Crítica: 3 bodas de más

Inma Cuesta Bridesmaids

Es raro, pero la historia de 3 bodas de más no es la de un pringao que trata por todos los medios de conquistar a la mujer de sus sueños. Tampoco es una película protagonizada por una pandilla de coleguitas que ayudan a un miembro del grupo a recuperar al amor de su vida. No, el protagonista de 3 bodas de más no es Quim Gutiérrez, aunque tiene un papel destacado en ella. De hecho, el protagonista de 3 bodas de más no es un “él”, es una “ella”, la encantadora y solvente Inma CuestaJavier Ruiz Caldera (Spanish Movie, Promoción fantasma) pone un ojo (o más bien los dos) en la casi-fundacional Bridesmaids (Paul Feig, 2011) y nos propone una comedia romántica inusual en el panorama patrio, una en la que ese soltero defectuoso al que todo le sale mal en la vida y el amor es una mujer.

Ruiz Caldera levanta su película según los dictados de la rom-com, pero la pone al servicio de un valioso mensaje de emancipación femenina, encarnado por un personaje tan bien caracterizado, con sus miserias y sus idiosincrasias, que se opone a la gran mayoría de personajes femeninos del género. La historia de Ruth (Cuesta) es la de una mujer que aprende a encontrar su propia voz después de toda una vida dejando que los hombres hablen y piensen por ella3 bodas de más abre con un excelente diálogo en el que el actual novio de Ruth (Berto Romero) rompe con ella tras humillarla en una boda. A partir de ahí, la película está estructurada según tres puntos nodales: las bodas de los tres ex de Ruth a los que la pobre muchacha ha sido invitada sin saber decir que no. Los reencuentros con sus ex (un surfero descerebrado, un hombre convertido en una mujer más despampanante que ella, y un egocéntrico con miedo al compromiso) sirven a Ruth para hacer balance de su vida y le ayudan a descubrir qué es exactamente lo que quiere de ella.

3 bodas de más pósterCon 3 bodas de más las carcajadas están garantizadas. Corren a cargo de Pablo Alén y Breixo Corral, responsables de un guion que aprovecha todas las posibilidades que brinda la simpática premisa (aunque pierda un poco el rumbo en un par de pasajes y ocasionalmente se olvide a conveniencia de lo del feminismo y todo eso). Pero sobre todo funciona gracias a un reparto espléndido, que recita los diálogos con una naturalidad que a veces cuesta demasiado encontrar en nuestro cine (“¿Tú tienes hijos?” “No, pero reciclo mucho para dejarles un mundo mejor a los niños”). Ruiz Caldera orquesta la función manifestando un dominio absoluto del gag (con sal gruesa y azúcar en cantidades bien dosificadas) y un talento innato para hacer reír.

Nadie sobra en la película. Con ese desastre adorable que es Ruth (insisto, moldeada muy evidentemente a partir del personaje de Kristen Wiig en La boda de mi mejor amiga), Cuesta nos muestra una faceta interpretativa a la que no nos tiene acostumbrados, revelando unas excelentes dotes para la comedia que Ruiz Caldera explota con acierto. Por otro lado, Quim Gutiérrez se reafirma en su dependencia de los mohínes para actuar y a pesar de ello resulta también irresistible (su risa contagiosa tiene gran parte de la culpa). Además de la pareja, que ya coincidió en Primos (2011), 3 bodas de más cuenta con un reparto de secundarios a cada cual más descacharranteRossy de Palma se lleva la palma (perdón) interpretando a la madre de Ruth, uno de los personajes del año y punto; Paco León sale más que airoso interpretando otra variante de su icónico LuismaMaría Botto está magnífica como epítome de la jefa insoportable; Y así podría seguir con más de medio cast: Berto Romero, Laura SánchezSilvia Abril, todos tienen su minuto de gloria en la película. No hay más que verlos en acción para darse cuenta de que 3 bodas de más aspira sobre todo a hacer pasar un rato de lo más “cachondo” (de cachondeo, no de lo otro, ya sabéis). Otra cosa es que de paso les haya salido la comedia española del año.

Valoración: ★★★★

Etiquetas: , , , , , , , , , ,

Comentarios (4)

 

  1. Cinefila dice:

    El desastre adorable de Ruth existe antes de que todos conociésemos a la estupenda Kristen Wiig en La boda de mi mejor amiga…

  2. Juan Pazos dice:

    No me entra en la cabeza que me pueda gustar más que La Gran Familia Española pero MAÑANA MISMO ME VOY A COMPROBARLO.

  3. Juan Pazos dice:

    Bien a secas, sin meteduras de pata pero para mi gusto no brilla del todo.

  4. alberto CC dice:

    Ayer mismo tuve la oportunidad de ver la película en cine (en un centro de ocio a precio irrisorio). No sé si obvias a propósito el co-protagonismo de Martín Rivas, sin duda lo peor de la película. Un pésimo actor que no logra enamorarnos ni mucho menos.

Deja un comentario

Get Adobe Flash player
Abrir la barra de herramientas