Diamantes negros: Tarjeta roja al tráfico de menores

Diamantes negros película

Este viernes 29 de noviembre se estrena en nuestro país Diamantes negros, película dirigida por el televisivo Miguel Alcantud (Águila roja, El internado), que destapa la verdad sobre el tráfico de menores africanos en España. Niños que aspiran al sueño europeo (jugar en las grandes divisiones de fútbol) y que, tras ser víctimas de engaños y fraudes, se ven abocados a la delincuencia y la indigencia. Alcantud nos cuenta la crudísima historia de dos de esos 20.000 jóvenes que cada año caen en las redes de agentes deportivos y caza talentos europeos, y son abandonados a su suerte después de que estos capitalicen sus sueños y se aprovechen de la desesperación de sus familias por salir de la miseria.

Diamantes negrosEn las propias palabras del realizador, Diamantes negros es “una historia tipo”. En lugar de desvelar los relatos más desgarradores que el equipo de la película conoció durante su fase de documentación, Alcantud opta por un caso intermedio, alegando que la realidad supera a la ficción (hay casos tan increíbles que hasta impedirían que el mensaje resultase creíble). Diamantes negros escapa así de sensacionalismos baratos, arrojando luz sobre un problema real sin que su ficcionalización sea percibida como manipulación, sin efectismos ni demagogia. Pero el éxito de Diamantes negros no solo se basa en el enfoque con el que se nos presenta, sino en que bajo la denuncia late una historia excelentemente narrada y un destacable trabajo de interpretación encabezado por dos actores malineses no profesionales, Hamidou Samake Setigui Diallo.

Con la colaboración del activista y concienciador social Carlos Bardem, el actor y productor Carlo D’Ursi, y el joven futbolista malinés Alassane Diakite, cuya historia personal está incorporada en la película, Alcantud desvía nuestra atención hacia las injusticias relacionadas con el balompié que cada día tienen lugar en nuestro país sin que los grandes clubes de fútbol (con excepción del Valencia CF) o las estrellas del deporte rey las denuncien, o incluso las reconozcan públicamente.

Hace tiempo que el fútbol dejó de ser un deporte y se convirtió en un negocio“, sentencia el realizador cartagenero en la rueda de prensa de la película que ha tenido lugar esta semana en Madrid. Y este es un negocio despiadado que mueve miles de millones y tapa las incontables tragedias personales que se cobra cada año. Diamantes negros invita a reflexionar sobre la responsabilidad que debe asumir nuestro deporte profesional y nos conciencia sobre este grave problema a través de un relato cercano, incisivo y contundente que de momento ha movilizado a más de 90.000 personas contra el tráfico de menores a través de change.org y ha abierto los ojos a muchos espectadores durante su exitoso paso por varios festivales de cine internacionales.

Valoración: ★★★½

Etiquetas: , , , , ,

Deja un comentario

Get Adobe Flash player
Abrir la barra de herramientas