Análisis Piloto: Ray Donovan

Showtime continúa dándolo todo en la batalla por el prestigio que libran las cadenas de pago norteamericanas. Con Dexter ingresando en la que será su última temporada, la fructífera corriente de dramedia encabezada por Weeds ya difuminada, y casi tres años después de la jugada maestra de la cadena, Homeland, llega Ray Donovan. Se trata de otro drama con grandes aspiraciones que ha cosechado un enorme éxito de audiencia para Showtime, convirtiéndose en el mejor estreno de su historia, un 25% por encima del de Homeland.

Las credenciales de Roy Donovan son como poco interesantes. La serie está creada por Ann Biderman, una de las principales artífices de la aclamada Southland, y su piloto, “The Bag or the Bat” está realizado por Allen Coulter, director de Los Soprano y Boardwalk Empire. El reparto está encabezado por Liev Schreiber -su hermano Pablo lleva unos años pasándose por todas las series de la cadena-, en el papel de Ray Donovan, un arreglador“fixer” de famosos y gente rica. Es decir, la persona encargada de barrer debajo de la alfombra, de tapar escándalos, encubrir delitos y en definitiva salvar a las celebrities de sus malas vidas. A Schreiber le acompaña un elenco de rostros catódicos como la ubicua Paula Malcomson (Deadwood, Caprica, Sons of Anarchy) haciendo de su mujer, o Kate Moennig (Shane de The L Word), y eternos secundarios, como Dash Mihok o Eddie Marsan, que interpretan a los hermanos de Ray. Aporta experiencia y (extraña) presencia Jon Voight, como patriarca de los Donovan, que sale de la cárcel con la intención de poner patas arriba la vida de Ray, el responsable de que acabara entre rejas hace años.

“The Bag or the Bat” es un piloto correcto. Es cierto que la historia puede resultar algo confusa y caótica en su primera media hora, pero este es el único síntoma preocupante de pilotitis. Ray Donovan se presenta como un relato en el que los elementos se van disponiendo gradualmente, incitando al espectador a volver para saber más. Es decir, el de Ray Donovan no es uno de esos pilotos-película que hace que nos preguntemos “¿y ahora qué les queda por contarnos?” Sino que se plantea más como la primera entrega de una serie a largo plazo, que es lo que interesa. En “The Bag or the Bat” se intercala la arriesgada y peligrosamente glamurosa profesión de Ray con su vida en familia, que recuerda inevitablemente a las escenas domésticas de Los Soprano. Poco a poco vamos conociendo a sus hijos, sus clientes, sus hermanos. El piloto abre los frentes narrativos (algunos más interesantes que otros) que definirán la temporada, y concluye con lo que seguramente será el hilo conductor central. Mickey vs. Ray. Padre vs. Hijo. La lucha promete ser encarnizada.

Liev Schrieber y Jon Voight tienen la oportunidad de brillar en un producto hecho a su medida. Ambos poseen una destacable presencia escénica y el duelo interpretativo se anticipa jugoso. Schrieber nunca ha destacado especialmente en su carrera cinematográfica (es uno de esos actores que ha trabajado mucho, pero no ha sido reconocido en ningún momento), y Voight llevaba muchos años condenado al ostracismo, en parte por la tormentosa (y pública) relación que mantenía con su hija, Angelina Jolie. Quizás la casquería amarillista que convirtió a Voight en villano del papel couché sirva al actor para construir con mayor detalle a su personaje, y al espectador para percibirlo como el gran malvado que parece, y debería ser. El primer contacto con Ray Donovan no es ni de lejos impresionante, no parece que esta serie vaya a revolucionar el panorama televisivo, pero sí es lo suficientemente satisfactorio como para quedarse a ver qué depara la historia. Ray Donovan se suma así a una larga lista de personajes televisivos amorales, o moralmente ambiguos, delincuentes y sociópatas (Tony Soprano, Jax Teller, Dexter Morgan, Walter White), un arquetipo que se ha convertido sin duda en señal, incluso garante, de televisión de calidad.

Comentarios (2)

 

  1. daniela dice:

    Creo que la serie Ray Donovan
    tiene potencial, es de mis series favoritas hasta el moento, apesar de que lleva casi nada de cítulos creo uqe vale mucho la pena.

  2. Rosy dice:

    Era tanta la espectación de ver al actor Liev Schreiber en televisión que no nos ha defraudado, hace un excelente personaje en la serie de televisión Ray Donovan la cual protagoniza, un muy buen estreno para este 2013.

Deja un comentario

Get Adobe Flash player
Abrir la barra de herramientas