Crítica: Menú degustación

Menú degustación (Menú degustació, Roger Gual, 2013)

El Chakula es el mejor restaurante del mundo. Este establecimiento de alta cocina situado en la Costa Brava está regentado por Mar (Vicenta N’Dongo), artista culinaria y chef súper estrella, y Max (Andrew Tarbet), el director del local. Habiendo llegado a un punto de inflexión en su vida, y en busca de nuevas experiencias que le ayuden a conservar la creatividad y el entusiasmo por la cocina, Mar ha decidido cerrar el negocio, ahora que es más próspero y popular que nunca. Reinventarse o morir.

A la última cena del Chakula acuden comensales que han hecho la reserva incluso dos años antes. Personas que, como Mar, y como todo el mundo, se encuentran entre capítulo y capítulo. Una condesa viuda (Fionnula Flanagan) cuya enfermedad no le impide levantarse de la cama y asistir al restaurante acompañada por las cenizas de su marido. Una exitosa escritora y un reputado pediatra que llevan un año separados (Claudia Bassols y Jan Cornet) y se reúnen de nuevo para no perder la tan codiciada reserva. Una pareja de inversores japoneses (Togo Igawa y Akihiko Serikawa) interesados en llevar el Chakula a su país y su traductora (Marta Torné), que no habla japonés, solo inglés (como todos en el restaurante). Y por último, un misterioso y solitario hombre (Stephen Rea) que asegura ser un amante de la alta cocina, pero que Max sospecha que podría ser un importante crítico culinario. Mar y Max preparan una inolvidable última noche, sin embargo, nada saldrá como esperan, puesto que el Chakula es “un lugar en el que cada noche ocurre alguna sorpresa“.

Roger Gual, realizador de Smoking Room y Remake, nos trae esta excelente comedia coral con reparto nacional e internacional, rodada en catalán, inglés y japonés. Menú degustación es un exquisito plato cinematográfico en el que los elementos cómicos y dramáticos están combinados y cocinados en su justo punto. Gual orquesta la función con temple y soltura, sin excesos, con elegancia. La historia fluye con gran naturalidad y el reparto al completo hace un excelente trabajo. Esta consistencia interpretativa (a la que no estamos acostumbrados en los filmes patrios de reparto numeroso) evidencia un gran trabajo de dirección de actores, algo esencial en una cinta coral en la que o todo encaja o nada funciona.

La película llega de la mano de Zentropa Spain, sede barcelonesa de la productora de Lars Von Trier, y Alpha Pictures. Estas credenciales podrían hacernos pensar que estamos ante un filme arriesgado o rupturista, pero nada más lejos de la realidad. Menú degustación no es nada que no hayamos visto antes, y sin embargo, la sencillez y efectividad de la propuesta es tan refrescante que deja con el mejor sabor de boca. Sin duda, necesitamos más películas españolas como esta.

Nota: Menú degustación incluye el cameo final más inesperado e inexplicable desde Cabin in the Woods. Ahí lo dejo.

Etiquetas: , , , ,

Deja un comentario

Get Adobe Flash player
Abrir la barra de herramientas