The Office: Diario de la novena temporada, Parte II

The Office ha regresado después de las vacaciones de Navidad, con el episodio que hace diez esta temporada. Ya queda poco más de la mitad para el gran final. El nivel ha bajado ligeramente en esta segunda tanda de capítulos, pero la serie sigue manteniendo el tipo sorprendentemente en su noveno año en antena. Episodios como el especial de Navidad o eventos como el regreso de Jan nos transportan directamente a la edad dorada de The Office. Veamos los aciertos y los fallos de los episodios 9×06-10:

 

9×06 “The Boat” (08-11-12)

Mi risómetro coloca este episodio de The Office en la parte baja de lo que llevamos de temporada. Eso sí, me he reído mucho con Kevin. Con ese momento en el que salva a Óscar de ser descubierto por Angela y después reconoce que lo que pasaba era que se le había olvidado completamente que estaba liado con el senador. Classic Kevin. Y con el teaser, claramente inspirado en Lilo & Stitch. Por lo demás, más bien desinspirado todo.

Está claro que se han propuesto convertir a Andy en un capullo integral. Si algo le ha caracterizado siempre es su bondad innata, y por mucho que justifiquen su comportamiento con un drama familiar, es impropio de él y me incomoda mucho verlo así. Erin, ven que te abrace yo antes de que lo haga el Nuevo Jim (me he propuesto no aprenderme su nombre).

Vaticino momento lacrimógeno cuando Angela se entere de lo de su marido y Óscar. Ahora nos estamos divirtiendo a su costa, como siempre, pero si la serie sigue por el camino de las primeras temporadas, como hasta ahora, me veo venir el momento en el que poder congelar el fotograma exacto en el que a Angela se le rompe el corazón. Y no me va a gustar.

No ha habido apenas Pam y Jim en este episodio. Raro teniendo en cuenta que hasta ahora la temporada se ha centrado bastante en ellos. Me parece bien. Estoy volviendo a enamorarme de ellos, y no quiero cansarme otra vez antes de que acabe la serie.

La broma de esta semana a Dwight se les ha ido de las manos. Hasta hubo un momento en el que perdí el hilo (porque perdí interés). Lo mejor de esa trama es haber visto a Nellie tan integrada con sus compañeros de trabajo. Y a Pam tan exaltada participando improvisadamente en la broma como Sondra Mick. Bravo Jenna Fischer.

Que Andy no invite a Erin a pasar con ella las tres semanas en el barco ha sido un golpe duro. A Erin no se le hace daño. NO SE LE HACE DAÑO.

 

9×07 “The Whale” (15-11-12)

Después de dos episodios más bien olvidables, The Office vuelve a brillar esta temporada con “The Whale”, en el que aumenta la interacción entre todos los personajes, y todo sigue desprendiendo un halo muy “primeras temporadas”.

Tanto es así que tenemos a Jan de vuelta. ¿Cuán grande es Jan? La ex de Michael Scott regresa más rara y extrema que nunca. Es ley de vida en The Office. A medida que avanza la serie, los personajes excéntricos se sumen en la locura más absoluta, mientras los “normales” permanecen (cuasi)inmunes a ella. La trama de Jan ha quedado abierta, así que la volveremos a ver esta temporada. Espero oírla cantar de nuevo. Pero esta vez en directo.

Como decía, se potencia la interacción entre los trabajadores de Dunder Mifflin más allá de la oficina. Por primera vez en mucho tiempo, Dwight me ha parecido el gran personaje que fue, o que se supone que fue (yo nunca fui fan de Schrute si os digo la verdad). Mostrarlo dispuesto a ser humanizado por Pam y Phyllis me ha ayudado a reconciliarme con él. Y su escena final con Pam, en la que le dice que cuando se haya ligado a la secretaria de Jan se lo contará “porque eres mi amiga, y eres una mujer” me ha emocionado. Y Dwight nunca me emociona. Quizás tenga que ver el hecho de que Pam se esté confirmando como la “amiga” por excelencia. Su relación con Nellie y Dwight es de lo mejorcito de lo que llevamos de temporada.

Y luego están Angela y Oscar. Hasta ahora su trama se había reducido a breves encuentros y desencuentros con el senador, para jugar con la complicidad del espectador que conoce un secreto. Pero al final del episodio, Angela descubre la verdad. Y su rostro es un poema. ¿Habrá drama verdadero en el próximo episodio de The Office?

Toby, Toby, Toby. “Sonría si le gustan las próstatas”. ¿QUÉ es Toby?

Nuevo paso en la inminente ruptura de Andy y Erin y emparejamiento de esta con Nuevo Jim: Nuevo Jim se afeita el bigote porque Erin casi vomita cuando lo ve. A la mierda el cáncer de próstata. Y mientras, Andy se transforma en langosta ante la mirada de disgusto de Erin, que es más o menos la misma que le dedica al bigote de Nuevo Jim. Y yo me pregunto ¿se sorprenderá alguien cuando terminen su relación? ¿Dirá alguien “ah, ¿pero es que estabais juntos?”

 

9×08 “The Target” (29-11-12)

Me gusta cómo después de nueve años, hay amistades y relaciones en The Office que no han sido del todo exploradas. Cuando se tiene un elenco tan amplio y la mayoría de episodios se centran en un puñado de personajes fijos (Jim/Pam, Andy, Dwight), quedan por conocer a todas esas personas aburridas y fascinantes a partes iguales que juegan al Solitario, hacen punto o duermen la siesta detrás de sus mesas.

En este excelente episodio Jim interactúa con Stanley y Phyllis, con una conclusión emotiva: aunque no se lo demuestren a diario, estas dos personas sienten mucho aprecio por Jim y su mujer Pam. Ambos son grandes secundarios, y lo demuestran cada vez que tienen un segundo y medio de pantalla a la semana. Ha sido muy grande ver a Phyllis borracha preguntando si sus manos son sus manos o arrancando una botella de vino decorativa del restaurante. Podríamos decir que estos personajes están desaprovechados, pero para nada sería cierto. Sus presencias están dosificadas de la mejor manera posible.

Y la relación en la que más se profundiza esta semana es por supuesto la de Angela y Oscar. Angela está devastada al descubrir que la persona que creía que era su amigo le ha traicionado de la manera más ruin. Ha sido muy bonito (ya me entendéis) ver a Angela tan enfadada y decepcionada, pero sobre todo ha sido triste, como yo esperaba. Entonces entra Dwight, que confunde aun más a la menuda rubia al recordarle que ella fue la primera adúltera (Dwight, en qué clase de héroe te estás convirtiendo). Hacía tiempo que yo quería un acercamiento de estos dos (Dwight llama “monkey” a Angela mientras la consuela). Es el momento idóneo, ahora que todo está terminando, que se hace necesario el cierre de ciclo y que la serie está recuperando gran parte de su esplendor. La extraña pareja brilla en este episodio. Varios diálogos que me han parecido magníficos dentro de un episodio con un nivel muy bueno en general:

Angela: I don’t know what you’re talking about.
Dwight: Your nostrils tell a different story.

Angela: I feel so stupid.
Dwight: You’re not stupid. Jazz is stupid.
Angela (llorando): Jazz is stupid! I mean, just play the right notes!

Y por supuesto, el final, con los dos personajes interrogando a Toby sobre la homosexualidad (y sin que sus preguntas nos pillen por sorpresa):

Dwight: Where does gayness come from and how is it transmitted?
Angela: What is it called when two men intertwine their penises, like the snakes on the medic-alert bracelet? Is it called “red-vining”? People red-vine?
Dwight: Where are gay men’s vaginas? When two gay men have sex, how do they know whose penis will open up to accept the other person’s penis?

Muchos abrazos y achuchones en este capítulo ♥ Jim a Phyllis y Stanley, Kevin a Pam, Angela y Dwight.

Otros grandes momentos de “The Target”: Los pensamientos negativos de Creed. La bonita conclusión del episodio que nos brinda Pam, cuando se anima por fin a pintar el mural, sin importar lo que piensen los demás (quiero ver a Hide más), y sin miedo a los errores (como harían Creed y Meredith, sus nuevos modelos a imitar).

Es oficial: Erin ya está enamorada hasta las trancas de Nuevo Jim.

Un último diálogo para enmarcar:

Meredith: You couldn’t even poop on a butterfly.
Pam: No, I wouldn’t. And I can’t even relate to that impulse.

 

9×09 “Dwight Christmas” (06-12-12)

Segundo episodio consecutivo de esta temporada de The Office en el que acabo llorando. Desde que Pam se despide de Jim en el taxi, hasta que vuelve y Dwight le da un abrazo, lo he visto todo muy emborronado. Dwight mirando por la ventana enfadado y decepcionado por el padre que deja a su mujer y a su hijo solos el día de Navidad por culpa del trabajo me parecido un detalle precioso. Y no vamos ni por la mitad de la temporada. Cuando llegue el momento de despedir a estos personajes, y cuando llegue la escena en la que Jim y Dwight se demuestren su profundo cariño a pesar de todo, me voy a deshidratar. Qué bien lo que están haciendo con Dwight esta temporada, ¿eh? Y bueno, con todo.

Acercamiento casi definitivo de Erin y Nuevo Jim. El subnormal de Andy ha decidido quedarse más semanas descubriéndose a sí mismo (gracias en parte a Life of Pi), o sea, dejando tirada a Erin más tiempo. Adoro lo bipolar que es Erin, y me encanta (e incomoda) ver cómo habla a Nuevo Jim cuando recibe noticias de Andy. No puede contener la ira y pierde las formas (si es que algunas tuviere). Me parece un rasgo muy auténtico y muy coherente con el personaje.

Pensadlo, este ha sido el último episodio de Navidad de The Office, y el último capítulo festivo. Y sí, ha estado definitivamente a la altura de los mejores. Echaré enormemente de menos estos episodios, el party planning commitee y los piques entre Phyllis, Angela y Pam, Meredith desatada (más de lo normal), el profundo amor de Stanley y Kevin por la comida (el berrinche de Kevin ante la idea de los minicupcakes, genial), y sobre todo el conmovedor empeño de Dwight por imponer sus extrañas tradiciones festivas.

Por último, el beso de Nellie a Toby. ¿Por qué no?

 

9×10 “Lice” (10-01-13)

El primer episodio de The Office después del parón navideño ha sido uno de esos que, a pesar de un par de buenos momentos, es mejor olvidar. Ni las escenas graciosas han sido lo suficientemente graciosas, ni las bonitas lo suficientemente emotivas. Y el problema principal de “Lice” es su argumento principal: los trabajadores de Dunder Mifflin pillan piojos… De acuerdo, da para un par de buenos gags. Meredith y Creed tienen sus momentos de gloria gracias a una trama que les viene al pelo (pun intended). Y Pam protagoniza una escena entrañable de conexión amistosa con Meredith que no llega a tocar tanto como las que ha tenido últimamente con Nellie, pero que está bien igualmente. Lo que está claro es que Pam se está revelando definitivamente como el nexo de unión entre todos los compañeros de la oficina. El corazón de Dunder Mifflin.

¿Soy yo o el teaser de este episodio es el más anodino y estúpido en mucho tiempo? Jim se muerde el labio tres veces. Ya está. En serio, no hay más. Esperaba un chiste o un giro absurdo, pero no, Jim se muerde el labio tres veces. Y no hay más. Hay que esforzarse un poco más, ¿no?

Darryl y Val. ¿Me podrían interesar menos esos dos? NO.

Venga, vale, he decidido aprenderme el nombre de Nuevo Jim. Llamadlo propósito de año nuevo si queréis. Y el caso es que no va a ser difícil después de todo. Es tocayo mío. A lo que iba, Pete se quita la camisa y a Erin se le caen las bragas. Estamos a uno, o como mucho dos episodios del beso. ¿Volverá a tiempo Andy para pillarlos in fraganti?

Mis momentos favoritos de “Lice”: Nellie diciendo que Brandy le ayudó a superar su ruptura, “la cantante, no el licor”; Dwight dejando caer la bomba de gas en la oficina; y este diálogo entre Meredith y Angela: -“Take a picture, it’ll last longer” – “We don’t want it to last longer. It’s horrible”.

Y para terminar, una curiosidad: en la última imagen de los créditos ya no aparece Andy, sino Pam y Jim besándose.

Etiquetas:

Deja un comentario

Get Adobe Flash player
Abrir la barra de herramientas