Oblivion: el batallón de limpieza de Tom Cruise

Oblivion (Joseph Kosinski, 2013)

El secretismo y la expectación levantada alrededor del nuevo filme de Joseph Kosinski (TRON: Legacy) ha convertido Oblivion en una de las películas más esperadas de la temporada. Desde luego, la campaña de márketing en la que Universal se ha enfrascado ha sido más que efectiva. Pero, ¿merece Oblivion todo el hype -autobombo puro- que ha tenido? La respuesta, en mi opinión, es un rotundo no.

El mayor interés de Oblivion reside en la espectacularidad de sus paisajes. Los naturales -gran parte del rodaje tuvo lugar en Islandia, donde se recreó una Manhattan desolada y enterrada tras una guerra con los alienígenas; Los artificiales -el diseño de producción de Darren Gilford, y en concreto la aséptica casa de estrella de Hollywood en la que viven Jack (Tom Cruise) y Victoria (Andrea Riseborough); Y por último los sonoros -la estimulante banda sonora de M83 y Joseph Trapanese, que fusiona tradición orquestal con elementos electrónicos. En general, Oblivion sigue al pie de la letra el manual de la ciencia ficción más minimalista, haciendo fácil la tarea de identificar sus mayores referentes: desde la obvia y confesa inspiración de 2001: una odisea del espacio, hasta la más acertada comparación con (la mucho más interesante) Moon, de Duncan Jones, pasando por el Spielberg de los actos primero y último de A.I. Inteligencia Artificial.

Sin embargo, lo verdaderamente importante, la historia, no está a la altura del acabado técnico. Con un arranque prácticamente calcado al de WALL·E -de la que podía haber aprendido también que a veces es mejor que los personajes no digan nada-, nos sumergimos en un escenario postapocalíptico en el que un hombre -que se autodenomina “limpiador” en cierto momento- se encarga de proteger un rincón de la Tierra del que aun se pueden aprovechar recursos naturales. Como el pequeño y entrañable robot de Pixar -pero mucho menos expresivo- Jack realiza un reconocimiento rutinario cada mañana, supervisado por su compañera Victoria. Dos personajes atrapados en una suerte de bucle temporal. El tiempo es precisamente uno de los principales leit-motifs de la película, que nos plantea una realidad cuyos cimientos se tambalean por los recuerdos de una vida pasada que se empeña en regresar a la mente de Jack -nosotros los vemos a modo de flashback en blanco y negro. Así, Oblivion se adscribe también al sci-fi existencialista que popularizó Matrix, el que cuestiona los límites entre la realidad y la fantasía, y que Kosinski ya practicó en TRON -aunque su discurso se pasase por alto.

Las posibilidades que brinda el género son completamente desaprovechadas en un guion evidente y carente de ambición. Oblivion subestima completamente al espectador al creer que este no predecirá en todo momento sus supuestamente sorprendentes giros argumentales. Lo peor es que la tensión se dilata de tal manera que cuando Kosinski se decide a insertar sus golpes de efecto, ya es demasiado tarde. El aturullado e insatisfactorio desenlace es la prueba final de que la única aspiración de Cruise y Kosinski era construir un festín visual -carne de IMAX– y un vehículo de dignificación y gloria para el dañado actor.

(Las interpretaciones de la película bien merecen un epílogo: Un Cruise temeroso y aburrido, que parece evitar movimientos interpretativos bruscos, no solo porque su personaje se lo pida, sino porque sabe que su imagen pública ha perjudicado su credibilidad como actor; una Olga Kurylenko impávida e inerte -aunque preciosa-, demostrando una vez más que NO es actriz. Y un reparto de secundarios trágicamente desaprovechados: Melissa Leo a través de una pantalla, Nikolaj Coster-Waldau y Zoe Bell con menos personalidad que un Stormtrooper, y Morgan Freeman en el papel más tópico de la película. Solo se salva Riseborough, como diva gélida y zorra celosa de culebrón).

 

Etiquetas: , , , , , , ,

Comentarios (9)

 

  1. Pablo dice:

    Que pena me da tanta película sci-fy para olvidar por culpa del guión.

  2. Jose dice:

    Hola, realmente concuerdo contigo en todo (aunque hay comentarios que ni había pensado en ello – o no había visto las películas como, Wall-E-).

    Que recuerda a MOON es cierto, pero sin las pinceladas de misterio que tanto lo sumergen a uno en MOON.

    Que la película se queda corta y que sobran las palabras de Jack durante el principio de la película también de acuerdo (total luego vuelve a explicar toda la historia cenando…).

    Creo además que recuerda también a la Guerra de las Galaxias y en ocasiones incluso a Alien.

    Y que la película se podía haber armado de forma mucho más inteligente, la verdad es que sí, casi 1 hora donde no pasa absolutamente nada es aburridor por muy lindos que sean los paisajes (a no ser que sea un documental, pero no tiene el ritmo de documental de películas como koyaanisqatsi).

  3. Juan Naranjo dice:

    Pues a mí me ha encantado. Será que no llevaba muchas expectativas, pero me sorprendió muchísimo y me dejó pegado a la butaca todo el metraje.
    Y eso que ni me gusta Cruise, ni me suele gustar la Ciencia Ficción. Ya te digo, para mí ha sido una peli espléndida.

  4. Carlos dice:

    Es muy facil criticar el trabajo de otros, pero no es lo mismo que lo hagan ustedes, para mi punto de vista la pelicula propone una posible situaciòn de la humanidad y te pone a pensar a que estamos dispuestos como “civilización” hacer para evitar catastrofes, evitar guerras nucleares, o invaciones de otro tipo de inteligencias, sin ir mas aya la actución de Tom es impecable transmite esa humanidad que todos necesitamos recordar; lo malo que cuando fallecen los actores ahi si todos los alavan, pero no olviden que de sus peliculas, grandes visionarios en tecnología, arquitectos, diseńadores etc,encuentran inspiracion. EXELENTE PELICULA con lo minimo logra lo máximo, en si la esencia es lo que importa; en espera de comprar el Blu-ray Oblivion 😀 saludos

  5. Antonio Bret dice:

    Fuertecito, te dejo aquí mi reseña, espero que no te importe. Como casi siempre, estoy totalmente de acuerdo contigo. http://elcaminoequivocado.wordpress.com/2013/04/24/oblivion-joseph-kosinski-2013/

  6. Jordi Álvarez dice:

    Que fuerte no había reconocido a Melisa Leo! acabo de ver la peli y aunque no he hecho un análisis tan profundo como el tuyo estoy totalmente contigo en que Moon es muchísimo mejor.

    Un saludo Fuertecito!

  7. Salvador dice:

    Es asfixiante que tan solo emerge una película de ciencia ficción y ya todo mundo se las da de “crítico sabelotododepelículas”.. Por favor… la película y su tema está de pocamadre. Los escenarios están increíbles y la historia es alucinante aunque tenga “pedacitos” de otras. Quieres saber lo que es verdaderamente desechable?? Las películas tipo Bradbury o Asimov que las ves quince veces y no entiendes nada. Que no se te olvide que vas al cine a divertirte, no a cursar la carrera de cineasta.

  8. Juanita dice:

    Al igual que Matrix, no se han preguntado si somos todos unos Jack tratando de vivir en un mundo ilusorio?, que nos han dicho que debemos de vivir de una forma y hay un algo más que no alcanzamos a ver. No sintieron la sensación de que hay algo más en esta Tierra que te obliga a sentir que la película te da luces de que puede estar sucediendo hoy…..y vemos como se consume y grita por dentro y nosotros no alcanzamos a escuchar y seguimos viviendo como si nada…..hasta que nivel nos cuestionamos a nosotros mismos y a nuestras vidas?

  9. Rascalculo dice:

    No permitan que por creerse a cuatro estreñidos mentales se pierdan este buen film! Visualmente impresionantes, el guión más que correcto (quienes opinen lo contrario solo puede ser gente perjudicada de ver tanto Lost) y lo más importante el tono y el clima en el que te introduce … maravillosa …..

Deja un comentario

Get Adobe Flash player
Abrir la barra de herramientas