Finale Week: Prólogo (Lost)

Ha pasado una semana desde que Perdidos nos despojó a todos de la capacidad de hablar de otra cosa que no fuera el polémico final de la serie. Una semana en la que han quedado muy claras las posturas que han dividido a sus fans. En los últimos artículos que he leído se tiende a simplificar el asunto con una clara dualidad: la perspectiva de los que veían la serie por los misterios y la historia de la isla y la de los que la veían por los personajes. Según la mayoría de críticos, bloggers y fans, si formas parte del primer grupo, el final de la serie te pareció una estafa con toda seguridad. Si por el contrario formas parte del segundo, el último episodio te habrá dejado más que satisfecho. Lo cierto es que esta idea no parece muy equivocada a tenor de las reacciones generales de los fans. Sin embargo, una semana después, y tras un segundo visionado, mantengo mi postura -incluyendo nuevos matices- con respecto a “The End“, y por ello me resulta imposible identificarme con ninguno de los dos grupos.

Se podría decir que yo veía Perdidos principalmente por los personajes -incluso se podría decir que la veía solo por Jack-, pero también por la absorbente historia de la que eran protagonistas, por los continuos juegos propuestos por los guionistas, por el placer de disfrutar de unos guiones ejemplares y la pura diversión que -salvo excepciones- esta serie me ofrecía semana a semana. Y por qué no, debo admitir que veía y disfrutaba la serie porque es sencillamente una de las más importantes -o la que más- de la década, la que más repercusión mediática ha tenido -sobre todo en Internet-, la que ha modificado completamente la manera de construir las series a lo largo de las temporadas y los hábitos en la audiencia. Perdidos es mucho más que una serie de éxito. Es un hito mediático, la piedra de toque de la Tercera Edad Dorada de la televisión. Es por ello que lo que yo básicamente demandaba del final era que despidiera la serie de la misma manera que había transcurrido: con inteligencia y audacia. Por desgracia, como ya sabéis, lo que me encontré fue un final desinspirado y torpe. Estoy harto de tener que leer que a los que no nos gustó el final es porque a) no lo entendimos b) veíamos la serie por el motivo equivocado. En mi caso, ninguna de las opciones es acertada.

Pero sería injusto continuar con la crítica negativa del episodio -sobre todo porque estaría repitiendo review-, por lo que debo reconocer que con el segundo visionado del episodio -con minutos ‘perdidos’ incluidos y en la intimidad más adecuada- “The End” revela un par de aciertos y una nueva perspectiva con respecto a la secuencia final que me acerca peligrosamente al grupo de “personas que veían la serie por los personajes y por eso les gustó el final”. Pero no nos alarmemos innecesariamente. “The End” me sigue pareciendo un fracaso en toda regla.

Lo mejor de “The End” son sus secuencias inicial y final. Los primeros minutos del episodio nos muestran a los principales personajes en las dos realidades. Un hábil montaje de planos breves llenos de emoción contenida, miradas repletas de palabras ahogadas y paz necesaria, una elocuente manera de presentarnos el desenlace de nuestros personajes después de seis años de grandilocuencia y complejidad narrativa. Todo acompañado de una variación de la pieza musical más reconocible de la serie. Precioso. Lo que viene a continuación es… nada. Eso es, una nada muy grande que ya analicé aquí. Para mí, el episodio vuelve a transcurrir entre la indiferencia más desapasionada, la indignación ante la falta de calidad y el enfado por la ausencia de esfuerzo alguno por parte de los guionistas. Al menos hasta que llegamos con Jack a la iglesia y nos encontramos con su padre. Es entonces cuando el episodio toma un cariz que en un primer visionado no logré apreciar. Las palabras de Christian Shephard clausuran la historia de estos personajes que tras vivir las experiencias que definirían sus vidas, se reunen en un lugar creado por ellos más allá de la muerte. He sido capaz de restar importancia a la simplona idea de los conceptos religiosos del purgatorio y el cielo como desenlace narrativo -de la sexta temporada, no de la serie, atención- y disfrutar de lo que pretende transmitir al fin y al cabo: la importancia que estos personajes han ejercido mutuamente en sus vidas -aunque nadie se cree lo de Sayid y Shannon. No es que no entendiese el final a la primera -estar en ese ‘saco’ con la señorita de gafas de Cuatro sería tan horrible-, sino que el impacto provocado por el momento de inflexión que nos llevó al desenlace me impidió ser capaz de sentir cualquier emoción que no fuera indignación. Debo reconocer que la segunda vez que vi a los personajes reunirse en la iglesia, sentí una congoja absoluta.

Si hace unos años nos hubieran dicho que la conclusión de Perdidos hablaría de la importancia que tienen las personas que conocemos a lo largo de nuestra vida, y cómo algunas permanecerán con nosotros para siempre, nos habríamos reído de ellos y le habríamos dicho “perdona, ¿y entonces qué tiene que ver el oso polar con todo eso?” Pero así es. Lo que en un principio me hizo montar en cólera ahora me parece una bonita idea, a pesar de su aleatoriedad. Y sin embargo, esto supone solo un pequeño consuelo. Al final, “The End” no me ofreció lo que yo quería. Me he quejado incesantemente de las continuas exigencias de los espectadores a los guionistas, y no me he dado cuenta de que yo les demandaba algo que ha resultado ser mucho más difícil de dar de lo que parecía: calidad.

Con esta entrada inauguro la Finale Week. Como imaginaréis, a lo largo de estos días comentaré los finales de temporada de las series que sigo al día, porque aunque parezca mentira, hay otras series que merecen algo de atención estos días. En concreto, hay un final de temporada que eclipsa por completo al final de Perdidos, uno que a pesar de no haber desatado tantos comentarios por mi parte, resuena con más fuerza que Lost en mi cabeza. Para saberlo, visitad ‘El Fuerte’ a menudo esta semana. Gracias por leer 🙂

Etiquetas: ,

Comentarios (11)

 

  1. raul dice:

    el de grey´s segurísimo.

  2. Jane dice:

    Bueno, me alegro de que con tu segundo visionado hayas tenido un poquito más de emoción… Creo que voy a dejar mi comentario más detallado para cuando haya hecho el segundo visionado…

  3. Jane dice:

    o el de DH… para que podamos despotricar juntitos en público ^_^

  4. Bertoff dice:

    fíjate que hace ya unos días, prácticamente 24 horas después de The End, me prometí que no volvería a leer ni una de las reviews que se escribieran sobre esto pero ya sabes que a ti no soy capaz de negarte así que aquí me tienes. Decirte nada nuevo.. que respeto a los que no les ha gustado el final de Lost (siempre y cuando lo hayan entendido xD), eso no cambia que a mi me haya emocionado y encantado a partes iguales. Mi parte favorita sigue siendo el momento en que Sun y Jin "recuerda" ante la atónita mirada de Juliet!! ainss que emoción!! Oye, ahora no recuerdo pero se que hemos hablado sobre esto ya en alguna ocasión pero.. a ti te gusto el final de Will&Grace?? fue completamente atípico saltándose por completo la formula que la serie había seguido durante sus 8 temporadas pero eso no evito que yo me pasara llorando a moco tendido los 40 minutos que duró…En fin, sea como fuera Lost ya es culto de la década de los 00 como ya lo fue Twin Peaks en los 90 y eso es innegable!xo xo

  5. Bertoff dice:

    Pd: Espero que comentes también la finale de DH!! jujuju

  6. Pedro Fuertecito dice:

    Claro que comentaré DH ;)Mira lo que me pareció el final de W&G hace años cuando lo vi:http://www.fotolog.com/fuertecito/16091899

  7. Anonymous dice:

    Respeto tu opinión, pero para nada la comparto. Desde el minuto 1 de ese The End no dejé de emocionarme! no se trata de entender o no entender el final… se trata de sensaciones! y a mí me hizo sentir! Lost tiene el final perfecto! que se puede mejorar! por supuesto, todo en la vida se puede mejorar! pero que necesita mejorar!! no. Pero como he dicho, respeto tu opinión… para gustos, colores!Un saludo!

  8. devilniced dice:

    sabeis que yo soy de los que les gustó de primeras y les sigue gustando y emocionando.Respecto a la serie misteriosa que no quieres desvelar: es Grey. LLoré como un sueco sin ikea durante las dos horas

  9. Pocoyó dice:

    Final de Grey's YA!Y de verdad vas a hablar de HIMYM? Qué desperdicio xD

  10. Alicia dice:

    Finale de 1, 2 y 3×01 de Mad Men? No cuela, no?

  11. alezheia dice:

    habéis oído el "perdidos" de iván ferreiro? tengo entendido por una entrevista, que va por John Locke.

Deja un comentario

Get Adobe Flash player
Abrir la barra de herramientas