Anatomía de Grey 9×06 – “Second Opinion”

Qué alegría que por fin saquen a Arizona de la cama y le cambien un poco la cara (hasta hay amago de sonrisa, o algo parecido). No podía aguantar a Agriazona un solo capítulo más. Lo mejor es que el cambio se introduce de la manera más simpática, con Bailey manipulándola como a un niño pequeño (Chandra Wilson dirige el episodio, por cierto, y he comprobado que cuando lo hace parece que su personaje está más relajado y entrañable). Todo muy desenfadado, buenrollista y hasta semi-emocionante (como toda trama de “volver a andar” debe ser).

Pero lo mejor de “Second Opinion” es sin duda ver a Cristina Yang de nuevo en el Seattle Grace Mercy West. Es decir, verla con el uniforme azul marino. Y sobre todo verla junto a Meredith. Este episodio no ha contado con demasiados momentos entre las dos, pero la temporada acaba de comenzar, así que no nos faltarán. Como era de esperar, Medusa tiene competencia, y los interns caen rendidos ante los dictatoriales encantos de Yang, una figura de mando que despierta odio, admiración y pasión entre sus pupilos a lo largo del episodio. La escena en la que les pone nombres de enanitos es Classic Grey al 100% Hacen falta más momentos como ese en la serie.

Por fin la relación entre Jakson y April parece avanzar. Con la declaración de Avery espero que en los próximos episodios esta historia ingrese en una nueva fase, porque empezaba a cansar verlos en la cama y nada más. Está claro que ambos estarán siempre a la sombra de Mer, Cristina y Karev. Nunca se desharán del sambenito de ser los segundones, los que llegaron cuanto estaba ya repartido todo el pastel, pero eso no quiere decir que no se les pueda dar algo de evolución. Son ya tres temporadas en la serie, ya va siendo hora de hacerles sentir como en casa, y de hacer que a nosotros nos interesen algo estos personajes.

Hablando de secundarios. ¿Escenas exclusivamente dedicadas a los nuevos? No, por favor. Esta serie tiene muchos, demasiados personajes. Menos tiempo en pantalla para los novatos, que no son más que un instrumento para las tramas de los nuevos attending, y más presencia de Hunt, Bailey y los de siempre. Para spin-off de Grey’s ya tenemos (o teníamos) Private Practice.

El final de “Second Opinion” nos devuelve el caserón de Meredith, Villa Intern. Me parece un gran acierto volver a habitarlo con Karev (el nuevo propietario), y Cristina, su inquilina. Será interesante ver la dinámica entre estos dos. Karev siempre ha tenido especial afinidad con Meredith (adoro esa amistad), pero nunca ha conectado tan bien con Cristina. A ver qué sale de este experimento. Espero que muchas risas. Echo de menos esos momentos tan Friends de las primeras temporadas. Estos personajes tienen una química increíble y me apetece verlos desayunar en casa, porque esas escenas suelen ser siempre de lo más divertido de la serie. Merdina y Karev 4ever.

Lo peor de este episodio es que es uno de esos que se mueve por inercia, que es igual que otros cien episodios de la serie y que parece que se ha escrito solo, o un mono del señor Burns con una plantilla. Grey’s de manual, vaya. Los pacientes de la semana son el sopor y el agotamiento personificado, como casi siempre. Lección de humildad para los doctores, historia de superación y autoayuda, todo muy Born This Way, todo muy ZzzzZZZZZzzzzz. Entre eso y los novatos, al menos hay 20 minutos desechables en el capítulo.

Por último, me está resultando mucho más interesante de lo que yo esperaba toda la trama de la demanda por el accidente de avión. Creo que están exprimiendo bien las posibilidades y están aprovechando al máximo lo ocurrido para explorar amistades y relaciones entre estos personajes, algunas de ellas algo estancados desde hace tiempo. Ejemplos: Cristina y Owen, y sobre todo en este episodio Callie y Derek. Seguid así.

Un inciso: estoy desarrollando un girl crush muy serio por Avery. ¿Qué me pasa, doctor?

Etiquetas: ,

Comentarios (1)

 

  1. James Cole dice:

    Pues que tienes muy buen gusto, eso es lo que te pasa.

Deja un comentario

Get Adobe Flash player
Abrir la barra de herramientas