Una familia de Tokio: ¡Ozu vive!

TOKYO FAMILY

Con Una familia de Tokio (Tokyo kazoku), el veterano Yôji Yamada (Love & Honor, El ocaso del samurái) rinde homenaje a uno de los más grandes directores de la historia del cine, Yasujirô Ozu. Concebida como un remake de la obra maestra de Ozu Cuentos de Tokio (Tôkyô monogatari)Una familia de Tokio supone un ejercicio de mímesis narrativa y estilística que va más allá de la mera copia. Yamada recupera el espíritu y la sensibilidad del maestro japonés en un precioso agradecimiento por el valioso legado cinematográfico de Ozu.

En Una familia de Tokio, una pareja de ancianos que vive una apacible existencia rural en una pequeña isla de Japón viaja a Tokio para visitar a sus tres hijos. Como en Cuentos de Tokio, la visita supone una oportunidad para hacer balance y comprobar si sus hijos llevan una familia de tokio.inddvidas respetables y de provecho. Sin embargo, los tres están demasiado ocupados con sus vidas, sus relaciones y sus trabajos como para atender a sus padres. Una familia de Tokio es una reflexión sobre el paso del tiempo y la distancia entre generaciones, un tierno y en ocasiones agridulce retrato de las relaciones paterno-filiales enmarcadas en la ceremoniosa sociedad japonesa.

El respeto, el honor y el orgullo son los valores que sostienen la familia japonesa. A partir de diálogos costumbristas que reflejan el carácter protocolario de las relaciones íntimas y sociales, Yamada elabora un excelente estudio sobre los lazos afectuosos que se ocultan bajo la etiqueta. Durante su visita, los ancianos se dan cuenta de la brecha generacional que los separa de sus hijos, pero también aprenden a entenderlos, a aceptar que la felicidad y la plenitud no siempre entiende de normas y planes de futuro.

Una familia de Tokio es un hermoso y cálido reflejo de Cuentos de Tokio en el que Yamada nos cuenta la misma historia que nos relató Ozu en 1953, esta vez ambientada en un Tokio moderno caracterizado por el estrés, en el que el tiempo se escapa de las manos entre eternas jornadas laborales. Y aunque Yamada no obvia el choque tecnológico (los ancianos descubren lo que es un GPS en una divertida escena, los móviles ejercen un papel muy importante en las vidas de los protagonistas), este no modifica en ningún momento el relato intemporal y universal sobre padres e hijos que contó Ozu. Yamada actualiza esta entrañable historia dirigiéndola a las nuevas generaciones sin por ello sacrificar la visión original, manteniendo prácticamente intacta la voz, la visión y el ritmo de Ozu, como si el maestro estuviera dirigiendo a través del discípulo.

Valoración: ★★★★

Etiquetas: , , , ,

Deja un comentario

Get Adobe Flash player
Abrir la barra de herramientas