Crítica: Fast & Furious 6

Fast & Furious 6 (Justin Lin, 2013)

Corría el año 2001 (que se dice pronto, pero ha pasado más de una década) cuando The Fast and the Furious, A todo gas en España, irrumpió con fuerza en la cartelera mundial, con una propuesta que combinaba coches tuneados, chicas en shorts y mucha acción desenfrenada. El éxito de la película original (un clásico del género lo queramos o no) desató una auténtica fiebre por el tuning y propició un gran número de secuelas. Resulta impresionante que una franquicia hollywoodiense como esta no solo no haya perdido fuelle en la box office con los años, sino que con cada entrega haya logrado alcanzar nuevos récords. Y así vamos ya por la sexta película, después de una quinta parte que logró convertirse en uno de los mejores estrenos de la historia del cine.

Los personajes que conocimos en la primera F&F interpretados por Vin Diesel y Paul Walker -Dominic Toretto y Brian O’Conner respectivamente- son ahora fugitivos de la ley. Llevan varios años saltando de un lado a otro del planeta, huyendo, escondiéndose, y ya de paso, desarmando carteles de droga o bandas traficantes de armas. Sin dejar nunca de aprovechar la más mínima oportunidad para competir en carreras callejeras ilegales. En Fast & Furious 6, los personajes han alcanzado un punto de inflexión en sus vidas -Brian y la hermana de Dom, Mia, son padres- y comienzan a sentir morriña por el hogar. El agente Hobbs -interpretado por Dwayne Johnson, La Roca-, que les puso las cosas difíciles en la anterior película, regresa con un trato: si la banda de Dom y Brian acaba con una organización terrorista de pilotos mercenarios que se extiende por el globo, todos recibirán el indulto y podrán volver a Los Ángeles.

Desde que Justin Lin tomara las riendas de la saga en Tokyo Drift (inexplicablemente Tokyo Race en España), y sobre todo desde el reboot que supuso Fast & Furious (2009),  F&F ha experimentado una gran transformación a lo largo de los años. Lo que comenzó como una película de acción de espíritu noventero sin demasiadas complicaciones ha derivado en una de las más ambiciosas franquicias del género testosterónico. Fast & Furious 6 refleja los cambios que ha sufrido la serie (usaremos el término en su sentido más televisivo) para esta segunda trilogía. La incorporación de The Rock en Fast & Furious 5 y las cada vez más espectaculares, nitroglicerínicas y desmadradas escenas de acción la alejan de sus inicios para acercarla a terreno Los Mercenarios.

Pero Lin no solo ha convertido F&F en una franquicia de acción absolutamente contemporánea, sino que ha entendido la importancia del vínculo entre el espectador y los personajes de una saga longeva, y ha sabido estrecharlo debidamente. Como si del último capítulo de una serie de televisión se tratase, Fast & Furious 6 reúne a todo el elenco (incluidos los muertos) y proporciona cierre -provisional- para todos los personajes, no sin antes rendirles homenaje a base de guiños y meta-referencias, y sacando en todo momento el mayor provecho de los elementos más familiares para el espectador que lleva ya 12 años con ellos. Al final, en F&F, lo más importante ya no son los coches, sino la familia.

Claro que la película no escatima en bólidos, velocidad y detonaciones. Lin completa un ciclo con Fast & Furious 6, sin duda la mejor de la saga, entregándose por completo a la acción más demencial, absurda y explosiva, convirtiendo a sus personajes en superhumanos -en esta película, vuelan, literalmente- y con la promesa de una tercera trilogía -sí, habéis leído bien, habrá Fast & Furious F 7, 8 y 9-, que sin lugar a dudas continuará por la misma senda, como indica la incorporación de Jason Statham como nuevo (y temible) enemigo de Dom, Brian & co. Que alguien vaya llamando a Bruce Willis para decirle que ya estamos listos para su cameo.

Etiquetas: , , , , , , , , ,

Comentarios (1)

 

  1. david dice:

    no pude ir al cine y he esperado ansioso a poder verla en DVD y esta noche lo he conseguido, quiero decir que echo mucho de menos en DVD los contenidos extras de las anteriores donde te daban todo detalle de coches y etc…, la película, es un estallido de acción brutal, lin creo que para despedirse ha dejado muchas cosas suyas personales en la película, veo una cierta animadversión por los ingleses, los deja al nivel del patetismo, cosa que comparto con el, también sus gustos por las artes marciales, con la incorporación de Gina carano, y el chino peleón que da una paliza a Román y a su compi en el metro, pero sin dejar atrás que la gente de la calle no sabe de artes marciales pero saben pegar duro y otras artimañas, usan el celebro para algo mas que para esquivar y dar golpes como se demuestra al final de la peli, y eso es de agradecer para un director de genes asiáticos, por lo demás y coincidiendo con lo que estuvimos hablando pedro la ultima vez que nos vimos sin saber nada de esta peli por que no la había visto hasta hoy ni había dejado que me hablaran de ella, también me encanta el guiño que le tira al director de training Day y a training Day, cuando the rock, dice “solo los lobos pueden cazar a los lobos” si os molestáis en recordar la escena en la que Denzel le da la charla a su compi novato, le dice algo parecido, una cosa muy singular, aunque parezca dialogo de cine, en la gente de la calle, en España solemos decir solo un perro puede cazar a otro perro. y por ultimo decir que me quedo hay entre la 5 y esta son muy buenas ambas, me encanta como resalta la familia y lo que los chicos de la calle son capaz de hacer por ella y como han evolucionado, lo que hace ver que los chicos de las calles no son delincuentes nada mas y mucho menos tontos, solo necesitan que se crea mas en ellos y les den alternativas, en fin eso es opinión mía, lo malo y bueno que veo es que Toretto ahora tendrá que enfrentarse a sus valores, todos tenemos familia y Stathan esta buscando vengar a un hermano. esto promete!!!!!!!! además vuelven a los Ángeles por lo que veremos mas calle ( bandas, lowriders, tattoos, etc…) , con braga de por medio se me antoja también que estará, con lo que volverán actores latinos como don Omar o tego calderón, a ver que hacen? espero que sea muy bueno.

Deja un comentario

Get Adobe Flash player
Abrir la barra de herramientas