Patty te mira de reojo

Después de un fin de semana casi maratoniano para acabar la segunda temporada de Damages y poder empezar con la tercera y seguirla al ritmo EEUU, puedo decir que llevo a Patty Hewes y a Ellen Parsons debajo de la piel. La segunda temporada es más confusa que la primera, toca muchos palos y se le va un poco todo de las manos, pero acaba, como la anterior, con una recta final de vértigo. Los guionistas de esta serie se merecen todos los premios del mundo. Llegar al último episodio y que en gran medida esté formado por una reconstrucción de lo que hemos visto en los doce anteriores a modo de flash-forward completamente desfragmentado, y que aún así lo veamos todo como si nos lo estuvieran enseñando la primera vez, es de ovación en pie y reverencias infinitas. Bravo por los Kessler.

A pesar de que el guión de esta serie por sí solo ya es motivo de admiración, Damages no sería lo mismo sin Glenn Close y esa plantilla de secundarios de lujo. No solo la reputación de los actores que participan en la segunda temporada contribuye al carisma de sus personajes, sino que de nuevo, las caracterizaciones de guión son para quitarse el sombrero. Y eso se demuestra de nuevo en los dos primeros episodios de la tercera temporada. Ya estamos completamente inmersos en la trama familiar de los Tobin, y como no podía ser menos, todos los miembros de esta familia resultan interesantes, enigmáticos y poderosamente caracterizados (especialmente el hijo, Joe Tobin). La tensión dramática que desprende cada escena de esta serie es uno de sus puntos fuertes. No hablo solo de los enervantes encuentros entre Patty y Ellen, sino que todos los secundarios ponen de su parte para crear una sensación continua de tensión y pre-clímax que hacen de Damages un visionado casi de infarto.

Estoy deseando asistir al desarrollo de esta temporada, y ver adónde nos llevan los guionistas con esta nueva historia, este gran peliculón de trece horas, en el que ahora más que nunca, los protagonistas están más implicados, y las relaciones más intrincadas. Damages en vena, por favor.

Etiquetas: , , , ,

Deja un comentario

Get Adobe Flash player
Abrir la barra de herramientas