Especial Pilotos 2013-14 – Parte V

Betrayal ABC

Betrayal

Emisión: Los domingos en ABC

Opinión sobre el piloto: El caso de Betrayal es raro. Es un culebrón made in ABC que de alguna extraña manera escapa del tono habitual de la cadena. En lugar de una soap exagerada y artificial, Betrayal empieza de manera contenida, pausada, incluso elegante y sensual. El núcleo de la serie es una infidelidad, y lo cierto es que el tema está tratado con bastante clase, evitando los clásicos recursos baratos de la cadena para enganchar al espectador. Quizás por eso Betrayal no termina de cuajar, porque no es lo suficientemente buena como para ser considerada un drama de calidad, ni lo suficientemente mala como para disfrutarla como un culebrón al estilo Revenge.

Por estar en esa tierra de nadie, Betrayal se ha ganado la indiferencia de la audiencia norteamericana, y nace abocada a la cancelación, en la misma franja horaria que fracasó hace un años 666 Park Avenue (con la que guarda más de una similitud, dejando a un lado que aquella era un drama sobrenatural). El piloto de Betrayal puede provocar bostezos, pero al menos no nos da dentera como otras series de este corte. Ayuda que los actores hagan un buen trabajo a pesar de la poca pasión que desprende el proyecto. Destaca una creíble y natural Hannah Ware, capaz de transmitir muy elocuentemente los complejos sentimientos de una mujer abocada a la infidelidad. Aunque también tenemos a James Cromwell, Stuart Townsend y Henry Thomas (Elliott de E.T.). Es una pena que el talento de un reparto tan competente sea malgastado con una historia tan insulsa.

Puntuación: 5,5/10

Razones para quedarse: Hannah Ware.

Razones para abandonar: No merece la pena invertir tiempo en algo en lo que evidentemente no se ha invertido esfuerzo. Sobre todo porque será cancelada y nos quedaremos a medias.

 

We Are Men

We Are Men

Emisión: Los lunes en CBS

Opinión sobre el piloto: ¿Sexo en Nueva York protagonizado por cuatro hombres? ¿Entourage fuera de Hollywood? Suenan a descripciones más o menos acertadas de lo que es We Are Men, pero también más generosas de lo que se merece. Esta nueva sitcom single-cam de CBS eleva ligeramente de categoría la oferta cómica de la cadena (basada esencialmente en comedias enlatadas), pero solo en apariencia. El reparto es interesante (ahí están Tony Shalhoub, Kal Penn y el más divertido de todos, Jerry O’Connell) y la factura muy cuidada, sin embargo, en el fondo no es más que otra comedia de baja estofa bombeada por el sexismo más embrutecido (pobres mujeres asiáticas, qué mal paradas están saliendo este año en la tele) que además parece tener la mecha muy corta.

Desde el mismo título hasta el último de sus chistes, We Are Men se pavonea orgullosa de ser una comedia de tíos, deudora de Resacón en Las Vegas, pero para todos los públicos (qué peligro). Después de ser abandonado por su novia en el altar, Carter (Christopher Nicholas Smith) conoce a tres hombres que viven una segunda juventud después de una serie de fracasos amorosos. Los tres se convierten en mentores de Carter, formando un equipo para el que la principal prioridad es mojar el pajarito. Como premisa puede funcionar a cierto nivel (uno en el que nos pillen bajos de defensas), pero no da para mucho más. We Are Men tiene un par de momentos simpáticos (el final del piloto arregla bastante lo que hemos visto hasta ese momento) pero se agotará pronto y se convertirá en un déjà vu continuo, como si lo estuviera viendo ya.

Puntuación: 4,5/10

Razones para quedarse: Jerry O’Connell, el único personaje que me ha hecho reír (un poco) durante todo el piloto.

Razones para abandonar: Todo lo demás.

 

LIZA LAPIRA, REBEL WILSON, LAUREN ASH

Super Fun Night

Emisión: Los miércoles en ABC

Opinión sobre el pilotoSuper Fun Night es diametralmente opuesta a We Are Men. Es una comedia con un gran corazón bombeado por mujeres. Pero también es el vehículo de lucimiento más evidente de este año. A Rebel Wilson llevamos un par de años viéndola en el cine (destacó en Bridesmaids), pero su gran breakthrough llegó con la película de culto Pitch Perfect (en España Dando la nota). Desde entonces, Rebel se ha hecho un gran nombre a base de apariciones en late nights. Era cuestión de tiempo que alguien le encargase una serie. Super Fun Night está creada y producida por la propia Rebel, al más puro estilo Fey-Kaling-Dunham, y en ella interpreta al personaje público en el que se ha convertido, con los mismos mohínes, la misma presencia marciana e infantil, esa Aubrey Plaza versión amable que ha conquistado a muchos.

Aunque el piloto no desate carcajadas precisamente no es un mal arranque para la serie. Rebel es la estrella, pero se ha rodeado de actores que la complementan estupendamente, formando un elenco bastante coral que desprende química y amistad. La de Kimmie Boubier (o boob-ier) es la clásica historia de superación protagonizada por una víctima de bullying a la que deseamos ver dominar sus miedos y triunfar en la vida. Este acertado enfoque despierta la simpatía de la audiencia, buscando la complicidad con Rebel y sus compañeras de piso, las no menos marcianas Liza Lapira y Lauren Ash, con las que forma un simpático trío de misfits. Por ahora, más que Super Fun Night, la comedia de ABC es Semi Fun Night, pero con algo de tiempo podría ganarse el “Super” con creces.

Puntuación: 6,5/10

Razones para quedarse: Super Fun Night es lo más parecido a Don’t Trust the B—- in Apartment 23, así que no nos viene mal a los que aun lloramos la pérdida de la serie de Krysten Ritter. También puede gustar a los fans de Bridesmaids (referente más que evidente para la serie).

Razones para abandonar: Que Rebel Wilson no sea santa de tu devoción (aunque he de decir que a mí nunca me ha resultado especialmente graciosa y aun así Kimmie me ha caído muy simpática).

 

ironside

Ironside

Emisión: Los miércoles en NBC

Opinión sobre el piloto: Ironside es el remake de la serie policíaca del mismo título emitida durante ocho temporadas entre las décadas de los 60 y 70 en NBC. La cadena del pavo, que parece más falta de ideas que nunca este año, recurre a su propia historia para reciclar un antiguo éxito que, según el panorama actual, no tiene absolutamente nada que ofrecer. Ironside, la historia de un agente de policía de Nueva York que sigue ejerciendo su profesión a pesar de quedar postrado en silla de ruedas, no es más que un procedimental aburrido cuya falta de originalidad no recae en el hecho de que sea un remake, sino en que es exactamente igual que las doscientas series policíacas que hemos visto (o que hemos evitado) en los últimos años.

Blair Underwood (el Idris Elba falso) interpreta al protagonista, Robert Ironside, y no es que lo haga mal, es que no sabe cómo hacerlo. La confusión es la tónica general del piloto, y él la personifica a la perfección. Ironside podría ser un personaje interesantemente complicado, pero se queda en insípido y tedioso. Como suele ocurrir con este tipo de series, el piloto sirve de ejemplo de cómo serán todos los episodios, con su desarrollo predecible que parece haber sido escrito por un programa generador de argumentos de procedimental. Así que viéndolo ya hemos visto toda la serie.

Puntuación: 3,5/10

Razones para quedarse:  Que estéis faltos de una serie para planchar. Pero lo dudo, porque hay demasiadas.

Razones para abandonar: Todas. Yo de hecho me he saltado 10 minutos del episodio, cosa que no suelo hacer nunca, para ir directo al final y no volver a verla nunca más.

Etiquetas: , , , , , , , , , , , , ,

Deja un comentario

Get Adobe Flash player
Abrir la barra de herramientas