítica completa]

Tom Hiddleston Chris Hemsworth

16. Thor: El mundo oscuro (Thor: The Dark World, Alan Taylor)

Únicamente por el alto contenido autorreflexivo, los guiños a las otras franquicias marvelianas, los cameos y las escenas post-créditos, la película supone una experiencia plenamente satisfactoria para el fan del Universo Cinematográfico de Marvel, una que deja con ganas de más, y cuanto antes mejor. El éxito de la estrategia queda así demostrado. Thor: El mundo oscuro supone una muy divertida y oportuna incursión en el Marvel más festivo, el de los puentes de arco iris y los trajes barrocos, sin descuidar la acción más espectacular. […] Y además de seguir garantizando nuestra fidelidad para los siguientes capítulos, la película nos da todo el Loki que deseábamos y más. Loki leyendo, Loki llorando, Loki piropeando a su hermano, Loki riéndose de todos (de nosotros los primeros), Loki siendo un cabrón, Loki melena al viento. ¿Para cuándo una trilogía spin-off de Loki? [Crítica completa]

Blue Jasmine

15. Blue Jasmine (Woody Allen)

Abordar en el cine una enfermedad mental con cierta profundidad y sin caer en tremendismos o afectaciones es una tarea complicada. Convertir el trastorno psicológico en un recurso cómico efectivo sin ofender o traspasar la delgada línea entre el buen gusto y lo políticamente incorrecto requiere aún más maña. Blue Jasmine es extraordinaria porque su director y guionista, Woody Allen, hace todo eso y más. A base de diálogos punzantes (como de costumbre), matices muy sutiles y brutal perspicacia antropológica (como cuando es el mejor Woody Allen que puede ser), el director levanta una complejamente sencilla historia con un claro epicentro: la arrebatadora interpretación de Cate Blanchett. [Crítica completa]

One Direction This Is Us

14. One Direction: This Is Us (Morgan Spurlock)

This Is Us no es A Hard Day’s Night, pero bien podría haberlo sido. Lo que sí es es una de las películas más divertidas y emotivas del año. Así de claro. […] También proporciona momentos sorprendentemente introspectivos y reveladores capaces de provocar más de un nudo en la garganta: una tímida pero valiosa reflexión sobre la fama por parte de los protagonistas de la historia y las declaraciones de los padres de las criaturas, que fluctúan entre el orgullo más exaltado y la tristeza más profunda. Si hay una escena que engloba este agridulce sentimiento a la perfección es aquella en la que Liam vuelve a casa durante unos días de descanso de la gira y se encuentra con un recortable de cartón a tamaño natural de sí mismo en su habitación. Su madre lo usa para sentir que su hijo sigue en casa. ¿Reír o llorar? [Crítica completa]

Frozen El reino del hielo

13. Frozen: El reino del hielo (Frozen, Chris Buck, Jennifer Lee)

En 2013, Disney ha hallado por fin el puente más estable entre pasado y futuro. Con Frozen: El reino del hielo el estudio recupera el lustre de sus mejores años sin dejar de mirar hacia delante, para darnos el mejor Clásico Disney en más de una década. […] Buck y Lee sacan todo el partido a la mejor animación 3D y orquestan un portentoso e imaginativo espectáculo visual con bellísimos pasajes que dejan sin aliento (atención a la escena en la que Elsa construye su castillo). Afortunadamente, en esta ocasión el resto de elementos están a la altura del despliegue de medios. Frozen está cargada de momentos de calidez abrumadora, de comedia inteligente y magia espectacular. […] Y por último (pero no por ello menos importante), Frozen se erige como un colosal y esplendoroso musical de Broadway. [Crítica completa]

Solo Dios perdona

12. Solo Dios perdona (Only God Forgives, Nicolas Winding Refn)

En esta su última aventura antes de ponerse manos a la obra con Barbarella, Nicolas Winding Refn juega a ser Gaspar Noé y no sale mal parado. El director de Drive adapta de manera inteligente el saber hacer del enfant terrible franco-argentino tanto en lo argumental (Noé es un maestro de la venganza visceral), como en lo visual y su peculiar manera de representar la violencia de un modo explícito y desagradable (aunque en este caso, Winding Refn no llegue a ir tan lejos como su amigo). No obstante, el realizador de Irreversible aparece destacado en los agradecimientos de Solo Dios perdona (Only God Forgives) (Texto de David Lastra) [Crítica completa]

12 años de esclavitud

11. 12 años de esclavitud (12 Years a Slave, Steve McQueen)

12 años de esclavitud es un triunfo absoluto del cine, un trabajo comprometido y visceral en el que Steve McQueen lleva a cabo un valioso documento sobre la esclavitud en Norteamérica que bien podría haberse titulado 12 Oscars, por favor. McQueen evita los excesos melodramáticos y dosifica esa frialdad calculada que ha caracterizado su cine hasta ahora para levantar una obra inmensa, conmovedora, descarnada. Una historia contada desde la distancia adecuada (con cierto aire europeo) para que el espectador experimente de primera mano el dolor, sin sacrificar por ello la reflexión. 12 años de esclavitud es un gran relato norteamericano, un film magistralmente dirigido y acompasado (prodigiosas elipsis invisibles), e interpretado en carne viva. La experiencia inolvidable que supone la película se resume en dos de los planos más brillantes del año: las cuerdas del violín de Solomon Northup rompiéndose al darse de sí y el catártico momento en el que un inconmensurable Chiwetel Ejiofor rompe la cuarta pared y nos hace partícipes directos de su horrible experiencia. Absolutamente arrolladora.

Si fuera fácil

10. Si fuera fácil (This Is 40, Judd Apatow)

Judd Apatow no firma feel-good movies, sino más bien feel-depressed movies. Y This Is 40 no es una excepción. Su cine es cada vez menos complaciente, sus personajes más agrios -ni el adorable Paul Rudd se salva-, y el público estadounidense ya no responde a él con el mismo entusiasmo. […] El rechazo de Apatow a establecer una clara distinción entre géneros está afianzando su estilo y su tesis, a la vez que lo distancia del gran público. Para él, comedia y drama son lo mismo, y no hay risa sin dolor. Por eso su cine es cada vez más autobiográfico. This Is 40 es una sesión de terapia para el matrimonio Apatow-Mann, un aireo de trapos sucios, inseguridades y diferencias que de alguna manera sirve para sobrellevar su propia crisis de los 40. El director universaliza su experiencia personal, y se ofrece a él y a su familia como sujetos de pruebas con los que el espectador se compara en todo momento. Puede ser una experiencia algo incómoda, pero si fuera fácil, no sería una película de Judd Apatow. [Crítica completa]

Nana

9. Nana (Valérie Massadian)

Primitiva y salvaje en el sentido más precioso y puro de la palabra, es decir, “donde viven los niños”. Nana se presta a ser llamada “cuento” o “fábula“, pero es mucho más que eso. Es una mirada a la niñez descontaminada y sincera, temeraria y naturalista. Un sueño de regresión, donde lo perturbador es mágico y el mundo es un lugar posible de abarcar, entender y reinar por una niña de 4 años. Es mejor no entrar demasiado en detalle sobre lo que ocurre en esta película, puesto que su experiencia trasciende cualquier tipo de concreción y no hay tal cosa como un argumento que pueda resumirla. [Crítica completa]

La cabaña en el bosque

8. La cabaña en el bosque (The Cabin in the Woods, Drew Goddard)

La cabaña en el bosque es una comedia de terror (con un pie en el sci-fi) que desarma los mecanismos argumentales del género en un astuto ejercicio de deconstrucción (o autopsia) narrativa. Aportando una visión fresca y original como hiciera Pesadilla en Elm Street (Wes Craven) en los 80, y revitalizando el género con altas dosis de sátira y humor meta, como Scream en los 90, La cabaña en el bosque aporta una nueva perspectiva que reajusta nuestras expectativas (no sin antes manipularlas habilidosamente) y condiciona toda la producción terrorífica posterior. […] Whedon y Goddard se adueñan de todos, absolutamente todos, los lugares comunes del slasher, y orquestan un inteligente espectáculo de tramoya que no cesa en ningún momento de sorprender y sublimar. [Crítica completa]

Jane Levy

7. Posesión infernal (Evil Dead, Fede Álvarez)

Absolutamente enervante y desquiciante, burra y demencial. […] Con el equipo de productores original -Raimi, Tapert y el gran Bruce Campbell- y bajo la mirada de un director novel, la película se mantiene más o menos fiel a su referente, pero se adapta a las sensibilidades de la muy experimentada y suspicaz audiencia. […] ¿Cómo acometer la empresa de hacer una nueva Evil Dead cuando es, oficialmente, la tercera versión de la historia, y sobre todo, cuando ya se han explicitado y desmitificado todos sus mecanismos narrativos en La cabaña en el bosque? Muy sencillo: yendo más allá que todas ellas juntas. [Crítica completa]

La gran belleza

6. La gran belleza (La grande bellezza, Paolo Sorrentino)

La fiesta con la que Paolo Sorrentino abre La gran belleza es una de las secuencias mejor rodadas y montadas de la historia del cine, y funciona como una declaración de intenciones a viva voz. El último trabajo de Sorrentino es una colosal stravaganza felliniana, una extensa y apasionada carta de amor a Roma, a la opulencia y la decadencia berlusconiana, al lujo de las grandes firmas de alta costura conviviendo con el espíritu mamachicho. Un vigoroso y exultante ejercicio estético arraigado en la más profunda de las melancolías. “Roma I love you, but you’re bringing me down”. [Crítica completa]

The Master

5. The Master (Paul Thomas Anderson)

Paul Thomas Anderson nos da otra lección sobre la vida (y van…). En esta ocasión construye un complicado relato fragmentado en el que transforma la vida de Freddie Quell en un baile en el que no para de cambiar de pareja. Pobre diablo, mentiroso, ciudadano del mundo, alquimista, fotógrafo, obseso sexual, converso, sectario, pero siempre violento, Freddie es un personaje monstruoso y real, y así nos lo transmite un Joaquin Phoenix inmenso. Aunque su digestión no sea tan directa o “fácil” como en sus anteriores propuestas, PTA puede estar tranquilo porque The Master es otra obra maestra dentro de su filmografía. Suena “Changing Partners” y una inexplicable sonrisa aparece en nuestras caras. Otra vez lo ha vuelto a conseguir. (Texto de David Lastra)

GRAVITY

4. Gravity (Alfonso Cuarón)

Gravity supone una experiencia única, algo que no puede compararse a nada de lo que hemos visto hasta ahora en una sala de cine, un trabajo de filigrana técnica, sonora y visual que marca un antes y un después en el medio. La de Cuarón es una de las películas más fascinantes y cautivadoras que hemos podido ver en los últimos años, un viaje que necesitamos vivir en la oscuridad de un cine, con unas gafas que en lugar de alienarnos de la historia, como suele ocurrir, nos aislarán del mundo de manera que sintamos que nosotros mismos estamos en órbita junto aSandra Bullock y George Clooney. [Crítica completa]

THE PERKS OF BEING A WALLFLOWER

3. Las ventajas de ser un marginado (The Perks of Being a Wallflower, Stephen Chbosky)

Es muy probable que esas personas incapaces de olvidar aquel extraño sentimiento llamado adolescencia fueran en su día wallflowers, como Charlie, Sam y Patrick. Los que ven cosas, y de repente lo entienden todo. Los que se permiten salirse de la norma establecida y soñar. Los que pueden ser cualquier cosa y en cierto modo ya lo son: novelista, director de películas de vampiros, budista punk. Don’t dream it. Be it. Marginados, desplazados, diferentes. Únicos. […] Las ventajas de ser un marginado está repleta de instantes excelentemente articulados que retratan con acierto las profundas contradicciones de la adolescencia. Stephen Chbosky demuestra un buen ojo clínico a la hora de construir a sus personajes y hacerlos portavoces de su certera visión de la adolescencia. Y sus actores hacen un trabajo impecable a la hora de darles vida. [Crítica completa]

La vida de Adèle

2. La vida de Adèle (La vie d’Adèle, Abdellatif Kechiche)

Compuesto en gran medida a base de primeros y primerísimos primeros planos que facilitan una experiencia inmersiva absoluta, el film nos adentra en el microcosmos de una adolescente en pleno proceso de descubrimiento de su sexualidad, para pasar a continuación a explorar una relación de la manera más exhaustiva posible. Kechiche destaca a la hora de capturar la excitación y el hormigueo del enamoramiento adolescente, y su cámara dibuja con trazo certero la sensación de descubrimiento y de deseo (el plano detalle del pliegue de la axila de Emma siendo observado por Adèle es uno de los más importantes del año). […] Entregada, temeraria e inconsciente, precipitada al abismo sin paracaídas, Exarchopoulos finaliza su descarnado recital interpretativo, consumida por el personaje, sin piel, hecha trizas, convertida en ella. [Crítica completa]

Antes del anochecer

1. Antes del anochecer (Before Midnight, Richard Linklater)

Linklater sigue poseyendo la agudeza y perspicacia del Woody Allen de los 70 y 80 a la hora de aproximarse y desmenuzar las relaciones entre hombres y mujeres, pero es mucho menos sardónico, mucho más cercano que aquel. Con Antes del anochecer se acerca por momentos al Ingmar Bergman de Secretos de un matrimonio. [Antes del anochecer] nos atrapa en eternos planos secuencia con prolongados diálogos que absorben y fascinan por su naturalidad y realismo, evidenciando en ellos a unos actores en estado de gracia y un guión increíblemente brutal. Estos diálogos se clavan, y duelen, para después abandonarnos, dejarnos completamente solos, aturdidos, devastados. Nos queda volver a levantar todo desde los cimientos, reconstruir, volver a empezar, como a Jesse y Celine. […] Una película tan sencilla como profunda e inexplicable, tan ligera y divertida como cruel y dolorosa. [Crítica completa]

Menciones honoríficas: Los amantes pasajeros, Amor, Blue Valentine, Cruce de caminosUna cuestión de tiempo, Django desencadenado, Don Jon, Dos días en Nueva York, Expediente Warren: The Conjuring, Grand PianoKick-Ass 2, Una familia de Tokio, Lincoln, La mejor oferta, Memorias de un zombie adolescente, Monstruos University, Mucho ruido y pocas nueces de Joss Whedon, Parque Jurásico 3D, Rush, Star Trek en la oscuridad, Stoker.

Etiquetas:

Comentarios (1)

 

  1. David Sancho dice:

    Estoy de acuerdo en la mayoría de las películas pero no en las posiciones, mi podio estaría compuesto por 3. Amor 2. La vida de Adele y 1. The master.

Deja un comentario

Get Adobe Flash player
Abrir la barra de herramientas