The Office 6.17-20

La sexta temporada de The Office es oficialmente la más irregular de lo que llevamos de serie. Y para muestra, estos cuatro episodios. Los dos primeros, estrenados la misma noche como episodio de doble duración y centrados en el nacimiento de la hija de Jim y Pam, son de lo mejorcito de la temporada. Los dos siguientes, son de lo peor.

Las dos partes de “The Delivery” nos devuelven dos elementos característicos de las primeras temporadas de la serie. De un lado, tenemos al Michael intrusivo que vive en primera persona los acontecimientos que rodean al parto. Y por otro, “la pareja” de The Office recupera el encanto adorable de las primeras temporadas. A mí, los Jim y Pam antipáticos, condescendientes y superiores de estas últimas temporadas también me encantan, porque siguen siendo ellos, siguen siendo monos y también porque de vez en cuando se llevan un palo precisamente por ser los más cuerdos y hacerlo ver a los demás. Aún así, a ratos echo de menos lo que un día fueron.

Destacando de la primera parte del episodio a Michael y de la segunda a Jim y Pam, ya con la niña en sus vidas, los mejores momentos del episodio está protagonizados por estos tres:

Jim (y Michael) consolando a Pam porque detrás de su deseo de esperar a las 0:00 para ingresar en el hospital y ahorrar gastos se oculta el terror absoluto de una madre primeriza. Michael hace de mono de repetición de las palabras tranquilizadoras de Jim. Para comérselo.


Michael llevando a la pareja al hospital. Miradlo. No hay nada que añadir, ¿verdad?


Michael después de asistir por sorpresa al parto.


Michael, minutos después, tras oír el primer llanto de la niña.


Y por supuesto, Michael con la niña en brazos. :_)


En la segunda parte, como ya he dicho, Jim y Pam se llevan el protagonismo, y las mejores escenas:

La estrategia de Jim para lactar y que la niña se “enganche”.


Jim, tras el fracaso de su estrategia, observa cómo el especialista en lactancia masajea los pechos de su mujer.


Y sobre todo, las caras de Jim y Pam después de comprobar que la niña que por fin consigue engancharse y beber la leche no es la suya, sino la de la compañera de habitación.


Como ya sabéis, la media de gags buenos por episodio protagonizados por el amplio reparto de secundarios es muy alta. “The Delivery” no es una excepción, pero son los protagonistas los que más brillan en este episodio especial.

Y lo que viene después, los episodios 6.19, “St. Patrick’s Day” y 6.20, “New Leads” son lo que los anglosajones llaman un lackluster. Dos episodios repletos de bromas facilonas que se limitan a repetir chascarrillos típicos de los personajes, pero sin gracia. Dwight y Jim y el Megadesk es el mejor ejemplo de esto.

Por otro lado, los adorables Erin y Andy se acercan peligrosamente a un punto bizarro de no retorno. Espero que estos dos no se conviertan en una pareja vacía, un mero exponente sin más del (esencial y muy presente) elemento marciano de la serie. Aún así, creo que siento un amor incondicional hacia ellos. Ya veremos qué pasa.

“New Leads” no es tan flojo como “St. Patrick’s Day”. El enfrentamiento entre vendedores y el resto de la plantilla da mucho juego. Es justo lo que se espera una trama de este tipo en The Office. Y la resolución del conflicto es muy divertida. Sin embargo, el episodio pierde mucho por varias cosas:

Dwight. Lo siento, me agotas.


Bromas muy perezosas, como Meredith dispuesta a desnudarse en la oficina, aunque no haga falta.


Y el vertedero.


Terminaré con un tópico: a pesar de todo esto, un episodio malo (o dos) de The Office sigue siendo mucho mejor que cualquier episodio de casi cualquier comedia hoy en día en televisión.

Etiquetas: , , , , ,

Comentarios (2)

 

  1. Pocoyó dice:

    Venga, vengo a llevarte la contraria y comentar cosas.1. No son tan malos los dos capítulos esos. Ha habido cosas más aburridas en esta temporada.2. Has simplificado mucho a Jim y Pam llamándoles "antipáticos, condescendientes y superiores".3. Supongo que tú también te esperabas que el bebé que consiguen que mame no era su hija, ¿no?4. Megadesk mola. A mí me moló mucho cuando lo vi, y ahora que te metes con ella, me mola aún más.5. Dwight sigue molando.6. Tienes razón con la broma de Meredith, era muy gratuita y muy "demasiado".7. Vertedero interior.

  2. Pedro Fuertecito dice:

    1. Ya estás tú "simplificándome" a mí. No sé si ha habido cosas más aburridas. De todos modos, yo no he dicho que "The Delivery" sea el más divertido y los otros los menos divertidos. He dicho, textualmente, "de lo mejorcito" y "de lo peor". Ahí, en ese terreno ambigüo me he metido, para evitar precisamente que nadie interpretase que estaba hablando en términos absolutos. Como hago normalmente, sí.2. He simplificado a Jim y Pam en una frase, o en un párrafo, sí. No quiere decir que sean "solo" eso, o que yo lo crea. De todos modos, pones un par de adjetivos más, y ya está. No es difícil describir a los personajes de esta serie "simplificándolos" con unos cuantos calificativos. Y eso no quiere decir que sean malos, o simples.3. No me esperaba lo del bebé. Tampoco fue una sorpresa. No sé, no fue un gag especialmente inteligente o bueno, pero me hizo mucha gracia la cara de los dos. Me parecieron muy monos.4. Megadesk NO mola. Es una m¡erda.5. Dwight es un cansino de la vida. Como tú.6. Sí.7. Sí.

Deja un comentario

Get Adobe Flash player
Abrir la barra de herramientas